Pasar al contenido principal

El negocio de los perros con pedigrí en ocasiones esconde una cría fraudulenta y un millonario negocio que poco tiene que ver con el bienestar del animal

  • El precio de los perros con pedigrí ha alcanzado nuevas cotas, tanto en su cifra de venta como en la demanda.
  • Solo en las exposiciones caninas más populares, puedes conocer de primera mano los precios que puede llegar a alcanzar ciertas razas de canes y cuánto se pueden llegar a gastar los cuidadores.
  • Pero esto también depende de las modas, pudiendo llegar a beneficiar o perjudicar a ciertas razas (afectando incluso a su bienestar). 

Esta es la transcripción del vídeo. 

¿Cuánto te gustan los perros? ¿Lo suficiente como para gastarte 1,9 millones en uno. ¿Ese es el precio por el que se vendió un mastín tibetano en 2014. La cría de canes es un mundo complicado y a veces un poco turbio, pero para las personas verdaderamente implicadas, es una obsesión para toda una vida. Entonces, ¿por qué son tan caros los perros con pedigrí? ¿Y qué es lo que hace que unos cuesten más que otros?

Esto es un Cruft. Cada año, más de 21.000 perros de 43 países compiten entre sí, y es aquí donde se pueden ver algunos de los perros más caros del mundo: akitas, chow chows, Löwchens y samoyedos.

Avis Haffenden: He tenido samoyedos durante más de 30 años, y no querría tener ninguna otra raza. No hay nada como ellos. Son los perros más alegros que podrías tener, traviesos pero muy agradables de cuidar. Tienen algunos hábitos y rasgos interesantes, como ladrar y cavar, pero pueden dejar de hacerlo si paran a una edad temprana. Con todo el pelaje que tienen, necesitan mucha higiene. Te recomiendo peinar el pelaje 10 minutos al día, aunque suelen mudar una o dos veces al año.

Narrador: Un pedigrí es la prueba del linaje de un perro. Es un árbol genealógico que muestra a los padres, a los abuelos e incluso bisabuelos de cada perro registrado. Tener padres sanos que ya hayan competido en exposiciones o pruebas puede aumentar drásticamente el precio del perro, y este linaje se toma muy en serio. 

Algunos de los propietarios incluso hacen analizar el ADN de sus perros para garantizar que son de raza pura. Una vez que pagados los 10.000 dólares por un perro de pura raza, puede ser costoso cuidarlos. Las facturas de los veterinarios para los perros de raza pura pueden ser más altas, y ciertas razas tienen muchas más posibilidades de padecer algunas afecciones. Los samoyedos, por ejemplo, pueden tener problemas de diabetes, pérdida de la visión, problemas cardíacos e incluso displasia de cadera.

Leer más: 15 divertidísimas fotos de perros tomadas en el momento perfecto

Los criadores también invertirán en mascotas con pedigrí para acuerdos de patrocinio y premios en metálico en exposiciones internacionales, lo que aumentará aún más su demanda y su precio. Los perros con ciertos temperamentos, con complexiones o características que lo hagan mejor en las exposiciones, pueden costar mucho más y si tienes un perro de pedigrí masculino, hay mucho dinero que poder ganar, ya que los perros campeones pueden llegar a cobrar como sementales cifras de hasta 1.000 dólares.

La herencia de cada raza también juega un papel importante. 

Caroline Kisok: Mucha gente está interesada en la historia de las razas y tiene mucho que ver con la forma en la que las razas se comportan. Si tienes un perro que siempre ha enjaulado ovejas, tendrás un perro que tienda a rodear a la familia. Hay algunos instintos que hemos metido en los perros a lo largo de generaciones que tienden a salir ahora. Así que si tienes un perro que siempre ha sido criado para ser un compañero, algo así como lo es el pekinés o alguna de esas razas de perros miniatura, entonces, naturalmente acabarán siendo buenos compañeros porque para eso fueron criados.

Narrador: La cría también puede salvar a las razas de perros más vulnerables.  Los Löwchen, una pequeña raza con un valor de hasta 10.000 dólares, han existido desde aproximadamente 1442, pero en 1944 eran extremadamente raros. La criadora, Madame Bennert, los trajo de vuelta de los albores de la extinción, y en 1972 se formó el Club Löwchen de América. Sin embargo, es comprensible que ahora haya menos de ellos, lo que significa que pueden ser más caros que otras razas.

Pero al mismo tiempo que se salvan algunas razas, el mercado de los propietarios puede ponerlas en peligro. Se informó en 2018 que miles de mastines tibetanos estaban siendo abandonados en China. Llegaron a ser los perros más buscados del mundo, con precios de hasta 1,9 millones de dólares y eran apreciados por su rareza y estatus, colapsando totalmente la demanda. De repente, los perros no valían nada, y muchos incluso fueron sacrificados por su carne o su piel. 

Cat Wood: Si una raza se populariza, entonces los criadores pueden cobrar mucho más y obviamente hay muchos criadores y muy buenos que se preocupan mucho por sus animales y los están criando lo mejor que pueden, pero si no son capaces de conseguir los suficientes cachorros para la demanda, entonces es cuando entran los criadores sin escrúpulos. Y, desafortunadamente, pueden llegar a ganar un montón de dinero, a costa del poco bienestar para las perras y los cachorros, y tristemente vemos esto en la RSPCA. Los inspectores se topan con granjas de cachorros, y es bastante horrible, pero pueden llegar ganar muchísimo dinero con ello. 

Narrador: Estos repentinos auges de popularidad para ciertas especies aumentan el precio, y lo que está de moda o es fotogénico juega un papel importante. Instagram está inundado de mastines tibetanos, huskies, shiba inus, chow chows y akitas, a menudo criados para acentuar sus rasgos más característicos.

Cat Wood: Creo que muchos de los perros de cara plana, los que no tienen nariz, los braquicéfalos son muy bonitos, así que se ven en todas las redes sociales. Y las estrellas y los demás tienen esta clase de perros, así que la gente lo que quiere es tenerlos también. No hay duda de que cada vez los vemos más. Pero han sido criados hasta tal punto que ellos sufren tantas cosas, podría hablaros de lo mal que están sus vías respiratorias, sus lenguas son demasiado grandes; sus paladares blandos o también demasiado grandes. Es la cría extrema lo que vemos, y algunos de estos animales morirán.

Narrador: Independientemente de lo que pienses de los perros de caza, la demanda y el precio están creciendo, con un aumento del 7% en el número de cachorros registrados en el Reino Unido en 2017.

Y además