Un responsable de Tesla revela los planes de la compañía para los próximos 5 años

Un Tesla Model 3.

David Zalubowski/AP

Martin Viecha, un ejecutivo de Tesla, fue invitado por Goldman Sachs a una exclusiva conferencia. En ella, explicó los planes de la compañía estadounidense paralos próximos 5 años, como las tendencias y métricas más importantes, si se puede esperar un vehículo eléctrico más barato, su servicio de robotaxis y otros productos. 

Goldman Sachs decidió invitar a Viecha a la conferencia celebrada el pasado lunes en San Francisco al ser el director de relación con inversores de Tesla. Uno de los asistentes reveló a Business Insider todos los detalles sobre la empresa liderada por Elon Musk que ofreció este directivo. 

El ejecutivo comenzó centrándose en 2 temas fundamentales para Tesla y el sector de los vehículos eléctricos en los próximos 5 años: el suministro y la tecnología de las baterías y el coste de fabricación de los vehículos. 

El directivo afirmó que el sector acabará creciendo tan rápido como el suministro de baterías. Esto afectará a áreas como la construcción de celdas y paquetes de baterías, pero también al diseño de las mismas y a la extracción y refinado de litio, níquel y otras materias primas. 

'Una tercera revolución en la fabricación de automóviles'

Viecha subrayó que el coste de fabricación por vehículo es la cifra más importante que hay que vigilar en los próximos años, ya que es el determinante final de cuántos coches pueden fabricar las empresas y de su tamaño. 

En 2017, a Tesla le costaba 84.000 dólares fabricar cada coche. Esa cifra ha descendido hasta los 36.000 dólares por vehículo en los últimos trimestres. Sin embargo, este ahorro no ha venido de tecnologías que abaraten la producción de las baterías. En cambio, Tesla se benefició de un mejor diseño de los vehículos para facilitar al máximo su fabricación y de un nuevo diseño de las fábricas. 

"La primera fábrica de Tesla en Fremont, California, cerca de Silicon Valley, no es un buen lugar para construir coches", afirma Viecha, señalando que hay lugares más baratos, como Shanghái y Berlín. Tesla tiene dos nuevas fábricas en esos lugares, además de otra en Austin (Texas). 

La empresa quiere seguir esta trayectoria, ampliando los límites de lo que cuesta producir un vehículo eléctrico. La fábrica de Fremont representa aproximadamente la mitad de la producción de Tesla. A medida que las nuevas instalaciones produzcan más coches, podrán fabricar cada vehículo por menos de 36.000 dólares, lo que debería ser bueno para la rentabilidad de Tesla, según expone Viecha. 

Durante los 120 años de existencia de la industria del automóvil, solo ha habido dos grandes revoluciones en la fabricación. Una fue el Model T de Ford y la otra el enfoque de producción más barato de Toyota en la década de 1970. 

"La arquitectura de los vehículos eléctricos es tan diferente del motor de combustión interna que permite una tercera revolución en la fabricación de automóviles", señala Viecha. 

 

¿Un Tesla más barato?

Otro de los temas de los que Viecha habló fue de la posibilidad de que Tesla ponga en venta un vehículo eléctrico más barato que los actuales. Según el directivo, la compañía quiere ofrecer uno más asequible. 

"Si una empresa quiere ser un fabricante de automóviles de gran volumen, necesita una amplia cartera, y Tesla necesita una oferta más barata antes de que salga su servicio de robotaxi operado por la empresa", puntualiza.

Además, Viecha subraya que la alta demanda que han tenido los Tesla Model 3 y Model Y va a hacer que la marca automovilística no necesite sacar un nuevo modelo pronto.

"El Model Y se convertirá el año que viene en el vehículo más vendido de todos los tiempos en el mundo", afirma el ejecutivo, al tiempo que señala que eso incluye los elevados costes de la fábrica de Fremont y el casi nulo leasing. "Esta es una importante palanca de ventas que nunca hemos tocado, pero en el futuro podríamos impulsar la demanda de otras maneras", apunta Viecha.

El futuro del software de conducción autónoma de Tesla

Otro de los puntos de la conferencia fue el servicio de software de conducción autónoma de Tesla, también conocido como FSD. Viecha explicó que el FSD "supervisado", en el que pueden intervenir los conductores y el software, está siendo utilizado en las calles de las ciudades estadounidenses por unas 100.000 personas.

Basándose en los datos que ve Tesla, el FSD supervisado podría extenderse a toda la flota de Tesla en EEUU a finales de este año. Al tratarse de una autonomía todavía supervisada, los conductores deben prestar atención a la conducción, ya que si no se arriesgan a perder el acceso al servicio. 

"A medida que Tesla recopile más datos de las intervenciones, abordará los problemas y lanzará actualizaciones de software para mejorar el sistema. Este proceso iterativo llevará a Tesla a la plena autonomía", explica. 

"Creemos profundamente que la recopilación masiva de datos y la IA es la única manera de resolver la autonomía generalizada", añade Viecha. "Ese es el camino que estamos tomando".

El ejecutivo describió el Model X y el S como la primera generación de la plataforma de Tesla. El Model 3 y el Y son la segunda generación. Por lo tanto, la plataforma robotaxi es la tercera generación.

Otros artículos interesantes:

Elon Musk intenta cancelar de nuevo la compra de Twitter: esta vez por la indemnización millonaria a su exjefe de seguridad

Precio de Tesla: cuánto cuesta cada modelo de Tesla en España

Así es el Tesla Model Y 'barato' que ya se puede comprar en España por menos de 50.000 euros con las ayudas de Tesla y el Plan Moves

Te recomendamos