Pasar al contenido principal

El presidente del Parlamento británico impide la votación del nuevo acuerdo para el Brexit, en un nuevo golpe para Boris Johnson

John Bercow, presidente del Parlamento británico.
John Bercow, presidente del Parlamento británico. Reuters
  • La propuesta de Boris Johnson para retrasar el Brexit ha fracasado.
  • El presidente de la Cámara de los Comunes del Reino Unido ha dictaminado que no se puede llevar a cabo una votación sobre si aprobar su acuerdo sobre el Brexit, después de que una propuesta similar fuera vetada el sábado.
  • Johnson debe ahora presentar la ley del Brexit para buscar la ratificación de su acuerdo antes del 31 de octubre.
  • Se enfrentará a los renovados intentos de los disputados opuestos al Brexit para intentar deshacer la frágil coalición de apoyo que tienen ahora mismo los conservadores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, ha bloqueado el intento de Boris Johnson de celebrar una votación sobre su acuerdo del Brexit y evitar retrasar la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Bercow ha informado a la Cámara de los Comunes que Johnson no podría celebrar una segunda votación sobre su acuerdo sobre el Brexit, después de que se bloqueara una oferta similar el sábado, porque no se permite que el gobierno celebre dos votaciones sobre la misma cuestión en la misma sesión del parlamento.

"La moción de hoy es en esencia la misma que la del sábado y la Cámara ya ha decidido sobre la cuestión", ha explicado a los diputados.

Leer más: Boris Johnson aseguró que el Brexit se produciría "sí o sí" el 31 de octubre: esto es lo que se sabe sobre si podrá mantener su promesa

Todo esto hace que las posibilidades de que Johnson pueda cumplir con su promesa de sacar a Reino Unido de la Unión Europea antes de Halloween sean significativamente menores, ya que ahora tendrá que aprobar primero la legislación necesaria para promulgar su acuerdo sobre el Brexit a través del Parlamento antes de obtener la aprobación de la Cámara.

Mira cómo Bercow ha bloqueado el intento de Johnson de aprobar su acuerdo

Si no se consigue esta aprobación, es probable que la UE acepte la petición de Johnson, realizada el sábado, de retrasar el Brexit hasta el año que viene.

"Las circunstancias de hoy son en esencia las mismas que las del sábado", ha argumentado Bercow. "La moción no será debatida hoy porque sería repetitivo y perturbador hacerlo".

Un portavoz del primer ministro ha acusado a Bercow de intentar bloquear el Brexit.

"Estamos decepcionados de que el presidente del Parlamento se haya negado una vez más a darnos la oportunidad de cumplir con la voluntad del pueblo", dijo el portavoz durante una rueda de prensa a la que ha asistido Business Insider.

¿Puede todavía Boris Johnson cumplir su promesa de que haya Brexit el 31 de octubre?

Boris Johnson
Boris Johnson UK Parliament

Tendría que acudir a la Cámara de los Lores, que probablemente enmendaría aún más el proyecto de ley. Incluso con viento favorable, atar todo el proceso antes del 31 de octubre parece increíblemente difícil.

Sin embargo, no es imposible y el martes, el gobierno presentará dos votaciones que pondrán en marcha el proceso.

El primer voto crítico será la segunda lectura del proyecto de ley sobre el acuerdo de retirada. Se pedirá a los diputados que dejen que la legislación Brexit pase a la siguiente etapa de su camino para convertirse en ley. Tal como están las cosas, parece que tiene muchas posibilidades de tener éxito, aunque sólo sea por una pequeña mayoría.

El peligro para Johnson estará en lo que suceda después.

Leer más: Aquí están las respuestas a todas esas preguntas que te haces sobre el Brexit pero no te atreves a preguntar

Los diputados tendrán la oportunidad de debatir primero la "moción de programa" para las siguientes etapas del proyecto de ley. Esto establecerá el calendario de la legislación y existe la posibilidad de que el parlamento decida que quiere más tiempo para considerar el proyecto de ley de lo que les permite la fecha límite del 31 de octubre. Si lo hacen, entonces Johnson podría decidir que el parlamento está decidido a bloquear el Brexit y en su lugar aceptar una prórroga de la UE y volver a intentar convocar elecciones generales.

Sin embargo, suponiendo que se apruebe el calendario del gobierno, entonces los diputados pasarán a debatir el fondo del proyecto de ley.

Aquí es donde las cosas se pueden poner difíciles para ellos. Entre las posibles enmiendas al proyecto de ley sobre el Brexit se encuentra un llamamiento al Gobierno para que se comprometa a mantener las actuales relaciones aduaneras con la UE, o para que celebre un segundo referéndum sobre Brexit.

Si se aprueba la votación sobre una unión aduanera, el proyecto de ley podría, en teoría, continuar a través del parlamento. Sin embargo, Johnson se arriesgaría a perder el apoyo de sus propios diputados para el acuerdo si esto sucediera.

La segunda posibilidad es que los diputados sólo apoyen el acuerdo si Johnson acepta celebrar un segundo referéndum público para decidir si lo aprueba o no. Si esto ocurriera, el acuerdo de Johnson tendría que ser fundamentalmente renegociado y probablemente lo abandonaría por completo e intentaría forzar unas elecciones generales.

Y además