Pasar al contenido principal

Por qué el acuerdo del Brexit que acaba de anunciar la UE podría volver a fracasar, como ya sucedió en mayo

Dos manifestantes proeuropeas protestan contra el Brexit ante el Parlamento británico
Reuters

Tras varias semanas de negociaciones de emergencia entre representantes de la Unión Europea y de Reino Unido, al fin hay un nuevo acuerdo sobre el Brexit. Así lo acaba de anunciar el presidente del Consejo Europeo, Jean-Claude Juncker, a través de su cuenta de Twitter, señalando que es un acuerdo "justo y equilibrado y es un testimonio de nuestro compromiso en la búsqueda de soluciones".

Juncker ha recomendado además a los líderes comunitarios que den su apoyo a este acuerdo, un requisito necesario para que entre en vigor. De hecho, además de conseguir el respaldo de los otros 27 países de la UE, el texto acordado este jueves por los negociadores europeos y británicos también tiene que ser aprobado en el Parlamento de Londres, algo que, a día de hoy, no parece factible.

Leer más: Qué tiene que pasar exactamente en las próximas 24 horas para que haya un acuerdo sobre el Brexit

Precisamente, el paso del acuerdo del Brexit por Westminster ya supuso un grave problema para la anterior primera ministra, Theresa May, que dimitió de su cargo en junio después de que el Parlamento británico rechazase hasta en 3 ocasiones el acuerdo al que llegó su gobierno con las instituciones europeas.

Ahora, su sucesor Boris Johnson se enfrenta a una situación muy similar, aunque todavía más apremiado por el calendario del Brexit. Así, su socio de gobierno, el Partido Demócrata Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, han anunciado que no pueden apoyar el actual acuerdo, al igual que rechazó el de Theresa May, dado que aseguran que hay 3 elementos clave en el texto que hacen imposible su respaldo

"No podríamos apoyar lo que se está planteando sobre cuestiones aduaneras y de consentimiento, y hay falta de claridad sobre el IVA", aseguran la líder del partido unionista Arlene Foster y su número 2 Nigel Dodds. "Continuaremos trabajando con el Gobierno para tratar de lograr un acuerdo razonable que funcione para Irlanda del Norte y que proteja la integridad económica y constitucional de Reino Unido".

Sin embargo, una fuente de alto nivel cercana al Gobierno británico ha asegurado esta mañana a Politico que "el acuerdo es bueno para Irlanda del Norte". Este sábado, hay prevista una sesión de urgencia en el Parlamento británico en la que se votará su respaldo al acuerdo y, por el momento, no está claro si Johnson cuenta con los apoyos suficientes para lograrlo, tras sus múltiples derrotas parlamentarias.

Leer más: Escasez de combustible, negocios en quiebra y disturbios: un documento secreto del Gobierno británico prevé el caos si se produce un Brexit sin acuerdo

Además del rechazo de los unionistas, que cuentan con 10 diputados, el primer ministro británico no puede asegurar que cuente con el respaldo de los 289 parlamentarios de su partido, el conservador. Si el DUP persiste en su negativa, Johnson necesitaría del voto de varias decenas de los 262 diputados del principal partido de la oposición, el laborista, dado que el resto de partidos se oponen totalmente al Brexit.

Desde la UE, su jefe negociador para el Brexit, Michel Barnier, ha asegurado esta mañana que Boris Johnson cree que conseguirá convencer al Parlamento británico para que apoye el acuerdo, en una rueda de prensa en Bruselas recogida por The GuardianBarnier ha asegurado que el DUP ha perdido la capacidad de veto, ya que la asamblea autonómica norirlandesa no votará si se aplica o no en su territorio.

Barnier, que ya había avanzado que esta semana se podría cerrar un acuerdo, ha asegurado que "hay tiempo" para aprobar el acuerdo sin necesidad de que Reino Unido pida otra prórroga para el Brexit, por lo que la fecha de salida del 31 de octubre parece mantenerse. También ha reiterado que el periodo de transición tras el Brexit concluirá a finales de 2020, como estaba inicialmente previsto.

Y además