Pasar al contenido principal

Por qué el problema de Apple con los adaptadores no se está solucionando

  • Apple eliminó el jack de audio de sus iPhone y comenzó a incorporar el USB-C en sus MacBook.
  • No puedes conectar ciertos iPhones en según qué tipos de MacBook sin echar mano de un adaptador que sirva de puente entre conectores.
  • Apple ofrece alrededor de 20 tipos diferentes de adaptadores.

Esta es la transcripción del video.

Apple tiene un problema con los adaptadores. El MacBook Pro, el MacBook Air, el iPhone y el iPad ya utilizan dos tipos diferentes de puertos. ¿Os acordáis del de 30 pines? Ahora tenemos el Lightning. ¿Recordáis el USB-A? Eso también se acabó. Y, por supuesto, está el jack de los auriculares. Y, a menos que estés usando el Mac Mini o un iMac, si quieres conectar algo que no sea un USB-C o Lightning, no vas a tener suerte. Necesitas el adaptador.

En 2018, los productos más vendidos de Apple en Best Buy fueron los AirPods y el adaptador de Lightning a minijack. Ambos productos existen porque Apple eliminó la clavija para los auriculares. Este es el gran problema con los adaptadores. Nunca serán tan simples ni tan fáciles como tener el puerto a simple vista, y los adaptadores de Apple pueden llegar a ser realmente caros. Si quisieras conectar cualquiera de los portátiles de Apple a un monitor mediante HDMI, necesitarías gastar 50$ en un adaptador, y los adaptadores como este multipuerto de 70$ acaban añadiendo un volumen innecesario a dispositivos que se supone que son delgados y portátiles.

Apple sigue enviando el iPhone con un cable USB-A a Lightning, pero si quieres conectar tu iPhone a un portátil de Apple, tendrás que comprar un adaptador. Y siempre está la posibilidad de que pierdas ese cable de USB-C a Lightning de 50$ que acabas de comprar. Es una cosa más que necesitar llevar a todas partes o olvidarte en casa.

Si lo que estás pensando es que puedes conseguir adaptadores más baratos en Amazon, tienes razón. Los adaptadores nuevos de Apple son conocidos por ser más caros que las opciones de terceros. Pero no todos los adaptadores son iguales. Es posible que los adaptadores más baratos no funcionen tan bien en productos Premium, y a muchas personas les da confianza comprar, directamente, sus productos en Apple. Una vez te hayas gastado una fortuna y arrasado con una colección de cables de Lightning a Thunderbolt 3, estarás más atrapado en el ecosistema de Apple.

Leer más: Goldman Sachs no cree que Apple pueda competir con el nuevo móvil plegable de Samsung

Pero, ¿Cómo empezó todo este horrible asunto con el adaptador? En 2016, Apple lanzó el iPhone 7 sin conector para auriculares, solo contaba con el puerto Lightning. La mayoría de la gente no estaba preparad para esto, así que Apple incluyó un adaptador en el paquete. Pero con el iPhone XS y el XR han dejado de incluir este adaptador. Si te comprar un iPhone nuevo, tienes que gastarte más dinero para poder utilizar tus auriculares con cable.

Y si ya quisieras escuchar tus auriculares con cable, no podrías ni cargar el teléfono ni escuchar música al mismo tiempo. A menos, por supuesto, que te compres un adaptador de los voluminosos, y esto cuesta unos 40$. Y sí, el Bluetooth siempre es una opción. Pero el Bluetooth no es perfecto, y los auriculares con esta tecnología suelen ser más caros que los auriculares con cable y el proceso de emparejamiento puede llegar a ser frustrante si utilizar los auriculares con varios dispositivos. A menos que estés dispuesto a pagar un extra por algo como los AirPods, el Bluetooth no resulta tan infalible como los auriculares con cable. Pero no es solo Apple.

Muchas empresas han seguido su ejemplo y se han deshecho del agujero para los auriculares o incluso de los puertos USB-A de sus portátiles, pero el cambio que hizo Apple fue de forma más abrupta. Se deshicieron de cosas como el lector de tarjetas SD, que mucha gente sigue usando para importar fotos y videos. Y sí, Thunderbolt 3 tiene un gran ancho de banda y cientos de características, pero muchos dispositivos todavía utilizan otros puertos. La mayoría de los monitores son HDMI, y dispositivos como los ratones, los lectores de tarjetas o los discos duros siguen utilizando puertos USB-A. No todos los propietarios de portátiles utilizan todos esos puertos, pero para cada uno de ellos hay que comprar un adaptador. Si te quisieras utilizar tu nuevo MacBook para todo lo que hacías con el anterior, necesitarías gastarte 158$ sólo en recuperar tus puertos.

Y si no los compras, tus viejos accesorios se quedan obsoletos. Apple ha creado un ecosistema en el que tienes que pagar más para volver a añadir funcionalidades. Pero los adaptadores tienen un lado bueno. Es buena la opción de conectarse a dispositivos más antiguos. Los adaptadores DVI o FireWire de Apple pueden ser de lo más útiles si necesitas conectarte a pantallas o dispositivos antiguos. Pero a nadie le apetece gastarse más dinero en adaptadores después de comprarse un aparato tan caro. Apple siempre ha llevado los dispositivos a la siguiente generación con sus puertos. Algún día, todos los dispositivos utilizarán USB-C. Pero aún no hemos llegado a eso, y eso ha causado mucha fragmentación en los últimos años.

Apple necesita encontrar una mejor opción para los usuarios como, por ejemplo, incluir varios tipos de cables para los dispositivos. Algún día pondremos todos nuestros adaptadores en un cajón, junto con todos nuestros otros cables obsoletos, sin querer tirarlos por si los necesitamos algún día.

Phil Schiller: Si quieres una razón para seguir adelante, te voy a dar tres. Aunque realmente se reducen a una sola palabra: coraje.

Y además