Pasar al contenido principal

Los protectores solares y su fecha de caducidad: hasta cuándo puedes usar los del año pasado

Una mujer se aplica protector solar.
Getty Images

  • Es importante utilizar protector solar todo el año porque, incluso en invierno, la piel del rostro está casi continuamente expuesta al sol y a los rayos UV de forma directa.
  • Si eres de los que usa la crema solar únicamente cuando te vas de vacaciones hay factores que debes tener en cuenta, como por ejemplo, su fecha de caducidad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es importante utilizar protector solar todo el año —sin importar la temperatura— porque, incluso en invierno, la piel del rostro está casi continuamente expuesta al sol y a los rayos UV de forma directa.

Sin embargo, muchas personas no quieren saber nada del protector solar hasta que llega el verano.

En este sentido, si eres de los que usa la crema solar únicamente cuando te vas de vacaciones —ojo, no deberías—, hay factores que debes tener en cuenta, como por ejemplo, su fecha de caducidad.

Lo mismo ocurre con los bronceadores. Así que, si has gastado tu protector solar a lo largo del año pero no acabaste el bote de bronceador, tienes que saber que, como la mayoría de los productos que utilizas y consumes, las cremas y aceites solares también tienen fecha de caducidad.

Leer más: Deja de utilizar la crema del cuerpo para la cara: estos son los mejores protectores faciales que puedes comprar

Según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la efectividad de los protectores solares se mantiene transcurrido un año.

No obstante, con el paso del tiempo, los componentes de las cremas se van degradando, lo que puede ocasionar un gran daño en tu piel.

Así, un protector solar disminuye fuertemente su capacidad para contener las radiaciones solares cuando termina su vida útil. 

Incluso puede resultar dañino en una piel expuesta al sol, induciendo en lo inmediato a insolaciones y alergias. 

Leer más: 9 productos para cuidar tu cabello en verano

Además, una persona que cree estar protegida podría estar aumentando el riesgo a desarrollar cáncer en la piel como consecuencia de una exposición prolongada a las radiaciones solares.

Por este motivo, cuando prepares las maletas para irte de vacaciones, no olvides fijarte en el período de utilización recomendado de tu protector solar tras su apertura, que es el Period After Opening (PAO, por sus siglas en inglñes) y que figura en el dibujo en forma de tarro abierto del envase.

Suele estar acompañado de una M, que indica los meses que el producto conserva sus propiedades.

Sin embargo, existen protectores solares que no lo tienen. Aún así, no es recomendable utilizarlos más allá de un año.

Y además