Pasar al contenido principal

Este experto que anticipó la crisis del 2008 avisa que el gran cataclismo en los mercados llegará por el colapso en la deuda corporativa

Un trader de Wall Street se echa las manos a la cabeza
Reuters
  • Steve Eisman, gestor de fondos de Neuberger Berman Group, cree que el mercado de deuda corporativa de Estados Unidos sufrirá “pérdidas masivas” si la mayor economía del mundo entra en recesión. 
  • El experto apunta que en el caso de que llegue otra crisis "habrá pérdidas masivas en los mercados de bonos porque hay una falta de liquidez”.
  • Una de las áreas donde puede haber un impacto mayor sería “la deuda corporativa triple B y en el high yield".

Una de las mayores preocupaciones para analistas y gestores de fondos es el crecimiento desmesurado de la deuda. La era post crisis ha llevado a los estados a disparar la liquidez hasta cotas insospechadas para fomentar la expansión crediticia y el retorno de la inflación. Sin embargo, está generando el temor de muchas voces acreditadas.

Más allá de la deuda pública, la problemática se extiende al apalancamiento que poseen muchas compañías tanto en Estados Unidos como en Europa. El temor más importante es que se repita una situación similar a 2008, pero esta vez con el la deuda apretando en todas las áreas como un mal endémico.

Así lo ve un experto que lleva siguiendo de cerca esta situación durante los últimos años. Steve Eisman, gestor de fondos de Neuberger Berman Group cree que el mercado de deuda corporativa de Estados Unidos sufrirá “pérdidas masivas” si la mayor economía del mundo entra en recesión, lo cual afectaría a muchos países del mundo entre los que se encuentra España

Se trata de una opinión que se tiene bastante respeto, puesto que fue uno de los expertos que fue capaz de predecir el colapso de las hipotecas de alto riesgo (subprime) antes de la crisis financiera de 2008.

Si bien el sistema financiero de Estados Unidos es fuerte, “eso no significa que no tendremos una recesión”, anticipa Eisman. “Y en una recesión”, añade, “creo que habrá pérdidas masivas en los mercados de bonos porque hay una falta de liquidez”. Todo ello, debido a las políticas monetarias que se han llevado a cabo hasta el momento.

Leer más: La ola de ventas puede estar empezando en el mercado: estas son las recomendaciones de los analistas para refugiarte

¿Qué espacios se verán más perjudicados?

Una de las áreas donde puede haber un impacto mayor sería “la deuda corporativa triple B, el high yield, etcétera”. Eso sí, primero piensa que se tiene que desencadenar “una recesión”. La deuda corporativa no va a “causar” la próxima recesión, pero matiza “es donde se recibirá el mayor daño en la próxima recesión".

Las primeras apuestas de Eisman contra el mercado de la vivienda antes de la crisis de 2008 se registraron en el libro de 2010 de Michael Lewis, "The Big Short", que destacó a los gestores de fondos que se beneficiaron de la agitación del mercado. Steve Carell interpretó a un personaje basado en él en la adaptación cinematográfica del libro.

Así las cosas, su escenario base es que “habrá un acuerdo en el último segundo”. Habrá mucha volatilidad, pero la mejor conjetura es que “habrá algún tipo de trato finalmente”, para intentar evitar el cataclismo que se está gestando. 

Con este paradigma, agrega, es muy difícil “planificar tu cartera en torno a un desastre sobre el que no tenemos control… Es como tirar los dados”. De ahí a que a la mejor opción en este escenario es estar al margen y ser muy cauteloso con las decisiones de inversión. El varapalo puede llegar en cualquier instante.