Pasar al contenido principal

Una jueza concluye que es inconstitucional que Donald Trump bloquee a usuarios en Twitter

Donald Trump Wakanda
  • La jueza ha considerado que va contra la libertad de expresión que Trump bloquee a usuarios en su cuenta personal de Twitter.
  • Sin embargo, la sentencia no ordena al presidente que deje de hacerlo.
  • "Ningún trabajador del Gobierno, incluido el presidente, está por encima de la ley", recoge el escrito.

Una jueza federal ha estimado que es inconstitucional que el presidente de los Estados Unidos bloquee a usuarios en su cuenta personal de Twitter tras la demanda de varios estadounidenses a Donald Trump, aunque no le ha impedido seguir haciéndolo.

El Instituto Knight First Amendment de la Universidad de Columbia y otros usuarios de Twitter demandaron al presidente por haberles bloqueado en la red social, lo que les impedía ver los mensajes de Trump en dicha cuenta y también contestarlos.

Para la magistrada de Nueva York Naomi Reice Buchwald, ese espacio y también las cuentas de otros miembros del Gobierno forman parte del foro público e impedir que ciudadanos accedan a esos mensajes coarta su derecho a la libertad de expresión, según la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense.

"Ningún trabajador del Gobierno, incluido el presidente, está por encima de la ley, y todos los trabajadores del Estado tienen que cumplir la ley", ha escrito la jueza en la sentencia.

A pesar de dicho razonamiento, la petición de la jueza no supone una orden: para ello el desbloqueo debería ser solicitado por los denunciantes y aceptado por la magistrada.

Trump lleva utilizando su cuenta personal de Twitter, @realDonaldTrump (con 37.600 tuits y 52,2 millones de seguidores), como una parte más de su controvertida presidencia, donde ataca a quienes le critican, protesta por decisiones judiciales o expresa su opinión, y relegando la cuenta oficial de líder estadounidense, @potus (President of the United States) para anuncios oficiales.

El Departamento de Justicia de EEUU, que representa a Trump en el caso, dijo que estaba en descuerdo con la decisión de la jueza. La magistrada rechazó el argumento de los defensores de Trump, que alegaron que la misma Primera Enmienda permitía al presidente bloquear a aquellos con quienes no quisiera interactuar.

Ella contestó que el presidente podía silenciar a dichos usuarios, y así no vería sus tuits pero ellos sí podrían ver las opiniones del presidente y responder a las mismas.

Te puede interesar