Pasar al contenido principal

Por qué volver a una economía basada en carbón es de psicópatas, según un asesor del Secretario General de Naciones Unidas

Un operario trabaja sobre paneles solares en una instalación fotovoltaica de energía solar renovable
Getty Images
  • Los expertos de la jornada Horizonte 2030: los objetivos de desarrollo sostenible apelan a una transición energética justa en la que se tenga en cuenta el impacto sobre los colectivos más vulnerables. 
  • El economista Jeffrey D. Sachs abogó por un modelo basado en renovables y llamó psicópata al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por plantear una vuelta a las centrales de carbón. 
  • La ministra de Economía, Nadia Calviño, y la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, reiteraron la importancia de crear un crecimiento inclusivo para los colectivos que se vean impactados.

La transición energética toma relevancia en las agendas de los gobiernos de los principales países. Implica un cambio del sistema de distribución eléctrica, conlleva poner freno a la contaminación pero, sobre todo, plantea una balanza energética basada principalmente en renovables. Una de las medias más polémicas, como es el cierre de las centrales de carbón, plantea retos también en el espectro social. Así es cómo la idea de una transición justa se convirtió en el mantra que tanto la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, como la ministra de Economía, Nadia Calviño, reiteraron en sus discursos en el seno de la jornada Horizonte 2030: los objetivos de desarrollo sostenible, celebrado el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid y en la que Business Insider España estuvo presente.

Y tan claro cómo está para algunos que el futuro pasa por la descarbonización de la economía, parece que no lo está para otros. Así el economista y director ejecutivo de la Red de Soluciones para un Desarrollo Sostenible, Jeffrey D. Sachs, calificó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de psicópata por plantear la vuelta a un modelo energético basado en carbón y retirar el apoyo del país norteamericano del Acuerdo de París. 

La crítica de Sachs radica en la necesidad de un liderazgo claro para llevar a cabo este cambio hacia un sistema energético basado en fuentes fotovoltaica y eólica para mitad de siglo: “Tenemos que hacer un cambio global y no hay nadie al frente. Solía ser Estados Unidos, ahora tenemos un presidente que es un psicópata”, señaló.

Leer más: Este gráfico muestra cómo crecerán las renovables en el mix energético de cinco países de Europa, según Moody's

En un paso más, el economista acusó a Trump de “intentar reinventar el siglo XIX” y puso en evidencia que, en los tres años que lleva de mandato, el presidente de Estados Unidos no dio ningún paso contra el avance de la descarbonización porque a las empresas no les interesa, y es que saben que "llevan las de perder".

A este razonamiento se unió el líder de la Práctica Clima y Energía de la Fundación WWF, Manuel Pulgar Vidal: “en tan sólo catorce días los empresarios americanos dijeron que ellos seguían en el Acuerdo de París. Eso significa que la economía y el mercado van a dejar atrás el carbón”, incidió Pulgar. El ejecutivo quiso aclarar que este hecho no sólo responde a una tendencia sino que significa que el sector privado ha entendido la acción climática. 

En línea con su argumento, Pulgar Vidal resaltó la importancia de la planificación y la implementación de medidas adecuadas para manejar y mitigar los impactos consecuentes de tal cambio. Así se refirió directamente a la desaparición de las centrales de carbón marcada para 2050 por la agenda europea: “sabemos que van a salir de la economía” y miró a Asturias apelando a un cambio de modelo para afrontar este cambio: “la pregunta es cómo generar una transición que permita mantener el empleo, el salario... eso es una transición justa”

También Laurece Tubiana, CEO de European Climate Foundation, hizo hincapié en que “hay que fijar la justicia social como condición imprescindible para el cambio”.

Leer más: La producción de energía renovable marcó un nuevo récord en 2017, pero las emisiones contaminantes siguen aumentando

La ministra para la Transición Ecológica asegura que la sostenibilidad  tiene cada vez  más peso  en el sector económico y para ejemplificarlo recurrió al Foro de Económico de Davos donde el cambio climático está sobre la mesa. Esta transformación de modelo  plantea un triple desafío, según Ribera: por un lado el laboral, que implica al tipo de profesionales que se requerirán, en segundo lugar, debe tener en cuenta a los colectivos más vulnerables y, en tercer lugar, a los consumidores frágiles que “se ven afectados desproporcionadamente en las primeras etapas del cambio”. 

En este sentido, la titular de Economía puso el foco en que el avance hacia una sociedad con cero emisiones venga de la mano de un crecimiento inclusivo para que los colectivos que se vean impactados puedan apoyarse en el sector público. 

Además, la ministra de Transición Ecológica subrayó que  lo social y lo ambiental son factores que deben ir de la mano necesariamente para que el proceso de cambio sea justo y añadió que el Gobierno está prestando especial atención para encontrar “un equilibrio adecuado entre políticas sociales, generación de actividades económicas y generación de futuro con los límites de la conciencia ambiental”.

Te puede interesar