Pasar al contenido principal

La producción de energía renovable marcó un nuevo récord en 2017, pero las emisiones contaminantes siguen aumentando

Energia Renovable
Getty Images

El año 2017 fue un año de récord en lo que a energías renovables se refiere. Según la Agencia Internacional de la Energía Renovable, la capacidad de generación instalada de este tipo de energía ascendió a la cifra de 2.179.099 de MW en todo el mundo. La energía eólica sigue siendo la mayor fuente de energía renovable en lo que a potencia instalada se refiere, seguida de la solar.

En los últimos 10 años, la capacidad de generar energías de fuentes alternativas a los combustibles fósiles se ha duplicado.

No obstante, el crecimiento no fue suficiente para frenar el aumento de las emisiones derivadas del uso de energías no renovables según se desprende del informe de situación anual publicado por el lobby de energías renovables REN21, ya que la demanda de energía ha aumentado en un 2,1% en 2017. Las energías renovables no han conseguido seguir el ritmo de la subida y las emisiones relacionadas con el uso de energías fósiles han subido un 1,7%, el primer aumento en cuatro años.

Leer más: El Bitcoin ya consume más energía que Croacia, Islandia o Luxemburgo

Y es que a pesar del aumento de capacidad en las energías renovables instaladas el mundo sigue siendo muy dependiente de la energía fósil, cuyo nivel de uso se ha estancado en torno al 80% del total de la energía que se consume anualmente en el planeta.

Evolución consumo energía fósil
Business Insider España

"Puede que estemos acelerando el paso hacia un futuro en el que la electricidad provendrá de fuentes 100% renovables, pero en cuanto llega la hora de buscar alternativas para calentarnos, enfriarnos o en la manera en la que nos desplazamos, evolucionamos como si tuviéramos todo el tiempo del mundo", ha afirmado Rana Adib, la secretaria ejecutiva de REN21.

Te puede interesar