Pasar al contenido principal

Las quejas se multiplican por toda España contra la pyme que se llevó más de 7 millones de euros por el recuento electoral de las municipales y europeas

errores en el recuento de votos de las elecciones 26m
Papeletas de un colegio electoral en las elecciones del 26 de mayo de 2019. Susan Vera/ Reuters
Superdomingo Electoral
  • Más de dos días después de las elecciones del 26M no se conocen los datos del primer escrutinio en muchos territorios del país.
  • Esto se debe a que en varios municipios se han detectado errores en el recuento de votos, que incluso podrían suponer cambios en la representación de ciertos partidos en los resultados finales.
  • Según Interior se debe a errores en el vertido de datos de manera telemática por parte de la empresa encargada del recuento electoral, Scytl.
  • Los datos de Scytl sirven para alimentar la web de los resultados en la noche electoral, pero son provisionales e "informativos" según Interior. El escrutinio general que dará los resultados definitivos comienza este miércoles en las juntas electorales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La rapidez con la que en nuestro país se lleva a cabo el recuento de votos, maravilla al resto del mundo y aquí nos hace sacar pecho. Pero este orgullo será menor tras las elecciones del 26M.

Más de dos días después de su celebración, incidencias ocurridas en el escrutinio provisional están haciendo que los datos no se conozcan por el momento en muchos territorios o que incluso en ciertos municipios los partidos estén aún pendientes del número de representantes obtenidos.

Ese es el caso de León, donde un error informático relacionado con el volcado de datos parece ser el causante de que por el momento VOX no sepa si tendrá concejal o no en la capital. Los resultados provisionales le otorgan al partido de extrema derecha dos concejales, pero un error detectado muestra que se han dado votos cruzados entre VOX y PSOE en una docena de mesas al transcribir las actas. De confirmarse VOX dejaría de alcanzar el 5% necesario para contar con representación.

En las islas, el recuento de los cabildos no concluirá antes de hoy, debido a los múltiples fallos detectados, y la CUP ha denunciado que se les había restado hasta 56.000 votos según las estimaciones provisionales elaboradas por el propio partido.

Entre los más sonados, la victoria dada en la provincia de Tarragona a Primàries. El partido aparecía en la web como la formación más votada a las municipales (con un 26% de los votos, un porcentaje que en realidad le correspondía a ERC) cuando en realidad habían obtenido tan solo un 0,32%. Según fuentes locales el Ministerio del Interior ya ha enmendado el error.

Leer más: Quiénes son los grandes ganadores y perdedores de las Elecciones Autonómicas y Municipales

De esta forma a día de hoy los datos publicados por el ministerio del Interior no son totalmente correctos. Esto se debe a que múltiples errores se han detectado en el vertido de datos de manera telemática desde la mesa a la central de datos.

Desde Moncloa afirman que los errores "se están valorando con el equipo técnico de la empresa responsable del proceso", tal y como informa El Confidencial. Y todos los focos señalan al mismo sitio.

7 millones de euros por el recuento de las elecciones

Se trata de la empresa Scytl, que logró arrebatar el concurso a Indra, tradicionalmente encargada del recuento en las elecciones españolas. 

Pero no es la primera vez ocurre. Ya en las generales de 2015, Scytl también consiguió ganar a la multinacional española. Tras esto, a principios de este año, Scytl, con sede en Barcelona volvió a ganar el concurso a Indra en relación a los comicios del 26M.

La forma en que esta empresa casi desconocida lograba imponerse a la multinacional española recae fundamentalmente en la parte económica. Si bien se partía de un presupuesto de 12 millones sin IVA, la pyme barcelonesa propuso hacerlo por 7,24 millones de euros. Una rebaja de hasta un 19,5% menos que lo presupuestado por Indra y que le valió para que Interior la escogiese como empresa encargada del recuento del 26M para las municipales y europeas, ya que en el caso de las autonómicas han sido las autonomías quienes han escogido, alternando entre Indra y Scytl según el caso.

Un ahorro que quizá le pase mayor factura al Ministerio de Interior. Y en ese sentido se ha manifestado ya Miguel Sebastián, quien no ha querido pasar la oportunidad. El  ex ministro socialista, ahora consejero de Indra, así lo expresaba en Twitter: "Caos en el recuento. Lo barato a veces sale caro".

Los números de Scytl son provisionales, el escrutinio general comienza hoy

Lo cierto es que los errores de Scytl no se hicieron esperar: de hecho, el recuento comenzó con retraso. A pesar de que Interior explicó que los primeros datos se conocerían a las 21.00 horas, no aparecieron en la web hasta las 21:40 horas.

En cuanto a lo que está sucediendo con los datos electorales, según fuentes del Gobierno, tal y como informa El Confidencial, estos errores en el recuento de votos, pueden deberse a que Scytl ha mostrado en la web tan solo aquellos votos que han sido necesarios para conseguir las concejalías, mientras que el resto aunque han sido escrutados no se reflejan. Es decir, el recuento de votos ha sido correcto pero no el sistema de transmisión de datos.

Cabe resaltar que en el proceso de recuento de votos, una vez contabilizada cada urna, se envían los datos a a empresa encargada, en este caso Scytl, que debe sumarlos y publicarlos en la web de Interior. Y sería ahí donde se han llevado a cabo los múltiples errores que se están detectando en el recuento de votos de estas pasadas elecciones.

Desde Interior también se resalta que estos datos son provisionales y meramente informativos. Los datos reales son los ofrecidos por el escrutinio general llevado a cabo por las juntas electorales. A partir de hoy, 29 de mayo, y antes del 1 de junio, tendrá lugar este segundo recuento que además incluirá el voto de los residentes en el extranjero (CERA).

Estos resultados sí serán oficiales y por ello publicados en el Boletín Oficial del Estado 40 días después de la proclamación de los electos.

Y además