Pasar al contenido principal

Esta animación hará que te lo pienses dos veces antes de ir a trabajar enfermo

  • Pronto volverá la temporada de gripe y si alguna vez te has preguntado hasta qué punto eres contagioso si sigues yendo a trabajar cuando estar enfermo, hay investigaciones que directamente te instan a que te quedes en casa.
  • Los científicos estudiaron hasta dónde pueden llegar los gérmenes al estornudar y toser. Algunas de las gotas que expulsamos pueden permanecer minutos suspendidas en el aire. 
  • De modo que, al primer síntoma, los expertos recomiendan que te quedes en casa ya que podrías ser el principal foco en tu lugar de trabajo.

Esta es la transcripción del vídeo.

¿Estás enfermo? ¡No te atrevas a estornudarme encima!
¿Sabes hasta dónde pueden llegar tus gérmenes?

Normalmente, tienes medio litro de líquido en los pulmones, sí que cuando estornudas, puedes rociar tanta mucosidad como la cantidad de una botella de agua al aire que te rodea.

Sale de la boca en forma de “láminas” húmedas, infestadas de gérmenes, que viajan a una velocidad de hasta 35 metros por segundo. Eso es lo suficientemente rápido como para ponerte una multa por exceso de velocidad en una carretera. Una vez que esta “lámina” golpea el aire, se expande, rompiéndose en cuerdas mucosas, y luego en una serie de gotas de diferentes tamaños, todas atrapadas en una turbulenta nube de gas. 

Un valiente grupo del MIT descubrió que las gotas más grandes pueden viajar hasta 2 metros, aproximadamente la distancia entre tu escritorio y dos escritorios más adelante.

Pero, ¿Qué pasa con la mayoría de las otras gotitas? Esas viajan mucho más lejos, hasta 8 metros. Eso es como cinco escritorios más allá. No es solo eso: la nube de gas infestado de gérmenes es menos densa que el aire que la rodea. Por lo tanto, se eleva hacia arriba, justo donde los sistemas de ventilación y las confiadas narices y bocas de otras personas de alrededor. Y aunque se trate de gotas relativamente pequeñas, es probable que todavía estén repletas de patógenos dañinos, como el virus de la gripe. Peor aún, dependiendo de la ventilación pueden propagarse a través de una habitación en solo unos segundos y permaneces suspendidos en el aire hasta 10 minutos.

Leer más: 11 enfermedades que pueden transmitirse de animales a humanos

Ahora, si notas que alguien de tu alrededor estornuda o tose, deberías contener la respiración mientras sales de su alcance. Pero, durante la temporada de gripe eso no podría ser suficiente, porque hay zonas de peligro en todas partes, especialmente en superficies como escritorios, pomos de puertas y, sobretodo en las barandillas de acero.

Resulta que se ha descubierto que el virus de la gripe sobrevive durante 24 horas en una superficie de acero, y si tocas esa superficie  y no te lavas las manos antes de comer, es posible que te hayas infectado. 

Entonces, digamos que un día vas a trabajar enfermo de gripe y empiezas a estornudar. Ahora, de acuerdo con un estudio, probablemente infectes a una o dos personas más, si muestras claramente síntomas de gripe. Sin embargo, los síntomas tardan unos días en aparecer en las demás personas que infectes Así, esas pobres almas, sin saberlo, también vienen a trabajar enfermas en los próximos días y potencialmente infectarán a una o dos personas más. En una oficina con 100 escritorios, esto podría significar 10 o 15 personas enfermas al cabo de dos semanas. Esto es más del 10% de la oficina.

Y todo empezó con una sola persona enferma: tú. Todo gracias a una nube cargada de gérmenes que tan generosamente compartiste. Así que, la próxima vez que no te sienta bien y estornudes una tormenta, piensa en tus pobres compañeros de trabajo y tómate un día de baja por enfermedad. Por ellos. 
 

Y además