Esta es la razón por la que España no tiene una agencia espacial propia, según Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación

españa espacio

Getty Images

  • Durante un evento telemático, el ministro Pedro Duque explicó por qué España no cuenta con una agencia espacial, a diferencia de otros países del entorno como Italia.
  • Aún así, existe un organismo encargado de las investigaciones científicas y la prestación de servicio tecnológicos en España, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), dependiente de Defensa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es bastante extraño que los países, a nivel nacional, cuenten con una agencia espacial propia, más allá de organizaciones multinacionales como la Agencia Espacial Europea (ESA). En Europa, por ejemplo, existe la Agencia Espacial Italiana (ASI), que colabora estrechamente con la ESA y depende directamente del ministerio de Universidad e Investigación Científica y Tecnológica.

Sin embargo, el caso de España es peculiar, ya que existe un organismo que intenta suplir la ausencia de una agencia espacial española.

Este es el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), fundado originalmente en 1942 bajo el nombre de Instituto Nacional de Técnica Aeronáutica, el cual firmó, en 1960, un acuerdo de cooperación con la NASA para el programa Mercury, el primero tripulado de Estados Unidos.

En 1986, con la democracia consolidada, el organismo adquiere la categoría de Organismo Público de Investigación (OPI), es decir, encargado de actividades científicas de investigación, así como la prestación de servicios tecnológicos.

A pesar de esta consideración, nunca ha tenido un peso importante en el país. Según Nature Index, entre diciembre de 2019 y noviembre de 2020, el INTA tan solo publicó 23 artículos de investigación.

Pedro Duque no cree que sea necesario crear más organismos

A la falta de contenido investigador, hay que sumar que no existe voluntad política para crear una agencia espacial española. Según comentó en un evento telemático Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación, el camino de la aventura espacial de España ha de pasar por aglutinar las contribuciones españolas en el marco de la ESA o a través de la Unión Europea.

"Siempre se pueden crear más estructuras, pero es verdad que da miedo inventarlas y que estas no solucionen las cosas; de momento, nos quedamos como estamos", aseguró el Ministro durante su intervención, en la cual habló sobre temas diversos en el ámbito investigador.

La Agencia Espacial Europea busca astronautas: cuáles son los requisitos que demandan y cómo puedes postularte como candidato

Así, no está prevista la creación de ninguna agencia espacial española, ni siquiera de estructuras gubernamentales más allá del INTA. Dejando a un lado la inversión que se destina a la Agencia Espacial Europea, a través del ministerio de Ciencia e Innovación, España no contempla la creación de ningún organismo.

Además, existe otro problema que deriva de la propia organización política. A diferencia de Italia, donde la ASI depende de un ministerio encargado de investigación científica, en España, el INTA depende de Defensa.

En este sentido, la financiación pública tampoco ayuda a que este organismo pueda adquirir más relevancia. La partida que se destina al INTA en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 es de unos 154 millones de euros, sumando gastos de personal y de investigación.

Con esta realidad puesta encima de la mesa, queda claro que la intención de España es seguir colaborando estrechamente con la ESA y la Unión Europea, sin necesidad de que exista un organismo propio que tenga relevancia en la carrera espacial.

LEER TAMBIÉN: El océano Pacífico esconde un cementerio de naves espaciales: esto es lo que hay exactamente allí

LEER TAMBIÉN: 55 síntomas que pueden presentar el 80% de los pacientes con COVID-19 prolongado

LEER TAMBIÉN: Estos colchones hinchables ocupan poco espacio y son perfectos cuando tienes visita en casa

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música