Pasar al contenido principal

Deja de poner aceite al agua de la pasta: con ello solo estás impidiendo que se derrame, pero podría afectar a su sabor

consejos para tomar menos sal en las comidas
Le Creuset/Unplash
  • Al menos en nuestro país es muy habitual el gesto de poner un poco de aceite en el agua al cocer pasta.
  • Mucha gente piensa que es para impedir que se pegue, pero realmente ayuda a que el agua no se desborde.
  • Los expertos aconsejan que dejes de hacerlo, ya que, al impregnarse de aceite, la salsa se adherirá peor al producto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Le pones un chorro de aceite al agua de la pasta? Claro, es un gesto bastante habitual en nuestro país.

Quizás lo que no tengas tan claro es el motivo que se esconde tras ese gesto.

Según la creencia popular, con el aceite evitas que la pasta pueda quedar pegada al cocerse. Aunque esto realmente no tiene por qué ser así.

Como resaltaba Michael Easton, chef y propietario del restaurante Il Corvo Pasta en Seattle, anteriormente en un artículo para Insider, la pasta de calidad no corre el riesgo de quedar pegada porque contiene proteínas y gluten suficiente para "evitar cualquier adherencia".

Los más avezados en cocina saben, en cambio, que el verdadero motivo de añadirle aceite al agua es evitar que esta se derrame. 

Como resalta también Easton en el artículo.

Esto se logra porque el aceite presente en el líquido evita que se forme espuma durante la cocción. Esta va acumulándose en la superficie de la olla, y termina por hacer que buena parte del agua se derrame fuera de la cacerola.

Como explica al respecto una detallada respuesta en Reditt, el aceite ayudar a impedir que se forme esa espuma, evitando con ello que el agua sea empujada hacia arriba. Por supuesto, esto también puede evitarse si se va retirando con una cuchara poco a poco o se controla el tiempo de cocción con fuegos más bajos.

Consejos a tener en cuenta, ya que más allá de las razones que existan para añadirlo, el consejo de los expertos pasa por recomendar dejar de poner aceite al agua de la pasta.

Y es que si bien, como hemos visto, su utilidad no es tan necesaria, el aceite sí que parece poder afectar al resultado final de tu plato. Así, por ejemplo, lo desaconseja la chef italoamericana Lidia Bastianich, según recoge el medio especializado Food & Wine.

Leer más: Cómo cocinar recetas de carbohidratos más saludables: la pasta recalentada engorda menos que caliente

El motivo se debe a que con el añadido, la pasta será más "resbaladiza", al haber quedado impregnada con el aceite una vez colada, dificultando después que la salsa se fije en ella. En este vídeo de El Comidista puedes comprobar el experimento, aunque en su opinión tampoco es tan llamativa la diferencia.

Por supuesto, si el plato lo vas a aderezar con un poco de aceite de oliva, no hay problema, y puedes seguir haciéndolo.

Si en cambio, vas a ponerle tomate o cualquier otra sala a tus macarrones, entonces claramente puedes ahorrarte el derroche innecesario de aceite.

Y además