Pasar al contenido principal

Bankia gana 703 millones de euros en 2018, un 39,2% más tras la integración de BMN

José Ignacio Goirigolzarri, presidente ejecutivo de Bankia.
José Ignacio Goirigolzarri, presidente ejecutivo de Bankia. Bankia
  • Bankia ha registrado un beneficio atribuido de 703 millones de euros en 2018 gracias a la integración de BMN. 
  • Si se observa el negocio sin extraordinarios, las ganancias caen un 3% hasta los 788 millones de euros.
  • Los resultados de la entidad en 2018 han estado marcados por la integración de BMN dentro de Bankia.

Bankia ganó 703 millones de euros en 2018, de esta forma gracias a la integración de BMN el beneficio atribuido de la entidad sube un 39,2% respecto al año anterior, según se observa en las cuentas presentadas a la CNMV antes de la apertura de mercado.  

Si se observan las ganancias ordinarias, estas se sitúan en los 788 millones, lo que supone una caída del 3%. Así es el impacto por las provisiones extraordinarias netas por importe de 85 millones de euros a raíz de la operación de venta de carteras de activos improductivos (NPAs) la que hace que el beneficio atribuido baje hasta los 703 millones de euros. 

Estas son sus principales cifras: 

  • Beneficio atribuido: 703 millones de euros. 
  • Incremento beneficio atribuido: 39,2%. 
  • Beneficio atribuido al grupo sin extraordinarios: 788 millones de euros, un 3,4% menos. 
  • Margen bruto: 3.368 millones de euros, un 11,3% más.
  • Margen de intereses: 2.049 millones de euros, un un 5,5% más (de haberse incluido a BMN en la cuenta de resultados de 2017, esta línea caería un 9,6%). 
  • Ratio de capital CET1 fully loaded: 12,51%, un incremento de 56 puntos básicos respecto al ejercicio anterior. 
  • Rentabilidad sobre capital invertido (ROE): 5,6%, 1,5 puntos básicos más
  • Morosidad del grupo: 6,5% supone 2,4 puntos menos que hace un año.

La integración de BMN dentro de la operativa de Bankia ha marcado el ejercicio 2018 para la entidad. Durante el ejercicio, el banco centró su gestión en capear el temporal de un entorno de tipos “extraordinariamente bajos” por lo que se centró en mejorar las dinámicas de negocio para aumentar los ingresos y en acelerar la reducción de activos problemáticos y la obtención de sinergias tras la fusión con BMN.

Entre las consecuencias de la integración de BMN en el grupo se observa una subida de los gastos de explotación del 20,7%.

El banco continúa tratando de mejorar la calidad de su balance disminuyendo tanto sus activos dudosos como adjudicados. Así, la entidad redujo en 6.000 millones los activos improductivos (NPA) hasta los 10.900 millones de euros. D

entro de la reducción de activos improductivos, 3.702 millones correspondieron a la reducción de dudosos, que quedaron en 8.416 millones.  Los otros 2.300 millones de caída de NPA se debieron a la disminución de los activos adjudicados, que quedaron en 2.462 millones.

Además, Bankia se desprendió de 13.300 unidades en ventas orgánicas, por importe de venta de 646 millones, un 7,2% más que un año ante

La tasa de morosidad baja así 2,5 puntos básicos respecto a la cifra de hace un año hasta situarse en 6,5%. Mientras que el capital de máxima calidad, el conocido como CET1 fully loaded, se sitúa en el 12,51%, lo que supone un incremento de 56 puntos básicos respecto a las cifras del ejercicio anterior. En este dato se recoge, según apunta la entidad de un comunicado de prensa, tanto el efecto de la venta de carteras de activos improductivos como la operación de reorganización de bancaseguros. 

Y además