La automatización en las fábricas está incrementando la mortalidad y los problemas de salud mental entre los adultos, según un reciente estudio

Hombre vigilando una fábrica

Getty Images

Cada vez son más los robots que sustituyen a las personas en las fábricas. En ocasiones con la intención de facilitar los procesos. En otras con el fin de ahorrar costes. Sin embargo, su uso cada vez más extendido podría estar poniendo en peligro la vida de las personas.

La incorporación de estas máquinas está aumentando la tasa de mortalidad entre los adultos estadounidenses en edad de trabajar, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Yale y la Universidad de Pensilvania.

La automatización en las fábricas está impulsando el aumento de la depresión, las sobredosis y los suicidios. Según el estudio, el rango de edad más afectado es el comprendido entre los 45 y 54 años, edades en las que encontrar un nuevo trabajo empieza a complicarse.

"Durante décadas, los fabricantes de Estados Unidos han recurrido a la automatización para seguir siendo competitivos en el mercado global, pero esta innovación tecnológica ha reducido el número de puestos de trabajo de calidad disponibles para los adultos sin título universitario", ha dicho el principal autor del estudio, Rourke O'Brien, profesor de la Universidad de Yale.

7 puestos de trabajo muy bien pagados que seguirán teniendo demanda a pesar del avance tecnológico y las profesiones que peligrarán, según expertos de LinkedIn, InfoJobs y Michael Page

La automatización está poniendo en riesgo la salud de las personas. Se reduce el empleo, el acceso a la atención sanitaria y reduce la vitalidad económica. Todo ello influye de manera directa o indirecta en la salud de la gente.

La gran competencia con fabricantes de países cuyos costes laborales son menores, como China, es otro de los factores que ha intensificado el declive de los puestos de trabajo en el sector manufacturero de Estados Unidos. 

Investigaciones anteriores han señalado que la adopción de robots industriales ha provocado pérdidas de entre 420.000 a 750.000 puestos de trabajo durante las décadas de 1990 y 2000. La mayor parte de estas se han sufrido en este sector.

Según el estudio realizado por O'Brien y su equipo, la automatización en las fábricas podría estar relacionada con el aumento del 12% de la mortalidad estadounidense por consumo de drogas, además del incremento de homicidios, cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Otros artículos interesantes:

Estos son los puestos de trabajo más amenazados por el avance de la robótica

Este material utilizado en robótica es capaz de regenerarse solo

Cómo crear mensajes y respuestas automáticas de Whatsapp en 5 sencillos pasos

Te recomendamos