El adiós de Rusia tendrá un coste para H&M de 191 millones de euros, según Credit Suisse: advierte que saldrá de un mercado que será "clave" para su crecimiento

Tienda H&M en Beijing

Reuters

Salir del mercado ruso tiene un precio y a H&M le supondrá, según las estimaciones de Credit Suisse, 2.000 millones de coronas de suecas, es decir, unos 190 millones de euros. 

La entidad desglosa que la segunda compañía textil más grande a nivel mundial tras Inditex tendrá que hacer frente –y solo en efectivo–de unos 1.000 millones de coronas de suecas (94 millones en euros).

Esta cantidad iría destinada a financiar el paquete de indemnización para los empleados locales y compensar a los propietarios –es habitual que las enseñas se adentren estos mercados bajo el modelo de franquiciado–. 

Los reyes del textil europeo ceden ante el efecto dominó de Rusia: de la debilitada robustez de Inditex a la irrefrenable caída de ventas de H&M y Zalando

Credit Suisse eleva la cantidad hasta los 2.000 millones, al tener en cuenta una reversión de las ganancias adquiridas durante el segundo trimestre del año, periodo en el que el grupo textil ya cesó sus operaciones, y que se elevaron a los 23 millones de euros (253 millones en moneda local).

No obstante, este paquete económico para H&M, quien debe saldar el inventario que aún tiene en el país, no está claro si ha sido aprobado por las autoridades locales.

¿Cuánto pesa Rusia en las cuentas de H&M?

Tienda de H&M en Passeig de Gràcia, Barcelona

En los resultados de segundo trimestre fiscal –de marzo a mayo– el grupo anotó un beneficio de 344 millones de euros (3.682 millones de coronas), al tiempo que sus ventas se habían elevado un 17%, hasta los 5.105 millones de euros. 

Sin embargo, el impacto de las ventas en la zona Este habían comenzado a notarse. La caída, precisaba el grupo, había sido del 22%, en comparación con el segundo trimestre de 2021, hasta los 382 millones de euros.

Pese a que este mercado incluye también Bielorrusia y Ucrania, Rusia es la pieza clave. De los 7.500 trabajadores de los que dispone, 6.900 lo hacen en suelo ruso. Igual sucede con su red de tiendas que de las 181 que dispone, el 92% se asientan el país.

Asimismo, cuán importante es el país se evidencia, de forma definitiva, en que representa el 5% de las ventas totales del grupo, al tiempo que junto al resto del mercado representaron el 10% del beneficio operativo total de H&M en 2019, antes del estadillo de la pandemia y la guerra que lo cambió todo. 

Con todo ello, la opinión de Credit Suisse es clara: "El principal impacto de la salida de Rusia es la pérdida de un mercado de crecimiento clave a mediano plazo"

De hecho, el grupo ya espera que sus ventas en junio disminuyan un 6% de forma interanual. En esta caída, apuntan, que la paralización en estos mercados representa 5 puntos porcentuales de la disminución.

Un golpe, el de Rusia, que suma a una posición debilitada en China por otro conflicto que, en este caso, sí lleva su nombre: el algodón Xinjiang, que acabó con un boicot a la cadena sueca y en un patriotismo comercial sin precedentes, en detrimento de las firmas occidentales.

"Nos preguntamos si H&M ha reducido sus perspectivas de crecimiento", concluye el informe. 

Otros artículos interesantes:

H&M inaugura su primera tienda en el metaverso y sigue la estela marcada por otros gigantes como Zara o Nike

Los reyes del textil europeo ceden ante el efecto dominó de Rusia: de la debilitada robustez de Inditex a la irrefrenable caída de ventas de H&M y Zalando

La estrategia de H&M para retomar el pulso en China tras el conflicto por el algodón de Xinjiang

Te recomendamos