Los reyes del textil europeo ceden ante el efecto dominó de Rusia: de la debilitada robustez de Inditex a la irrefrenable caída de ventas de H&M y Zalando

En imagen, tienda Zara.
En imagen, tienda Zara.

Reuters

Rusia importa y las secuelas del repliegue comercial en suelo ruso ha comenzado a materializarse en la cuenta de resultados de los gigantes textiles que anticipan que lo peor aún no ha llegado. 

Un vaticinio del que ya alertaba los analistas: Fernando Castelló Sirvent, economista en ESIC, sostenía que el reajuste de previsiones para 2022 era "obligado", tanto para Inditex como para la mayoría de las compañías de retail y gran consumo. 

De Rusia a China: los 2.853 kilómetros que amenazan con restar brillo a Inditex en 2022

Sergio Ávila, analista de mercado de IG, apoyaba esta idea: "Si hay un aumento de los costes debido a los altos precios de las materias primas y un menor crecimiento económico, esto afectará a todas las compañías de sectores cíclicos". 

Y la previsión se cumplió. En junio, la inflación se disparó un 10,2%, alcanzando el doble dígito; los grandes grupos textiles se vieron abocados a subir sus precios y las buenas previsiones para 2022 comenzaron a disiparse.

Inditex, cifras récord, pero complejas de mantener

dependiente de Zara

"Inditex y su comercio es extremadamente fuerte, pero es probable que esta fortaleza no dure a medida que avanza el año", sostenía Credit Suisse en su informe posterior a los primeros resultados con Marta Ortega en la presidencia. 

La opinión de sus analistas era clara: mantenían su calificación de infraponderar —valorar por debajo de su valor en el mercado— aún incluso con unos resultados soberbios.

La visión llegaba con el gigante textil batiendo todas las expectativas, al ganar 760 millones de euros en el primer trimestre de 2022, un 80% más y con unas ventas alzándose un 36%, hasta los 6.742 millones de euros. 

Sin embargo, ni Inditex ni el mercado eran ajenos al complejo paisaje: al acecho, cada vez más evidente, de Shein y a la subida de precios anunciada, se le sumaba unos elevados márgenes de rentabilidad, que el mismo Credit Suisse tildaba de "insostenibles" en 2022 y 2023.

Unos escollos que no son menores si se mira a Rusia. La entidad asegura que el cese de Inditex en suelo ruso tendría un impacto negativo en su cuenta de resultados. No anda desencaminado. El grupo decidía provisionar en su totalidad los gastos estimados para el ejercicio 2022 en Rusia y Ucrania. Apuntaban así a un cargo extraordinario por 216 millones de euros

Cuán importante es Rusia se evidencia solo echando un vistazo a su actividad –de momento paralizada– que se eleva a más de 500 tiendas, de las cuales 86 son de Zara. Es la red comercial más extensa del grupo, solo por detrás de España.

Sus cifras tampoco son menores: 240 millones antes de impuestos durante el ejercicio 2021, de acuerdo a su último informe de información no financiera

H&M resiste, pero espera una caída de ventas por Rusia

Tienda de H&M en Passeig de Gràcia, Barcelona

La compañía textil sueca H&M, la segunda más grande del sector a nivel mundial tras Inditex, decidió el pasado mes de marzo cesar de forma temporal su actividad en Ucrania, Bielorrusia y Rusia, tras el estallido del conflicto bélico. 

En los resultados de segundo trimestre fiscal–de marzo a mayo– el grupo ha anotado un beneficio de 344 millones de euros (3.682 millones de coronas), al tiempo que sus ventas se han elevado un 17%, hasta los 5.105 millones de euros. 

Pero pese al poco tiempo transcurrido, el peso de la decisión ya se ha dejado notar. Las ventas en la zona Este han sufrido una caída del 22%, en comparación con el segundo trimestre de 2021, hasta los 382 millones de euros. 

SheinGal: así funciona la colmena de 'influencers' que mueve el negocio de Shein en Instagram

H&M, que emplea en este mercado a 7.500 personas y dispone de 181 tiendas, sostiene que están evaluando continuamente la situación asociada a la guerra en Ucrania y sus consecuencias para el negocio. 

Y fruto de este control, el grupo ya espera que sus ventas en junio disminuyan un 6% de forma interanual. En esta caída, apuntan, que la paralización en estos mercados representa 5 puntos porcentuales de la disminución.

Zalando y su obligado reajuste de previsiones

Trabajador de Zalando

Mucho más debilitada es la posición de Zalando. La plataforma de moda online, que vivió un boom sin precedentes durante la pandemia, ha materializado su particular estancamiento. 

El marketplace alemán ha arrancando 2022 con unas pérdidas de 61,3 millones de euros frente a lo anotado un año antes, y en linea con el aviso de que sus tasas de crecimiento habían comenzado a normalizarse. 

Aún con ello, Zalando mantenía su previsiones de que el volumen bruto de mercancía (GMV, por sus siglas en inglés) creciera en 2022 entre un 16% y un 23%, hasta los 17.600 millones.

Las abruptas condiciones macroeconómicas han roto este paisaje. Hace unas semanas, la empresa comunicaba que, ahora, esperaba que el valor se moviera en una horquilla de entre el 3% y el 7%, hasta los 15.300 millones de euros en el mejor de los escenarios. 

Robert Gentz, CEO de Zalando, apuntaba que, pese a que el nuevo entorno estaba provocando "un impacto negativo en el desempeño financiero", la estrategia y los objetivos a largo plazo no habían cambiado.

Unas metas llevan aparejado alcanzar los 30.000 millones de euros de GMV para 2025, pero también por cumplir con las expectativas que el mercado espera de él y que pasan porque Zalando se convierta en uno de los principales actores de la moda online en Europa. 

Otros artículos interesantes:

La ropa de Inditex y Mango, a la venta en Rusia: la plataforma Wildberries vende sus prendas pese a la salida de los grupos del país

El engranaje casi perfecto de Shein para ganarle terreno a Inditex que tendrá que reformular para llegar viva a 2030

El futuro de Inditex, Amazon, El Corte Inglés y Shein, según uno de los mayores expertos en 'retail' de España

Te recomendamos