Una señal de radio proveniente de Venus, el nuevo hallazgo de la sonda solar Parker de la NASA que ha resultado muy familiar a los astrónomos

Venus pasa muy cerca del Sol, el 5 de junio de 2012.
Venus pasa muy cerca del Sol, el 5 de junio de 2012.

Reuters

  • Una señal de radio natural proveniente de Venus ha provocado la sorpresa de los investigadores de la NASA, quienes han conseguido obtener mediciones del planeta, gracias a la sonda solar Parker.
  • Los hallazgos ayudarán a los investigadores de la NASA a entender qué ocurre con la ionosfera del planeta, que tiene a hacerse más fina en los máximos solares.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Venus se encuentra relativamente cerca del Sol y, por ello, es sorprendentemente caliente y activo. Está compuesto por montañas y volcanes y es muy similar a la Tierra en tamaño, aunque gira en dirección contraria a esta, con una rotación muy lenta y una translación de aproximadamente 243 días terrestres.

A lo largo del tiempo, las expediciones a este planeta han sido casi imposibles, más allá de algunas naves espaciales, como Mariner 2, Mariner 5, Mariner 10, Pioneer Venus 1, Pioneer Venus 2 y un orbitador conocido como Magallanes.

Imágenes tomadas por la sonda Magallanes, con colores modificados que muestran las variaciones en la superficie de Venus.
Imágenes tomadas por la sonda Magallanes, con colores modificados que muestran las variaciones en la superficie de Venus.

NASA

Una de las últimas sondas enviadas fue la Parker de la NASA, la cual ha detectado una señal de radio proveniente de la atmósfera de Venus, hace unos 30 años, lo que la convierte en la primera en medir directamente esta.

De esta forma, el 11 de julio de 2020, la sonda Parker sobrevoló el planeta aprovechando su gravedad para acercarse tímidamente al Sol; este vuelo ha sido el más cercano a Venus por el momento, con un acercamiento de 833 kilómetros sobre la superficie, en una misión dirigida por el Laboratorio de Física Aplicada John Hopkins, en Laurel (Estados Unidos).

"Estaba tan emocionado de tener nuevos datos de Venus", ha asegurado, en un comunicado de prensa, Glyn Collinson, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland (Estados Unidos), y encargado de publicar sus hallazgos en  Geophysical Research Letters

Qué era esta señal de radio

La sonda solar Parker cuenta con un instrumento denominado FIELDS, encargado de medir los campos magnéticos y eléctricos de la atmósfera del Sol. Mediante este y a lo largo de 7 minutos, Parker detectó una señal de radio natural de baja frecuencia, algo que resultó tremendamente familiar a Collinson. En este vídeo, puedes observar cómo ha sido:

Particularmente, tuvo un recuerdo del orbitador Galileo de la NASA, responsable de explorar Júpiter y sus lunas hasta 2003. ¿Su descubrimiento? La sonda había rozado la ionosfera de Venus, un hecho que solo consiguió la Pioneer en 1992, en el punto en que el Sol estaba en un pico tormentos, lo que se conoce como el máximo solar.

Así, durante el mínimo solar, la ionosfera de Venus aparecía más delgada, lo cual ha podido confirmar con estos datos recientes la sonda Parker. "Cuando varias misiones confirman el mismo resultado, una tras otra, eso ofrece mucha confianza en que el adelgazamiento es real", ha afirmado Robin Ramstad, coautor del estudio del Laboratorio de Física Atmosférica y del Espacio, de la Universidad de Colorado (Estados Unidos).

Por qué es importante este hallazgo

Hace mucho tiempo, venus se parecía a la Tierra, aunque se convirtió en un mundo tóxico y abrasador. 

Esto se sigue estudiando, sobre todo, porque la ionosfera suele expulsar gases energizados al espacio, con fugas en esta. Por ello, aunque el objetivo de la misión es acercarse progresivamente al Sol, los datos de Venus son casi una joya para los investigadores.

Día de la Tierra 2021: por qué se celebra y 7 curiosidades para conocer a fondo el Planeta Azul

"El objetivo de volar por Venus es ralentizar la nave espacial para que la sonda Parker pueda sumergirse más cerca del Sol", ha asegurado Nour E. Raouafi, científico del proyecto en el Laboratorio de Física Aplicada, que ha tardado más de 30 años en llevarse a cabo. 

"No perderíamos la oportunidad de recopilar datos científicos y proporcionar información única sobre un planeta misterioso como Venus", ha concluido.

Otros artículos interesantes:

Los 5 rovers que la NASA ha mandado a Marte con éxito, más allá de Perseverance y Curiosity; el próximo, con firma europea, se lanzará en 2022

Ha vuelto a pasar: Bill Gates quiere tapar el Sol y los Simpson ya lo predijeron

La NASA muestra en un vídeo qué pasaría si 2 agujeros negros chocaran entre sí

Te recomendamos

Y además