La impresionante imagen de una estrella gigante a punto de autodestruirse que ha tomado el telescopio espacial Hubble para celebrar sus 31 años

La estrella luminosa azul captada por el Hubble en su 31 aniversario.
La estrella luminosa azul captada por el Hubble en su 31 aniversario.

NASA / ESA / STScI

  • Para conmemorar su 31 cumpleaños, el telescopio Hubble, de la NASA y la Agencial Espacial Europea (ESA) ha tomado una imagen impresionante de una estrella al borde de la autodestrucción.
  • Este evento supone casi una oportunidad única, ya que estos destellos solo ocurren entre una y 2 veces a lo largo de la vida de dichas estrellas, que son breves pero intensas, en comparación con nuestro Sol.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En la galaxia, durante todo el tiempo, están ocurriendo eventos astronómicos que escapan a la comprensión del conjunto de la sociedad, mas no se libran del telescopio espacial Hubble, uno de los más reconocidos.

Para conmemorar los 31 años desde su lanzamiento, la NASA ha apuntado a una de las estrellas más famosas de nuestra galaxia, conocida como AG Carinae, la cual libra una intensa batalla para evitar su propia autodestrucción, como se puede apreciar en este vídeo:

Dicha estrella se enmarca dentro de la categoría conocida como variables luminosas azules (VLA), las cuales, a diferencia del Sol, solo viven unos pocos millones de años –el Sol carga a sus espaldas, más o menos, 10.000 millones de años–.

Así, el Hubble ha conseguido captar a esta joven estrella, de aproximadamente 10 veces la masa del Sol, en un punto en el que parece que su autodestrucción está muy cerca, debido a la gran cantidad de material y gas que está expulsando, es decir, que la supernova no tardará en llegar.

Las luminosas azules: una vida breve, pero intensa

Curiosamente, la NASA pudo tomar esta foto el pasado 24 de abril, fecha que coincidía con el 31 cumpleaños del Hubble. Así, pudieron observar cómo a AG Carinae le rodeaba un gran halo brillante de gas y polvo.

Este hecho supone un evento casi único para los astrónomos, ya que los estallidos como el producido en dicha nebulosa solo ocurren entre una y 2 veces durante toda la vida de las luminosas azules. Es decir, que la casualidad también ha jugado a favor de la NASA.

El color es el resultado de la asignación de matices a cada imagen monocromática (una escala de grises).
El color es el resultado de la asignación de matices a cada imagen monocromática (una escala de grises).

NASA / ESA / STScI

Ahora mismo, la estrella está en un periodo de inestabilidad y, aunque está inactiva de momento, sigue expulsando gran radiación, además de viento estelar, que no es otra cosa que partículas cargadas, el cual viaja a una velocidad de alrededor 1.000.000 de kilómetros por hora.

Los 5 rovers que la NASA ha mandado a Marte con éxito, más allá de Perseverance y Curiosity; el próximo, con firma europea, se lanzará en 2022

"Me gusta estudiar este tipo de estrellas porque me fascina su inestabilidad. Están haciendo algo extraño", ha explicado Kerstin Weis, experta en VLA de la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania), en un comunicado de prensa de la NASA.

Todo ello es lo que conforma la nebulosa que se puede apreciar en las imágenes del Hubble: en azul, se observan las masas de polvo que son reflejadas por la luz de la propia estrella; en rojo, se ve una mezcla de hidrógeno incandescente y nitrógeno. El detalle que muestra el Hubble, además, es impresionante.

La importancia del Hubble para la astronomía

Así es el telescopio espacial Hubble de la NASA.
Así es el telescopio espacial Hubble de la NASA.

Reuters

El telescopio espacial Hubble ha sido uno de los más importantes para la observación astronómica. Lanzado el 24 de abril de 1990, ha sido el encargado de visualizar más de 1,5 millones de imágenes, referentes a 48.000 objetos celestes diferentes.

Además, el Hubble supone uno de los mayores proyectos de cooperación internacional entre la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), con la friolera cantidad de 169 terabytes de datos a sus espaldas.

En cuanto a sus órbitas, en los 31 años que lleva en el espacio exterior, ha dado 181.000, lo que supone un viaje de alrededor de 7.242 millones de kilómetros. Aparte, su importancia para la astronomía se puede apreciar en los más de 18.000 artículos científicos que han surgido de sus imágenes.

De esta manera, ojalá el Hubble pueda seguir recopilando numerosas imágenes, las cuales sin duda alguna servirán a las futuras generaciones y a una mejor comprensión de la negritud que rodea a la Tierra.

Otros artículos interesantes:

Este agujero negro, bautizado como Ricitos de oro, es una "reliquia antigua" y podría haberse creado antes de las primeras estrellas y galaxias

Elon Musk quiere construir su propia ciudad para alcanzar las estrellas: todo lo que se sabe de 'Starbase', el último sueño del multimillonario

La NASA muestra en un vídeo qué pasaría si 2 agujeros negros chocaran entre sí

Te recomendamos

Y además