Este gráfico muestra la magnitud de las quiebras de SVB y Signature frente a los mayores colapsos bancarios de la historia de EEUU

George Glover
| Traducido por: 
Silicon Valley Bank

REUTERS/Brian Snyder

  • La estrepitosa quiebra de SVB el viernes ha sumido al sector bancario estadounidense en el caos.
  • El banco californiano tenía 209.000 millones de dólares en activos cuando quebró, según la FDIC.

La quiebra de dos grandes entidades de crédito ha sumido al sector bancario estadounidense en una profunda tormenta.

El Silicon Valley Bank quebró el viernes tras revelar pérdidas masivas en su cartera de bonos, lo que desencadenó una retirada masiva de depósitos y una caída del 86% en el precio de sus acciones.

Signature Bank fue posteriormente intervenido por las autoridades reguladoras el domingo, después de que sus grandes apuestas en criptomonedas fracasaran, convirtiéndose en la segunda víctima de las turbulencias que ahora se extienden por los mercados financieros.

Las dos implosiones constituyen la segunda y tercera mayores quiebras bancarias de la historia en Estados Unidos.

La Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) que se hizo cargo de SVB y Signature tras su quiebra, ha prometido indemnizar a todos los clientes de los bancos. Normalmente garantiza depósitos de hasta 250.000 dólares.

La única quiebra más grande en la historia de la banca comercial estadounidense se produjo durante la crisis financiera de 2008, cuando la quiebra de Washington Mutual eliminó activos por valor de 307.000 millones de dólares, según datos de la FDIC.

Y con los efectos indirectos de SVB y Signature extendiéndose a otros bancos regionales de Estados Unidos, aumenta el riesgo de que otros nombres puedan entrar en la lista de quiebras bancarias estadounidenses.

La negociación de las acciones de First Republic, con sede en San Francisco, y Western Alliance Bank, con sede en Arizona, se interrumpió este lunes debido a la elevada volatilidad.

First Republic, que se había desplomado un 75% antes de que se interrumpiera la negociación, tenía activos gestionados por valor de 216.000 millones de dólares a 31 de diciembre, según un documento presentado el mes pasado.

Western Alliance, que sufrió un desplome del 80% antes de que la Bolsa de Nueva York detuviera su cotización, reveló el mes pasado que contaba con unos activos totales de 68.000 millones de dólares a finales de 2022.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.