Pasar al contenido principal

Para qué servirá la nueva oficina de estrategia y prospectiva que acaba de crear el Gobierno de Sánchez: así funciona en otros países

Una protesta en Madrid que pide acciones políticas para frenar el cambio climático.
Reuters

  • El Gobierno de España ha anunciado la creación de una Foresight Unit, una oficina estatal sobre estudios de prospectiva.
  • El objetivo de las estrategias foresight o de prospectiva es abordar los principales desafíos y escenarios de futuro —los posibles, los probables y los preferibles— a décadas vista.
  • Iván Redondo asumirá la dirección de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, mientras ejerce también como director del Gabinete de Presidencia.
  • La movilidad, la España vaciada, el cambio climático, la nueva economía, la digitalización y automatización del empleo serán algunos de los asuntos que aborde esta nueva oficina.
  • Para esto servirá la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo y así es cómo ha funcionado en otros lugares del mundo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Consejo de Ministros ha nombrado a Iván Redondo como el director del Gabinete de Presidencia. No ha sido ninguna sorpresa: el gurú de las campañas volverá a ser el cercano asesor de Sánchez que ya es desde hace años. La novedad, en este caso, es que también asumirá la dirección de una foresight unit. 

Dentro del organigrama del nuevo Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos, este nuevo departamento recibirá el nombre de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo. Según Moncloa, con la creación de esta foresight unit España se sumará a un "selecto grupo de países" como Canadá, EE.UU., Francia, Finlandia o Reino Unido.

Eso sí: lo hará bastantes años más tarde que algunos de esos países.

Pero para entender qué es una oficina foresight lo más importante es comprender este término: foresight, que puede traducirse al español por "previsión" o "prospectiva", es el flujo de información que puede trazar una estrategia foresight. En otras palabras: las estrategias que tratan de advertir cuáles serán los futuros posibles, probables y preferibles para grandes organizaciones. La experta española Isabel de Salas detalla varias claves para entender mejor esta disciplina.

Se trata de una disciplina esencial para la economía. Todas las grandes organizaciones tratan de dibujar los escenarios futuros de sus mercados y sectores empresariales o económicos. Los países también.

Las mismas fuentes de Moncloa abundan en la idea. "No se trata de adivinar el futuro, sino de analizar de manera sistemática la evidencia empírica disponible para identificar los posibles retos y oportunidades (demográficos, económicos, geopolíticos, medioambientales, sociales o educativos...) que España tendrá que afrontar en el medio y largo plazo, y de ayudar al país a prepararse ante ellos".

Leer más: Qué se puede esperar de Escrivá al frente de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones en base a su paso por AIReF

"Uno de los grandes defectos de la democracia es el cortoplacismo. En la frenética cotidianeidad de los gobiernos, lo urgente a menudo eclipsa a lo importante". Este es el razonamiento que ha llevado a crear la Oficina Nacional de Prospectiva, ya adscrita a la jefatura del Gabinete de Presidencia. Las políticas que se apliquen hoy tendrán impacto ahora, pero también en las próximas décadas. 

"Es la base de fenómenos como el cambio climático, el vaciamiento rural o la pérdida de relevancia económica para un país", advierten desde la Secretaría de Estado de Comunicación —que también pasa a estar adscrita a Redondo, de hecho—.

Cómo son las foresight units en los demás países

Canadá, Estados Unidos, Francia, Reino Unido o la misma Comisión Europea ya tienen sus propias oficinas de prospectiva.

La oficina española llega, por ejemplo, con una década de retraso con respecto a la canadiense. La Policy Horizons de Canadá, por ejemplo, remonta sus orígenes incluso hasta 1996, cuando se crea una Secretaría de Investigaciones Políticas que aborda todos aquellos temas que son transversales a los departamentos ministeriales del gobierno. Se crea como centro de foresight en 2010.

En el país norteamericano, Policy Horizons ha publicado varios informes llamados Metascans que abordan el futuro de continentes como Asia o los desafíos del propio país para la siguiente década. En los últimos años, el organismo ha publicado incluso la metodología que emplea en sus estudios para invitar a investigadores externos a participar de sus procesos.

La administración británica tiene un departamento conocido como Future studies, o Future a secas, que aborda también de forma transversal todos los dilemas políticos que puedan trascender a una competencia ministerial por los desafíos de futuro. Se basa, eso sí, en la Oficina Gubernamental de Ciencia, que la dota de contenido. 

Esta entidad británica utiliza herramientas como bases de datos EmTech, Megatrends y recibe estudios de estrategia y prospectiva. Estudios que lleva encargando el Gobierno del Reino Unido desde al menos 2013. Ahora están centrados en el futuro de la movilidad.

En Estados Unidos no solo hay uno, hay varios grupos de prospectiva. Uno es incluso del Servicio Forestal del país norteamericano. Esto no quiere decir que la Oficina Española de Prospectiva sea la única ahora: en el ámbito municipal también hay muchos grupos de investigadores, tanto académicos como de funcionarios, que trabajan en el futuro de las ciudades desde los observatorios de medio ambiente urbano.

De hecho, la prospectiva en este sentido es una disciplina ampliamente estudiada y difundida en centros universitarios de todo el mundo. La principal experiencia federal de los EE.UU. en esta materia es la creación de un Centro de Estrategia Prospectiva —Center for Strategic Foresight— dependiente de la Oficina de Responsabilidad de Gobierno —la GAO, por sus siglas en inglés—. Se inauguró hace bastante poco: en septiembre de 2019.

Lo hizo con una serie de ponencias sobre los desafíos de la seguridad nacional. Y acentuaron el caso de los deepfakes.

Y además