Sony Music advierte a las tecnológicas y a las plataformas de streaming: sus artistas no pueden ser utilizados para entrenar a la IA

Beyonce durante la 65ª edición de los Premios Grammy en Los Ángeles, California, (EEUU).
Beyonce durante la 65ª edición de los Premios Grammy en Los Ángeles, California, (EEUU).

Mario Anzuoni/Reuters

  • El uso de inteligencia artificial está siendo un tema especialmente conflictivo en determinados sectores artísticos. Los propios artistas han denunciado que estas herramientas les están perjudicando, ya que vulneran sus derechos de autor. 
  • Sony Music, la segunda mayor discográfica del mundo, ha enviado ahora una carta a las desarrolladoras de IA y a las plataformas de streaming como Spotify para prohibir la utilización de su música para el entrenamiento de modelos de inteligencia artificial.

Antes incluso de que ChatGPT saliese al mercado (en noviembre de 2022), los artistas ya estaban debatiendo sobre el uso de inteligencia artificial generativa

Uno de los casos que generó más debate desde el punto de vista mediático y social fue cuando Midjourney, una herramienta para generar imágenes por IA, logró ganar un concurso de pintura al que se presentaron varios artistas de carne y hueso. "Estamos viendo cómo se desarrolla la muerte del arte ante nuestros ojos", aseguró por aquel entonces un usuario en redes sociales.

Business Insider España ha abordado este tema en el pasado poniéndose en contacto con perfiles como el de Jon Juarez, artista conceptual que ha trabajado para Netflix o HBO. "Son lavadoras de propiedad intelectual y derechos morales, atacan al autor, y esto puede ser un gran enemigo del emprendimiento a largo plazo", afirmó Juarez al ser preguntado por la posible legitimidad de estas herramientas.

Entonces llegó ChatGPT y puso patas arriba la industria literaria, con miles de escritores de renombre —como Dan Brown, Margaret Atwood o George R. R. Martin— pidiéndole a las empresas de inteligencia artificial que no utilizasen sus obras para entrenar los modelos de IA generativa, llegando algunos incluso a denunciar a compañías como OpenAI (desarrolladora del famoso chatbot).

Crear música con Suno en Copilot

La industria musical no iba a ser menos. 

Desde que la inteligencia artificial generativa se ha transformado en la nueva revolución tecnológica, empresas como Spotify o Apple Music han tenido que decidir cómo abordar esta cuestión. En el caso de Spotify, su CEO declaró el año pasado que no iba a prohibir la música generada por IA, pero meses antes la plataforma eliminó miles de canciones que habían sido creadas empleando esta tecnología.

En ese sentido, las discográficas se han puesto manos a la obra para tratar de proteger a sus artistas (y a sus derechos de autor). Así se ha podido ver, por ejemplo, en el caso de Sony Music, la segunda mayor discográfica del mundo, que representa a artistas como Beyoncé, Harry Styles o Adele. 

Tal y como ha publicado el Financial Times, Sony está enviando cartas de advertencia a más de 700 desarrolladoras de inteligencia artificial y plataformas de streaming de música de todo el mundo para prohibir el uso de su música y de cualquier texto o información de cualquiera de sus contenidos para cualquier fin que tenga que ver con entrenar, desarrollar o comercializar sistemas de IA. 

Según han declarado personas familiarizadas con los planes de la discográfica al medio británico, Sony ha enviado —o va a enviar— este tipo de misivas a compañías desarrolladoras de inteligencia artificial como OpenAI, Microsoft, Google, Suno y Udio.

 

Además, la segunda mayor discográfica del mundo también está enviando cartas por separado a las plataformas de streaming de música, incluidas Spotify y Apple, pidiéndoles que adopten "mejores prácticas" para proteger a los artistas y compositores y su música del scraping, la minería o el entrenamiento por parte de desarrolladores de IA sin consentimiento o compensación.

Sony les habría pedido a las plataformas que actualicen sus condiciones de servicio, dejando claro que la minería y el entrenamiento de sus contenidos no están permitidos.

Al parecer, la carta apunta que Sony y sus artistas "reconocen el enorme potencial y avance de la inteligencia artificial", pero añade que "el uso no autorizado [...] el entrenamiento, desarrollo o comercialización de sistemas de inteligencia artificial priva [a Sony] del control y de una compensación adecuada".

Sin embargo, no se trata del primer paso en esta dirección que ha dado una importante empresa discográfica. En verano de 2023, Universal anunció que había llegado a un acuerdo con YouTube para tratar de proteger los derechos de autor de los músicos frente a la IA generativa.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.