La israelí GoTo desembarca en Madrid con 1.200 vehículos entre patinetes, motos y coches: "Es nuestro lanzamiento más importante"

Marie Lindström, Country Manager de GoTo España (d), y Shirly Kalush, Chief Operation Officer (COO) de GoTo Global (i).
Marie Lindström, Country Manager de GoTo España (d), y Shirly Kalush, Chief Operation Officer (COO) de GoTo Global (i).

GoTo

  • La compañía israelí GoTo es la última competidora que ha llegado a la movilidad en Madrid.
  • Con una apuesta multimodal, aseguran que van a poner 1.200 vehículos en las calles madrileñas, entre patinetes, motocicletas y coches eléctricos, de momento restringidos a los límites de la circunvalación M-30.
  • El cofundador de WeWork, Adam Neumann, es uno de los principales inversores de esta compañía, que también opera en Israel y Malta.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un nuevo competidor se ha sumado al ya concurrido espacio de las plataformas de movilidad en Madrid: la compañía israelí GoTo, que ha anunciado este miércoles su primer despliegue en la capital de España, con la multimodalidad como tarjeta de visita. La apuesta no es pequeña: en su presentación han asegurado que van a poner 1.200 vehículos en las calles madrileñas.

"GoTo fue fundado hace 13 años, pero Madrid es nuestro lanzamiento más importante hasta el momento. Nuestro objetivo es liderar un cambio reinventando cómo experimentamos las ciudades. Esto implica dar poder a las personas para que sean dueñas de sus viajes, no de sus vehículos", ha asegurado el consejero delegado de la compañía, Gil Laser, en la presentación.

Laser ha especificado que estos 1.200 vehículos se repartirán en 400 patinetes eléctricos, 450 motocicletas y 300 coches.

Los vehículos de GoTo estarán disponibles en un primer momento en el anillo interior de la M-30, la carretera de circunvalación interior madrileña, según ha explicado la responsable de GoTo España, Marie Lindstrom. "A partir de esto analizaremos los datos e iremos adaptando o haciendo crecer la zona según el comportamiento de los usuarios", ha detallado. 

Los retos a lo que se enfrenta la nueva regulación de los patinetes compartidos de Madrid y sus posibles soluciones, según los expertos

El servicio tiene un precio fijo de 3 euros para los primeros 15 minutos —a partir de entonces, el minuto tiene un coste de 0,30 euros para el coche, 0,25 euros para la moto y 0,15 euros para el patinete—, y que darán el primer viaje gratis a quienes utilicen sus patinetes. Entre los vehículos que ofrecen en su página web está el eléctrico Renault Zoe, varios modelos de gasolina como el Fiat 500, el Nissan Micra, el Opel Corsa o el Renault Megane; así como dos modelos de furgoneta.

GoTo opera en varias ciudades de Israel (allí con la marca comercial Car2Go, cuyo nombre coincide con el servicio de vehículos que en España explota Share Now, filial del fabricante alemán de vehículos Daimler) y en Malta. En total, cuentan con 177.000 usuarios y han impulsado más de 4 millones de viajes con sus 5.000 vehículos entre todos los mercados en los que están presentes.

Una de las ventajas de su servicio, según la compañía israelí, es que permite gestionar todos sus vehículos desde una sola aplicación, algo que según una encuesta que han realizado es valorado positivamente por un 78% de los madrileños. 

"Madrid es una ciudad madura en movilidad compartida, sabemos que hay 1,9 millones de usuarios de movilidad compartida en la ciudad. Hay mucho crecimiento aquí", ha defendido Lindstrom. El 70% de los habitantes de la capital española asegura que al menos la mitad de sus desplazamientos son multimodales, lo que quiere decir que incluyen al menos dos modos de transporte distintos en el mismo trayecto.

El cofundador de WeWork, entre los inversores principales de esta startup israelí

GoTo es una compañía fundada en 2008 enfocada en el coche compartido, que después fue extendiendo sus servicios a bicicletas y motos eléctricas. Entre sus principales inversores está Adam Neumann, cofundador de la multinacional estadounidense de las oficinas WeWork, protagonista de varios años de pérdidas que dieron al traste con su proyecto de salir a bolsa en 2019 que acabaron con la salida del propio Neumann.

El cofundador de WeWork invirtió 10 millones de euros en esta compañía en julio de 2020, dentro de su ronda Serie B de 19 millones, lo que le dio un tercio de su accionariado, según informó entonces TechCrunch. En febrero de 2021, la compañía israelí obtuvo otra ronda de financiación, de 3,5 millones de dólares, liderada por la empresa israelí Talcar Group, cuya actividad principal es la importación de vehículos de la marca surcoreana Kia a Israel, según el medio israelí CTech.

Adam Neumann dimite como CEO de WeWork poniendo fin a un terrible descalabro y la compañía tendrá dos jefes mientras busca nuevo líder

Los últimos datos económicos que ha revelado la compañía es que facturó 13,2 millones de dólares en 2019 y que emplea a 160 trabajadores.

Otros artículos interesantes:

Los retos a lo que se enfrenta la nueva regulación de los patinetes compartidos de Madrid y sus posibles soluciones, según los expertos

Las empresas de sharing no pagan por el uso que hacen del espacio público: la tasa de Barcelona abre el camino para que los ayuntamientos recauden millones de euros cada año

Adam Neumann dimite como CEO de WeWork poniendo fin a un terrible descalabro y la compañía tendrá dos jefes mientras busca nuevo líder