Las tecnológicas innovadoras, las empresas que apuestan por sostenibilidad y el oro serán las grandes tendencias para invertir tras la pandemia, según Allianz GI

Trabajador sale de Wall Street.

Reuters

  • Stefan Hofrichter, responsable de Estrategia y Economía Global en Allianz Global Investor, aconseja dónde hay más potencial en la actualidad.
  • Ve apetito por los activos cíclicos, las tecnológicas innovadoras, la temática de la sostenibilidad o en el oro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los mercados siguen arrastrando incertidumbre, aunque el panorama parece haberse despejado en el entorno de la inversión. 

Stefan Hofrichter, responsable de Estrategia y Economía Global en Allianz Global Investor, explica en la presentación de perspectivas de la gestora que, pese a todos estos nubarrones que han acompañado al esquema global, ahora el panorama está más despejado y se pueden encontrar importantes activos en los que invertir.

Según señala, habida cuenta de los estímulos monetarios y fiscales masivos, los inversores sufrirán efectos secundarios —en particular, valoraciones elevadas en varias de las principales clases de activos—, lo que enfatiza la necesidad de una cuidadosa selección entre los activos y las regiones.

El informe presentado por el experto apunta que, aunque los inversores pueden confiar en que para 2021 habrá una vacuna eficaz contra el COVID-19, la trayectoria de la recuperación económica sigue sin estar clara. Se requerirá un conjunto de inversiones más amplio —sin limitarse a las regiones, los sectores y las estrategias que se han comportado bien en los últimos tiempos.

El experto explica que la pandemia del COVID-19 reforzó la importancia de la inversión sostenible; las asociaciones público-privadas, un enfoque en la inversión de impacto y la observancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU pueden ayudar a los inversores a conseguir un cambio significativo en el mundo a medida que los países abordan cuestiones vitales sobre el medio ambiente, la economía y el desarrollo.

Cómo elegir un bróker si quieres comenzar a invertir en bolsa

Hofrichter concreta que el exceso de liquidez provocado por los estímulos monetarios (básicamente, demasiado dinero en circulación en relación con la actividad económica) elevó los precios de los activos —incluso de algunos que ya parecían sobrevalorados—. 

“Creemos que esto es particularmente evidente en el caso de los bonos de deuda pública y de la bolsa variable estadounidense, mientras que la renta variable de otras regiones parece ofrecer precios más moderados”, asegura.

Una nueva apuesta por lo cíclico y por algunas compañías del sector tecnológico, pese a estar "caras"

En este sentido, concreta que aumentan los riesgos de que los precios de productos y servicios suban a medio plazo, debido en parte al exceso de liquidez provocado por los estímulos monetarios, pero también como consecuencia de los trastornos del lado de la oferta relacionados con las medidas de confinamiento por el coronavirus y las persistentes guerras comerciales. 

“De continuar la tendencia de desglobalización —mientras los países tratan de ser autosuficientes con bienes esenciales—, representará un lastre para el crecimiento económico a largo plazo y, por consiguiente, para el crecimiento de la productividad”, asegura. “En igualdad de condiciones, esto podría apuntar a un aumento de la volatilidad de precios en todo el mundo durante los próximos años”, añade.

Dado que los mercados todavía afrontan múltiples incertidumbres, desde Allianz GI sugieren a los inversores que se planteen construir una cartera de renta variable equilibrada, en lugar de buscar una simple llamada direccional que indique cómo invertir.

Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

“Por ejemplo, si la pandemia se consigue controlar realmente en 2021, prevemos una rentabilidad superior de los activos value cíclicos (como la industria y las finanzas), aunque si el COVID-19 sigue representando una gran amenaza, los valores con mejor comportamiento en 2020 (como el sector tecnológico) podrían ser los ganadores de 2021”, destaca.

El experto dice que hay que estar preparados para añadir empresas value a cartera que están muy baratas, aunque pensando en mantener las compañías growth con una vocación de inversión de largo plazo. “Muchos temas de crecimiento siguen siendo atractivos como las áreas de alta tecnología como la inteligencia artificial y la ciberseguridad”, indica Hofrichter.

A su modo de ver, estos segmentos representan cambios seculares a más largo plazo que ya existían antes del coronavirus. “Podemos considerarlos corrientes más profundas que puede que a los inversores les interese sondear, además de navegar por las agitadas aguas de la superficie”, resalta.

Con este contexto, hay una serie de catalizadores positivos para algunas clases de activos, tal y como afirma Hofrichter: “La liquidez está garantizada por los gobiernos y bancos centrales, los estímulos brindan un soporte importante; el crecimiento económico sólido en 2021; y el optimismo insuflado por la distribución de la vacuna”. 

Por otra parte, la inversión en sostenibilidad es una tendencia que, desde su punto de vista, ha llegado para quedarse y que tiene grandes perspectivas en el largo plazo, pero ve un interés alternativo en el oro. “En un entorno de tipos de intereses reales en negativo, con estímulos fiscales y monetarios, pensamos que el oro tiene un importante camino al alza”, concluye. 
 

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”