Tener anticuerpos de otro tipo de coronavirus podría ayudarte a combatir el COVID-19, según un estudio

Imagen de coronavirus al microscopio.

Getty Images

  • Un estudio llevado a cabo por la Universidad del Norte de Arizona y el Instituto de Investigación Genómica Traslacional de Estados Unidos ha confirmado que tener anticuerpos de otro tipo de coronavirus podría ayudar a combatir la enfermedad del COVID-19.
  • En la actualidad existen 7 tipos distintos de coronavirus.
  • Los investigadores usaron una herramienta novedosa llamada PepSeq para identificar las respuestas de anticuerpos a todos los coronavirus que infectan a los humanos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El COVID-19 (generado por el tipo de coronavirus SARS-CoV-2), causante de la actual pandemia mundial no es el único tipo de coronavirus que ha afectado a los humanos. Un estudio reciente ha confirmado que tener anticuerpos de otro tipo de coronavirus podría ayudar a combatir la enfermedad del COVID-19.

Este estudio ha sido dirigido por la Universidad del Norte de Arizona y el Instituto de Investigación Genómica Traslacional de Estados Unidos, y publicado por la revista Cell Reports Medicine

En él se explica que el sistema inmunológico de las personas infectadas con COVID-19 puede depender de la memoria de nuestro cuerpo, es decir, de cómo actúen los anticuerpos creados durante las infecciones de coronavirus anteriores.

¿Cuáles son estos tipos de coronavirus?

En la actualidad se conocen 7 tipos de coronavirus que infectan a humanos, cuatro de ellos son muy comunes y están presentes en el resfriado común, junto a otros agentes patógenos como los rinovirus, por lo que se estima que una proporción muy alta de la población ha desarrollado defensas frente a ellos.

La historia de los coronavirus como agentes patógenos en humanos se remonta a mediados de los años 60, cuando se aislaron por primera vez a partir de muestras obtenidas del tracto respiratorio de adultos con síntomas de resfriado común. 

Además de estos cuatro coronavirus que generan el tipo de resfriado común (HCoV-229E, HCoV-OC43, HCoV-NL63 y HCoV-HKU1) han aparecido de forma más reciente otros tres, que son los causantes de las infecciones más actuales. 

Hallan 5 genes asociados a los casos más graves de COVID-19, lo que debería acelerar la investigación de potenciales medicamentos

SARS-CoV-2, causante del COVID-19, MERS-CoV, que causó el brote de 2012 en Arabia Saudita del Síndrome Respiratorio del Medio Oriente; y el SARS-CoV-1, el primer coronavirus pandémico que causó el brote de 2003 en Asia del Síndrome Respiratorio Agudo Severo. 

¿Cómo han detectado en la investigación lo que genera esa respuesta de inmunidad?

El estudio trató de entender cómo los coronavirus activan el sistema inmunológico humano y realizan una inmersión más profunda en el funcionamiento interno de la respuesta de los anticuerpos. 

Este conocimiento podría ayudar a los investigadores a diseñar nuevos diagnósticos, evaluar los poderes curativos del plasma convaleciente (usar sangre de personas que hayan superado la enfermedad), desarrollar nuevos tratamientos terapéuticos y, lo que es más importante, ayudar a diseñar futuras vacunas o terapias de anticuerpos monoclonales (tratamiento que se utiliza, por ejemplo, para tratar algunos tipos de cáncer) capaces de proteger contra las mutaciones que pueden ocurrir en el virus COVID-19.

Los investigadores usaron una herramienta llamada PepSeq para identificar las respuestas de anticuerpos a todos los coronavirus que infectan a los humanos. 

PepSeq es una novedosa tecnología que se está desarrollando en la Universidad del Norte de Arizona y el Instituto de Investigación Genómica Traslacional, y que permite la construcción de grupos de péptidos (cadenas cortas de aminoácidos) muy diversos unidos a etiquetas de ADN. 

Cuando se combina con una secuenciación de alto rendimiento (técnicas de secuenciación genética que mejoran el proceso de secuenciación original), permite que estos grupos de moléculas PepSeq sean los encargados de estudiar en profundidad cómo reaccionan los anticuerpos a los virus.

Además de caracterizar los anticuerpos que reconocen el SARS-CoV-2, también analizaron la respuesta que se obtenía en los tipos coronavirus llamados 'comunes', aquellos, que como se explicaba antes, son menos agresivos y causan infecciones respiratorias, pero no la muerte.

"Nuestros hallazgos destacan los sitios en los que la respuesta del SARS-CoV-2 parece estar conformada por exposiciones previas al coronavirus, y que tienen el potencial de generar anticuerpos ampliamente neutralizantes". asegura el Dr. Altin, uno de los autores del estudio.

Estos nuevos hallazgos podrían ayudar a explicar por qué el COVID-19 afecta de manera tan diferente a cada tipo de paciente (por ejemplo entre un paciente joven o un paciente anciano). Desde personas asintomáticas o con algún síntoma muy leve, hasta infecciones graves que requieren hospitalización y a veces, incluso la muerte. 

LEER TAMBIÉN: Hallan 5 genes asociados a los casos más graves de COVID-19, lo que debería acelerar la investigación de potenciales medicamentos

LEER TAMBIÉN: Tener más de 5 síntomas de coronavirus es una señal de que podrías sufrir COVID-19 persistente, según una nueva investigación

LEER TAMBIÉN: Un fármaco antiparasitario podría reducir la mortalidad por COVID-19, según una nueva investigación

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido