Todo lo que tienes que saber sobre la vacuna contra el coronavirus de Sinopharm

Vacuna china Sinopharm.
TINGSHU WANG

Reuters

  • La Organización Mundial de la Salud ha aprobado recientemente la vacuna de Sinopharm para su uso de emergencia. 
  • La vacuna muestra un 78,1% de eficacia para adultos entre 18 y 59 años en los ensayos clínicos
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó recientemente para su uso de emergencia a la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por la farmacéutica china Sinopharm, convirtiéndose así en la sexta vacuna contra el coronavirus con el respaldo de la institución.

Esta vacuna es "segura y eficaz", asegura el organismo, por lo que la ha incluido en su lista de tratamientos de emergencia, que sirve para evaluar la calidad, seguridad y eficacia de las vacunas contra el coronavirus, así como para permitir a los países acelerar su propia aprobación regulatoria para importarlas y administrarlas.

La declaración constituye un paso significativo para despejar las dudas en torno a la vacuna después de que ni el gobierno chino ni la compañía dieran a conocer demasiados datos de ensayos clínicos de fases avanzadas.

Eficacia y almacenamiento de la vacuna

La aprobación o no de la solución de Sinopharm estaba en cuestión a pesar de haber obtenido un 78,1% de eficacia para adultos entre 18 y 59 años, cifra muy por encima del umbral exigible, cifrado en torno al 50%. 

España apoya a Biden y pide liberar la patente de las vacunas contra el COVID-19: "O nos salvamos todos o no nos salvamos ninguno"

Esta vacuna presenta 2 características particulares. Por un lado, sus "fáciles requisitos de almacenamiento" la convierten en "muy adecuada para entornos de bajos recursos", señala la OMS.

Por otro, se trata de la primera que llevará un monitor de frascos de vacuna, una pequeña pegatina que cambia de color a medida que la vacuna se expone al calor, lo que permite al personal sanitario saber si esta se puede utilizar con seguridad.

A quién podría administrársela

A partir de las pruebas disponibles tras la revisión, la OMS recomienda la vacuna de Sinopharm para los adultos de 18 años o más, con la administración de 2 dosis con un intervalo de 3 a 4 semanas entre cada una de ellas.

Si bien la eficacia de la vacuna de Sinopharm no se ha podido estimar en la población de 60 años o más, ante las pocas personas de esta edad que se inscribieron en los ensayos, la OMS no recomienda un límite de edad superior para esta vacuna, ya que los datos sugieren que es probable que la vacuna tenga un efecto protector en las personas mayores", informa la organización.

"No hay ninguna razón teórica para creer que la vacuna tenga un perfil de seguridad diferente en las poblaciones de más edad y en las más jóvenes", indica la OMS, que recomienda a los países que la utilicen en grupos de mayor edad "realizar un seguimiento de la seguridad y la eficacia para que la recomendación sea más sólida".

Cuánto dura la inmunidad

Los ensayos clínicos de la vacuna de Sinopharm han demostrado que la BBIBP-CorV puede proteger a las personas contra el coronavirus SARS-CoV-2, pero aún no se sabe por cuánto tiempo dura esta inmunidad. 

Pese a eso, el sistema inmunitario también contiene células especiales llamadas células B y T de memoria que podrían retener información sobre el virus durante años.

Cómo se creó la vacuna de Sinopharm

La BBIBP-CorV funciona enseñando al sistema inmunitario a fabricar anticuerpos contra el COVID-19 que se adhieren a las proteínas virales, como las llamadas proteínas de espiga.

Para crear la BBIBP-CorV, los investigadores obtuvieron 3 variantes del coronavirus de pacientes de hospitales chinos y una vez que produjeron grandes reservas de coronavirus, los rociaron con una sustancia química llamada beta-propiolactona. El compuesto desactivó los coronavirus al unirse a sus genes, por lo cual ya no podían replicarse. Pero sus proteínas, incluida la espiga, permanecieron intactas.

Tras esto, extrajeron los virus inactivados y los mezclaron con una pequeña cantidad de adyuvente, que estimulan el sistema inmunitario para potenciar su respuesta a una vacuna.

Cómo funciona la inyección dentro del organismo

Debido a que los coronavirus de la BBIBP-CorV están muertos, pueden inyectarse en el brazo sin que causen coronavirus SARS-CoV-2. 

Dentro del organismo, algunos de los virus inactivados son absorbidos por un tipo de célula inmunitaria, la célula presentadora de antígenos, que desgarra el coronavirus y muestra algunos de sus fragmentos en su superficie que un linfocito T colaborador puede detectar. Si el fragmento encaja en una de sus proteínas de superficie, el linfocito T se activa y puede ayudar a reclutar otras células inmunitarias para que respondan a la vacuna.

La célula inmunitaria linfocito B también puede encontrarse con el coronavirus inactivado y unas pocas podrían tener la forma adecuada para engancharse al coronavirus

Un linfocito T colaborador activado contra el coronavirus puede engancharse al mismo fragmento. Cuando esto ocurre, el linfocito B también se activa. Prolifera y secreta anticuerpos que tienen la misma forma que sus proteínas de superficie, explica The New York Times.

Si el cuerpo se infecta, el sistema inmunitario puede responder, ya que los linfocitos B producen anticuerpos que se adhieren a los invasores impidiendo que el virus entre en las células. 

Acceso a las dosis

La vacuna de Sinopharm recibió el visto bueno por parte de las autoridades chinas en diciembre del año pasado. Desde entonces, otros 44 países se han sumado a la lista y ya se han administrado más de 65 millones de dosis. Tan solo 1.461 personas han experimentado reacciones adversas, 8 de ellas de gravedad.

China se ha visto obligada a externalizar a terceros países sus pruebas ante la limitada prevalencia del coronavirus en su territorio. 

La aprobación de uso de emergencia de la OMS permitiría que la vacuna Sinopharm se incluya en Covax, una iniciativa global para proporcionar vacunas gratuitas a los países pobres. 

"La incorporación de esta vacuna tiene el potencial de acelerar rápidamente el acceso a la vacuna COVID-19 para los países que buscan proteger a los trabajadores de la salud y a las poblaciones en riesgo", ha asegurado Mariângela Simão, subdirectora general de la OMS para el Acceso a los Productos Sanitarios. 

"Instamos al fabricante a participar en el Mecanismo COVAX y a contribuir al objetivo de una distribución más equitativa de la vacuna", ha añadido, sobre la iniciativa global para facilitar el acceso a las vacunas a los países con menos recursos.

Otros artículos interesantes:

¿Cuánto duran los efectos secundarios de las vacunas contra el coronavirus?

13 síntomas silenciosos de las vacunas contra el COVID-19

Las personas que rechacen vacunarse por estar de vacaciones tendrán que 'ponerse al final de la cola'