Tokamak, el dispositivo de fusión nuclear de Reino Unido que ha abierto las puertas a la comercialización de este tipo de energía

Interior del Tokamak JET de Reino Unido.
Interior del Tokamak JET de Reino Unido.

EUROfusion

  • La energía nuclear de fusión forma parte de la estrategia de Reino Unido, que contempla su desarrollo en el experimento MAST Upgrade.
  • Este ha conseguido elaborar un sistema de escape que permite reducir el calor generado hasta 10 veces, un hecho inédito e investigado durante años, que permitirá reducir los costes asociados a este tipo de energía.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En la actualidad, la energía nuclear supone grandes inconvenientes para los gobiernos y compañías, que han visto el avance de esta en detrimento de los ecosistemas, aparte de un riesgo evidente para la seguridad de la población, como ya ocurrió en Chernobyl.

Sin embargo, cuando se habla de energía nuclear se tiene a pensar en un tipo concreto, en el de fisión de un átomo, la cual deja desechos evidentes. Por ello, los logros en este ámbito vienen relacionados con la de fusión, concretamente, la térmica, consistente en calentar los átomos hasta conseguir plasma, compuesta de electrones libre y átomos altamente ionizados.

Elon Musk quiere convertir cada hogar en una planta de energía distribuida

A pesar de la eficiencia de este método, existe un inconveniente, según explica el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), en relación al confinamiento del plasma a temperaturas tan elevadas. Existen, de esta forma, 2 métodos: la Fusión por Confinamiento Inercial (FCI) y la Fusión por Confinamiento Magnético (FCM).

Ahora, uno de los dispositivos más desarrollados en FCM, denominado Tokamak, ha conseguido reducir hasta 10 veces el calor de los materiales, con un sistema que se conoce como Super-X, un gran impulso a este tipo de energía.

En qué consiste el Tokamak

Ilustración de un artista que muestra el dispositivo desarrollado.
Ilustración de un artista que muestra el dispositivo desarrollado.

UKAEA

Como parte del experimento MAST Upgrade, de la Autoridad de Energía Atómica del Reino Unido (UKAEA), comenzó en octubre de 2020 el desarrollo del Tokamak esférico, en el marco de un programa más amplio del gobierno británico para construir un prototipo de planta de energía de fusión en la década de 2040, el Spherical Tokamak for Energy Production o STEP.

A la vez que se ha investigado cómo conseguir que el calor no sea excesivo para la red eléctrica, a la hora de generar electricidad a nivel comercial, los estudios se han centrado en el apartado de encontrar un sistema de escape eficaz para esta ardua tarea. Y, ahora, lo han conseguido con el desviador Super-X.

“Construimos MAST Upgrade para resolver el problema de los gases de escape en las plantas de energía de fusión compactas, y las señales indican que lo hemos logrado", ha celebrado Andrew Kirk, científico principal de UKAEA para MAST Upgrade, en un comunicado. “Super-X reduce el calor en el sistema de escape desde un nivel de soplete hasta otro como el del motor de un automóvil, lo que significa que solo tendría que ser reemplazado una vez durante la vida útil de una planta de energía".

Y este último es algo fundamental para cualquier central, ya que, por ejemplo, el desastre nuclear de Chernobyl se produjo por el incremento de las temperaturas en un reactor que iba a ser sometido a una investigación. 

Más cerca de su comercialización

Aunque el apartado de seguridad es de vital importancia para el desarrollo de los sistemas de escape de las centrales de fusión, también lo es para su uso comercial, ya que el desviador Super-X conseguirá alargar la vida útil de los componentes, incrementar la disponibilidad de la central, mejorar su viabilidad económica y reducir los costes asociados a este tipo concreto de electricidad.

"Estos primeros resultados del proyecto MAST Upgrade demuestran que la fusión como fuente de energía tiene el potencial de cambiar radicalmente el suministro de energía del mundo", ha añadido Dame Lynn Gladden, presidenta ejecutiva del Consejo de Investigación en Ingeniería y Ciencias Físicas (EPSRC, por sus siglas en inglés).

Aparte, para Reino Unido supone un gran avance en cuanto a su plan de 2040, desarrollado en las instalaciones del Centro Culham para la Energía de Fusión (CCFE). "Es un desarrollo fundamental para el plan del Reino Unido de poner una planta de energía de fusión en la red a principios de la década de 2040, y para llevar energía baja en carbono de la fusión al mundo", ha agregado Kirk.

En resumen, la energía de fusión parece cada vez más viable, incluso con proyectos alejados de Reino Unido que han propuesto hasta crear un sol artificial. En la realidad, a veces, se atisban destellos de ficción.

LEER TAMBIÉN: La energía nuclear es demasiado lenta y poco eficiente para luchar contra el cambio climático, según un informe

LEER TAMBIÉN: Apagar y encender o dejar encendida la luz: qué debes hacer para consumir menos energía

LEER TAMBIÉN: Una startup abre las reservas de un vehículo eléctrico impulsado por energía solar que asegura no necesitar carga con un precio a partir de 21.500 euros: en 24 horas ya se ha agotado

VER AHORA: Desde personas en paro desesperadas hasta multinacionales del crimen: los perfiles de ciberdelincuente más comunes, según el CEO de Buguroo