No hay una "respuesta correcta" sobre cómo implementar el trabajo híbrido, advierten los líderes de las empleadoras más importantes del mundo

Oficina híbrida

Getty Images

Las principales empresas empleadoras del mundo —Grupo Adecco y ManpowerGroup— están lanzando advertencias sobre el riesgo de generalizar el trabajo híbrido

En entrevistas con Business Insider en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, los responsables de ambas compañías han defendido que el trabajo híbrido no es una política única y que no existe una "respuesta correcta" sobre cómo implementarlo.

Riccardo Barberis, presidente regional del norte de Europa del gigante de la contratación ManpowerGroup, dice que las empresas perderán talento si apuestan por volver a las normas laborales anteriores al COVID-19, porque los candidatos quieren flexibilidad

Esto, a su vez, dista mucho de los nuevos modelos de trabajo híbrido —dividir las horas de trabajo entre el hogar y la oficina—.  

"La flexibilidad se refiere realmente a cómo puedo gestionar mis tareas y mis objetivos con margen. El modelo híbrido tiene que ver realmente con el equilibrio entre el trabajo y la vida privada y el bienestar, y son 2 temas muy diferentes", explica Barberis a Business Insider en Davos.

En la última encuesta de su empresa sobre lo que quieren los trabajadores quedó claro que es "una talla única".

"Si eres mujer, quieres dinero, porque quieres independencia y libertad", dice Barberis. 

"Si tienes más de 50 años, estás cansado de los malos jefes, así que quieres espíritu de equipo y buenos líderes. Si eres de la generación más joven, quieres flexibilidad, impacto social y valores compartidos. Por eso se produjo la gran dimisión".

Gran renuncia a la española: las dimisiones de trabajadores se disparan en marzo y rozan un máximo histórico

La gran dimisión o gran renuncia es una tendencia económica que comenzó en 2021 en la que millones de trabajadores decidieron abandonar sus puestos de trabajo en Estados Unidos, en muchos casos porque estaban insatisfechos con sus condiciones laborales o para buscar mejores oportunidades. 

En España, la cifra de renunciantes roza máximos históricos, pero sigue lejos de los 50 millones de estadounidenses que dejaron su empleo en tan sólo un año.

Dado que muchos de estos movimientos se están dando de la mano de un empoderamiento de la clase trabajadora, Coram Williams, director financiero y de economía del Grupo Adecco, dice a Business Insider que prefiere hablar de ella como la gran revalorización.

"La gran renuncia implica que tenemos mucha gente que sale de la población activa y no vuelve, y eso no es del todo así", aclara Williams. Aunque las tasas de participación en los mercados son más bajas que antes de la pandemia, han ido aumentando. 

"Lo que está ocurriendo realmente es que la gente está reconsiderando los trabajos que realiza. No están reconsiderando su participación en el mercado laboral".

La profecía 'maldita' de los 20 millones de empleos: en España hay más personas trabajando, pero somos más pobres que antes

Con sede en Zúrich, el Grupo Adecco es la segunda empresa de contratación de personal del mundo. Williams explica a Business Insider que es difícil generalizar el trabajo híbrido y que las empresas tienen que tener en cuenta una serie de factores a la hora de decidir qué es lo mejor para ellas.

"Si nos centramos en el trabajo manual, simplemente no es posible hacerlo de forma virtual. También creo que hay ciertos sectores y ciertas funciones en las que estar en la oficina es un componente muy importante de su operativa", apunta. 

"Así que no puede haber una talla única. Creo que lo que queremos decir es que hay que pensar en cómo incorporar la flexibilidad a la forma de dirigir", añade. 

Las empresas y los Gobiernos han ido de un lado a otro sobre cómo aplicar la flexibilidad a los empleados, y varias compañías han encontrado ahora un punto intermedio. Otras organizaciones aún no lo tienen tan claro y se arriesgan a perder talento si trazan una línea estricta sobre los modelos de trabajo

"No hay una respuesta correcta, porque hay que tener en cuenta el contexto de la geografía, los empleados, el negocio, etc.", dice Williams. 

"Creo que todo el mundo se empeña en decir: '¿Cuál es la respuesta?' Y la respuesta es que no la hay. Hay que determinar lo que tiene sentido para la empresa, los empleados, las generaciones que la componen y los tipos de directivos que hay", recomienda.

Otros artículos interesantes:

Jefes, no seáis dramáticos: para crear un buen modelo de trabajo híbrido se necesita confianza, límites, flexibilidad... y poco más

Algunos trabajadores consideran que el modelo híbrido es más agotador que el teletrabajo: qué deben hacer las empresas para solucionarlo

Teletrabajo: breve historia en 6 claves de algo más que una moda y algo menos que una revolución laboral

Te recomendamos