Pasar al contenido principal

Así es el "tabaco del Nuevo Mundo", la prestigiosa variedad de puros que amenaza la histórica hegemonía de los Habanos

  • Una caja de puros Habanos de buena calidad puede llegar a costarte miles de euros.
  • Cada puro Habano es enrollado a mano y pasa por unas 500 elaboraciones desde que es una semilla hasta que se deposita en la caja.
  • Algunos expertos sugieren que hasta el 95% de todos los cigarros cubanos en Estados Unidos son falsos producto de un mercado negro existente desde el embargo cubano.
  • En los últimos 25 años, los cigarros hechos en otros países del Caribe y de América Central que ya se le comparan en calidad, consistencia y coste.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: los puros cubanos tienen la reputación de ser el tabaco más valorado del mundo. Una caja de Habanos de buena calidad puede costarte miles de dólares. Cada cigarro cubano es enrollado a mano y pasa por unas 500 labores manuales desde que es semilla hasta convertirse en puro. Pero en los últimos 25 años, los cigarros hechos en otros países del Caribe y América Central se han ido volviendo comparables en calidad, consistencia y coste. Peor aún para los fumadores norteamericanos, sus cigarros podrían ser falsos. Algunos expertos sugieren que hasta el 95% de todos los cigarros cubanos en Estados Unidos son completamente falsos. Entonces, ¿por qué los puros cubanos son tan codiciados? ¿Es por esa razón por la que son tan caros? Durante más de 20 años, la cultura de la fabricación de puros en Cuba no ha cambiado. En un proceso que dura alrededor de un año, las hojas de tabaco son cultivadas, cosechadas y colgadas en secaderos antes de que se dé una fermentación lenta, lo que mejora el sabor, el aroma y las características de quemado. Cada hoja es seleccionada por su tipo, apariencia y calidad, y se entrega a un torcedor, un enrollador de cigarros especialmente habilidoso, muy respetado en la sociedad cubana.

José Castelar Cairo: yo me llamo José Castelar Cairo. Trabajo aquí en La Triada. He sido fabricante de cigarros durante 61 años. Para hacer puros aquí en Cuba, dependemos de cinco tipos de hojas: una hoja que se llama ligero, que es la que da fuerza en el calado; otra hoja que se llama seco, es la que tiene el aroma; otra hoja que se llama volado, que es la que encarga de la combustión dentro del puro. Le sigue el capote que envuelve al ligero, al seco y al volado. Y la última hoja es la capa, que es lo que estoy haciendo, es la que viste el cigarro, y la envoltura le da presencia al cigarro. 

Narrador: el corazón de la producción de cigarros cubanos está en Pinar del Río, la provincia más occidental de la isla, donde se cultiva el 70% del tabaco para puros de primera calidad que usan las compañías de puros estatales. Los cultivadores de puros cubanos afirman que la influencia fundamental en la calidad es el terreno en el que está la región, los factores ambientales únicos que afectan al cultivo.

Richey Morin Rico: lo primero, para considerarse el mejor tabaco del mundo, es que hay cuatro factores lo hacen único en el mundo. Es el suelo donde se cultiva, el clima de la región donde se cultiva, la mano del hombre y la variedad de tabaco negro que se utiliza. Muchas veces han tratado de llevarse la cepa, han tratado de llevarse la semilla, y han tratado de tomar la mano de obra. Pero en todos los lugares donde lo han puesto en condiciones similares, no se ha logrado de la misma manera.

Narrador: pero algunos conocedores de los puros ahora argumentan que los cigarros de países como Nicaragua y Republica Dominicana, lo que la industria llama cigarros del Nuevo Mundo, se han convertido en los más deseables y confiables en el mercado.

Leer más: 11 datos alucinantes sobre la economía de Cuba

Mitchell Orcant: la oferta ha mejorado increíblemente. Las prestaciones son excelentes, la mezcla es excelente, la elaboración es excelente. En términos muy generales, el tabaco del Nuevo Mundo es de mejor calidad que el habano porque tiene mejores procedimientos de control de calidad. Los habanos han estado muy por detrás de la curva de control de calidad. Yo diría que, en una caja normal de puros habanos, 25 cigarros, no es raro encontrar tres que sean inaceptables en términos de calidad, por lo general en términos de elaboración más que de la mezcla. Mientras que en una caja normal de 25 cigarros de los del Nuevo Mundo, esperaría que los 25 fueran absolutamente perfectos.

Narrador: a pesar de los fallos en el control de calidad, Mitchell, que es un experto en Habanos añejos, todavía prefiere los cigarros cubanos.

Orchant: diría que fumo ocho habanos a dos habanos del Nuevo Mundo, u adoro los habanos. Sin embargo, también aprecio mucho los cigarros del Nuevo Mundo. Es bueno mezclarlos porque no hay nada mejor, solo que hay algo diferente. Así que, ya sabes, no es que “los cigarros cubanos sean los mejores”. Son los mejores para mí, son los mejores para mucha gente. Pero para el 40% de nuestros clientes, los mejores son los del Nuevo Mundo. Así que solo es una preferencia personal.

Narrador: además de la calidad, hay algunos factores fundamentales que determinan el precio de todos los cigarros. En primer lugar, el tamaño, medido tanto en longitud como en diámetro. En general, cuanto más grande sea el puro, más caro es. En segundo lugar, la vitola, puros de forma diferente llevan mucho más tiempo y una atención extra a la hora de enrollarlos. En tercer lugar, la edad. Cuanto más tiempo haya envejecido un puro, intensificado la profundidad de su sabor y aroma, más preciado se vuelve. Pero por último y más importante, la marca.

Habanos es la empresa, en parte propiedad del gobierno cubano, que controla la comercialización mundial de todas las marcas de cigarros Habanos. Todos los cigarros Habanos son hechos en Cuba, pero no todos los cigarros cubanos se califican como un Habano. La empresa estatal otorga la aprobación de la Denominación de Origen Protegida a una selección de marcas cuyos cigarros, según afirma, se fabrican según los más estrictos estándares de control de calidad. Para protegerse contra la falsificación, los habanos solo se exportan a empresas seleccionadas en cada país.

Leer más: Estos son los 32 países que todavía viven bajo una dictadura, que gobiernan a un 28% de la población mundial

El único país al que no vende es a Estados Unidos, que no permite la importación de puros cubanos desde el embargo de 1962 impuesto por el presidente John F. Kennedy, quien pocas horas antes de firmar el decreto por el que se prohibía la entrada de todos los productos cubanos a Estados Unidos ordenó a su secretario de prensa que comprara más de 1.000 puros cubanos. Esta prohibición no solo aumentó el deseo de los fumadores estadounidenses de obtener auténticos cigarros cubanos, sino que también creó un floreciente mercado negro de cigarros de contrabando y falsificado.

Orchant: hay tantas falsificaciones en Estados Unidos. No puedes comprar puros cubanos y hacer que los envíen a Estados Unidos. Es ilegal para los americanos. Y por lo tanto, no sé de dónde los sacan, gente sin escrúpulos. Tal vez la situación de las falsificaciones haya disminuido un poco más desde que Obama permitió los viajes, comprar puros cubanos y traerlos personalmente si has estado de vacaciones allí, y creo que podrías traerte hasta 800 $ (675 €). Y por encima de eso podrías traer lo que quisieras y pagar una cantidad muy pequeña en impuestos. Así que puede haber mejorado un poco la cosa, pero diría que probablemente el 95% de los puros que se supone que son cubanos, simplemente son muy malas falsificaciones. 

Narrador: a pesar de ser el único país que no puede importar legalmente las cepas cubanas, Estados Unidos sigue siendo el país que más cigarros consume, con un margen considerable. La industria del tabaco ha crecido sustancialmente en todo el mundo en los últimos 20 años, y recientes estudios han predicho que el mercado alcanzaría los 21.000 millones de dólares para 2025. Pero los comerciantes de cigarros han cuestionado durante mucho tiempo la capacidad de suministro de Cuba, un tema que se ha vuelto aún más problemático en medio de una pandemia mundial.

Orchant: ¿Puede Cuba continuar suministrando todo lo que necesitamos para satisfacer la demanda de nuestros clientes, desde los problemas agrícolas hasta los problemas de transporte debido a que el coronavirus ha ralentizado todas las rutas de transporte? ¿Se nutrirá finalmente el mercado con el aumento de los precios o  la reducción de los mismos? Eso está por verse, pero creo que es el escenario más improbable.

Narrador: como con cualquier producto, el gusto y el disfrute son subjetivos. Considerando su imagen como un símbolo de estatus en la sociedad durante más de un siglo, es razonable decir que el encanto de los puros cubanos se basa de alguna manera en el prestigio. Y aunque algunos habanos alcanzan precios elevados, especialmente cuando están prohibidos en Estados Unidos, en los últimos años todas las variedades de puros de calidad superior han alcanzado un precio constante. No obstante, a pesar del creciente apetito por los puros de otros países, algunos conocedores insistirán en que el humo más auténtico proviene únicamente de los puros cubanos.

Y además