Pasar al contenido principal

Una grave queja dentro de la principal agencia de espionaje de Estados Unidos involucra una llamada telefónica de Trump con una 'promesa' a un líder extranjero

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. Reuters
  • Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, es el protagonista de una denuncia de "preocupación urgente" presentada ante la comunidad de inteligencia en agosto, según informó el Washington Post este miércoles a última hora.
  • El delator presentó la denuncia porque estaba profundamente preocupado por una llamada telefónica que Trump había hecho a un líder extranjero, y en particular, por una "promesa" que hizo durante la llamada.
  • El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos ha exigido una copia completa y no expurgada de la denuncia, pero la Oficina del Director de Inteligencia Nacional se niega a entregarla.
  • El director en funciones de inteligencia nacional testificará públicamente ante el comité el 26 de septiembre, y el Inspector General de Inteligencia Comunitari testificará en una sesión a puertas cerradas el jueves.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, es objeto de una denuncia de "asunto urgente" que fue presentada ante el Inspector General de la Comunidad de Inteligencia (IC IG por sus siglas en inglés) en agosto, según informó el miércoles Washington Post.

Específicamente, alguien dentro de la comunidad de inteligencia estaba preocupado por una llamada telefónica que Trump tuvo con un líder extranjero, la cual incluía una "promesa" que era tan profundamente problemática para ese funcionario que decidieron presentar una queja formal de denunciante ante el IC IG.

No está claro quién era el líder ni cuál era la esencia de la promesa de Trump, pero la revelación plantea nuevas preguntas sobre el manejo de la información clasificada por parte del presidente. También podría poner más tensión en la ya tensa relación de Trump con la comunidad de inteligencia estadounidense.

Leer más: Los asesores de Trump están preocupados por su estado mental

El Post informó que Trump interactuó con al menos cinco líderes extranjeros en las cinco semanas previas a que el denunciante presentara su denuncia: El presidente ruso Vladímir Putin, el líder norcoreano Kim Jong Un, el primer ministro pakistaní Imran Khan, el primer ministro holandés Mark Rutte y el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, emir de Qatar.

Putin es el único con el que se sabe que Trump ha hablado por teléfono, una llamada iniciada por Trump.

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes está discutiendo con la Administración Trump para conseguir la queja íntegra

El congresista Adam Schiff, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, reveló la existencia de la queja la semana pasada, cuando citó al director en funciones de la inteligencia nacional, Joseph Maguire, para que entregara la queja completa al comité de acuerdo con la ley federal.

El IC IG determinó que la queja era creíble y un asunto de "preocupación urgente". Pero la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI) anuló el IC IG después de consultar con el Departamento de Justicia y concluir que la queja no encaja en la definición de "preocupación urgente" de acuerdo con la legislación estadounidense.

El presidente Donald Trump al teléfono en la Oficina Oval

Leer más: La guerra comercial de EEUU dispara la incertidumbre, según el FMI

La definición se refiere a alegaciones graves relacionadas con "la financiación, administración u operación de una actividad de inteligencia bajo responsabilidad y autoridad" del director de inteligencia nacional, escribió en la carta el abogado general de la ODNI Jason Klitenic.

"Esta denuncia, sin embargo, se refería a la conducta de alguien ajeno a la Comunidad de Inteligencia y no se refería a ninguna 'actividad de inteligencia' bajo la supervisión del DNI", añadió Klitenic. Por esa razón, tras consultar con el Departamento de Justicia, el organismo llegó a la conclusión de que no estaba obligado a remitir la denuncia a los comités de inteligencia.

Schiff dijo el martes que la carta de Klitenic se sumaba a la preocupación de que la ODNI estaba actuando para proteger a Trump o a alguien de su círculo íntimo del escrutinio público.

Leer más: 9 razones por las que Donald Trump podría ser reelegido en las elecciones estadounidenses de 2020

Además de resaltar la queja ante el Departamento de Justicia —lo cual es inusual en sí mismo para asuntos como estos— Maguire también se negó a comentar si la Casa Blanca estaba involucrada en la decisión de retener la queja del Comité de Inteligencia de la Cámara, y si se relacionaba con algún asunto que estuviera siendo investigado por el tribunal.

Schiff explicaba el domingo en "Face the Nation" de CBS News que Maguire decía que no iba a entregar la queja, a pesar de que la ley federal lo exige, "porque se le está instruyendo que no lo haga" y "respondiendo a una autoridad superior" sobre el asunto.

"Esto implicaba una autoridad superior, alguien por encima del Director de Inteligencia Nacioanl", dijo Schiff, aludiendo a Trump. "Bueno, sólo hay unas pocas personas por encima del DNI".

Y además