Turkmenistán recurre a la censura para 'luchar' contra el coronavirus: multa a todos los que utilicen la palabra

Gurbanguly Berdymukhammedov, presidente de Turkmenistán.
Gurbanguly Berdymukhammedov, presidente de Turkmenistán.

SPUTNIK/ Reuters

  • Turkmenistán, último en la clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019, ha eliminado la palabra 'coronavirus' de los folletos informativos.
  • Además, el país, que vive en una censura permanente de sus medios de comunicación, también ha sacado el término de las calles: puedes ser arrestado incluso únicamente por mencionarlo.
  • El país no ha reportado a la Organización Mundial de la Salud ningún caso de contagio por coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial Coronavirus

Con una población de más de 5.5 millones, Turkmenistán se ha convertido en noticia estos días por sus extravagantes medidas para paliar la pandemia de coronavirus. Estos últimos años el país ha sufrido una prolongada recesión económica, lo que hace a los expertos preguntarse si están verdaderamente preparado para combatir esta emergencia global.

Esta preocupación por la gestión de la pandemia por parte del país centro-asiático se acentúa si se tiene en cuenta que no ha reportado ningún contagio, y por tanto ningún fallecimiento, asociado al coronavirus.

Esto parece algo más que improbable por el simple hecho de que comparte frontera con Kazajistán y Uzbekistán; y en ambos países se reportaron los primeros casos en marzo y declararon emergencia nacional el día 16 de ese mes. 

Leer más: Los agricultores alertan del posible desabastecimiento de productos frescos en toda Europa ante el cierre de fronteras por el coronavirus

Teniendo en cuenta el fuerte hermetismo del país y que sus medios de comunicación están intervenidos por el gobierno con una fuerte censura, no es de extrañar que asociaciones como Reporteros Sin Fronteras hayan dado la voz de alarma.

La última medida derivada de la censura de las autoridades es la de suprimir la palabra 'coronavirus' para disuadir la propagación de informaciones sobre el Covid-19. La palabra no se ha prohibido mediante ninguna ley pero lo está de facto: el término ha desaparecido de los panfletos sanitarios que se repartían en colegios, trabajos y centros de salud. 

Pero este veto no se ciñe únicamente a periodistas y medios, según informa el corresponsal de Radio Azatlyk en Asjabad (la capital), también se ha reprimido el término en la calle.

Prácticamente cualquier ciudadano que tome medidas contra el coronavirus (llevar mascarilla, por ejemplo) puede acabar arrestado, incluso por el mero hecho de mencionar el término en una conversación en un sitio público.

Leer más: Estas imágenes muestran cómo el coronavirus ha transformado las principales atracciones turísticas de Asia en zonas fantasma

"Las autoridades turcomanas han hecho honor a su reputación al adoptar este método extremo para erradicar toda la información sobre el coronavirus", ha señalado Jeanne Cavelier, responsable de Reporteros Sin Fronteras en Europa Oriental y Asia Central.

Esta asociación denuncia también que la negación de información "no solo pone en peligro a los ciudadanos turcomanos en mayor riesgo, sino que también refuerza el autoritarismo impuesto por el presidente Gurbanguly Berdymukhammedov".

Turkmenistán es el país que ocupa la última posición (puesto 180) en el Índice Mundial de Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras —no solo por la censura en sus medios de comunicación, si no también por perseguir activamente a los periodistas que escriben en clandestinidad para los exiliados. Además, las pocas personas que pueden acceder a Internet está a una Red censurada.

Otros artículos interesantes:

Renta 2019: estas son las principales novedades en que debes tener en cuenta

Guía de la declaración de la renta 2020-2021: todo lo que necesitas saber

China ocultó la auténtica magnitud del coronavirus al falsificar el número de muertos y contagiados, según informes de la inteligencia de Estados Unidos