La UE ha pagado a Rusia 35.000 millones desde que comenzó la guerra de Ucrania por su petróleo y gas: qué próximos pasos planea dar para elevar la presión sobre Putin

Phil Rosen,
Vladimir Putin, presidente de Rusia.
Vladimir Putin, presidente de Rusia.

REUTERS/Alexei Nikolskyi/RIA Novosti/Kremlin

La Unión Europea ha pagado 35.000 millones de euros por la energía rusa desde que Vladímir Putin inició su guerra contra Ucrania, según ha explicado este miércoles un alto funcionario de la UE.

El bloque comercial, que importa aproximadamente el 60% de sus necesidades energéticas, impuso sanciones a Moscú tras el inicio de la guerra, pero evitó en gran medida castigar la importación de petróleo y gas rusos. Aunque la UE se ha comprometido a reducir las importaciones energéticas rusas y respaldó el miércoles una propuesta para prohibir el carbón ruso, el petróleo y el gas siguen fluyendo hacia países que el Kremlin califica de "poco amistosos".

"Puede parecer mucho, pero 1.000 millones de euros es lo que pagamos a Putin cada día por la energía que nos suministra. Desde que empezó la guerra le hemos dado 35.000 millones de euros. Compárenlo con los 1.000 millones que les hemos dado (a los ucranianos) para armarles", exponía este miércoles el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en un discurso en la Eurocámara.

Sin embargo, los funcionarios de la UE están estudiando la posibilidad de establecer cuentas de depósito en garantía, es decir, en manos de un tercero,mediante las que la UE podría canalizar al menos una parte de sus pagos energéticos, según la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. 

Fotos de Ucrania antes y después de los ataques de Rusia: 11 grupos de imágenes que muestran las secuelas de la invasión

Una cuenta de depósito en garantía congelaría de hecho los ingresos energéticos rusos en el extranjero. Pero Putin ha advertido que Rusia cortará su suministro de energía si el país no puede acceder a ese dinero.

La misma medida se utilizó para congelar una gran parte de las ventas de energía al exterior de Irán en virtud de las sanciones estadounidenses e internacionales de la última década. 

Este miércoles, la secretaria del Tesoro de EEUU, Janet Yellen, también ha explicado que la creación de una cuenta de depósito en garantía para los ingresos energéticos rusos era una posible forma en que EEUU y sus aliados podrían aumentar la presión sobre Moscú.

"Es un enfoque que vale la pena explorar", expuso Yellen durante una audiencia en el Congreso de Estados Unidos. "Tenemos una forma de que Rusia venda petróleo y obtenga ingresos en forma de licencia general. Pero la licencia es temporal, expirará. Probablemente necesitamos un mecanismo mejor. Es una sugerencia constructiva en la que podríamos trabajar".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.