Pasar al contenido principal

La UE ultima un impuesto digital para evitar las trampas de las grandes multinacionales

Banderas Europa
Getty Images

Después de muchos rumores, idas y venidas en los mentideros de Bruselas, parece que finalmente hay una propuesta en firme para el ambicioso impuesto digital que ha de gravar la actividad de los gigantes digitales en el Viejo Continente.

Si en el primer borrador que se hizo público se establecía un marco de entre el uno y el cinco por ciento de la facturación de esas firmas, finalmente el porcentaje ha quedado cifrado en un 3%, como adelantan Reuters o el Financial Times.

El proyecto comunitario, que se espera sea presentado la próxima semana y que todavía está sujeto a cambios de última hora, establece que este impuesto sólo se aplicaría a grandes empresas con ingresos anuales de más de 750 millones de euros e ingresos anuales “imponibles” de más de 50 millones de euros dentro de la UE.

De este modo, la tasa se aplicaría a todos los grandes de la tecnología, muchos de los cuales han estado sujetos a investigaciones de la propia Unión Europea y varios países miembro por evasión de impuestos y prácticas financieras cuanto menos cuestionables. 

Leer más: El 'chollo' de Amazon, Apple, Google y Facebook en España podría llegar a su fin

Es el caso de Apple, Facebook o Google, entre otras, aunque también se incluirán como empresas digitales aquellas que vendan datos a terceros.

Con esta tasa del 3%, la Comisión Europea espera recaudar unos 5.000 millones de euros al año. Una cantidad nada desdeñable mientras los países del Viejo Continente llegan a algún acuerdo más estructural para regular con dureza mecanismos como el sandwich holandés o el doble irlandés, con los que las multinacionales digitales de Estados Unidos se aprovechan de las diferencias impositivas para no pagar los impuestos que les corresponden a escala local.

Te puede interesar

Lo más popular