Pasar al contenido principal

Europa está estudiando cómo imponer límites estrictos al "uso indiscriminado de la tecnología de reconocimiento facial"

Feria de tecnología de reconocimiento facial
Reuters
  • La UE podría estar considerando imponer límites más estrictos al "uso indiscriminado de la tecnología de reconocimiento facial", según ha informado el Financial Times.
  • El organismo busca otorgar más derechos sobres sus datos a los ciudadanos y protegerles de la vigilancia pública.
  • Para ello, el plan considera que los ciudadanos puedan "saber cuándo se utilizan sus datos para el reconocimiento facial".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Unión Europea está planeando una regulación más estricta sobre el uso de la tecnología del reconocimiento oficial, según ha informado el Financial Times.

De acuerdo al medio, el objetivo de Bruselas es restringir al máximo la vigilancia masiva pública así como otorgar mayores derechos sobre sus datos a los ciudadanos del territorio.

Así lo han confirmado altos funcionarios de la Comisión Europea al Financial Times, afirmando que la nueva legislación busca limitar "el uso indiscriminado de la tecnología de reconocimiento facial" tanto por parte de las empresas como de autoridades públicas.

Según las declaraciones recogidas por el diario, entre las medidas el plan pretende otorgar poderes a los ciudadanos para "saber cuándo se utilizan los datos [de reconocimiento facial]".  

Actualmente el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) ya regula los datos "biométicos" que pueden ser utilizados en la indentificación de las personas y que requieren, según esta ley, del consentimiento explícito de los ciudadanos para ello.

En este sentido, el pasado 22 de agosto Suecia imponía la primera multa por mal uso del reconocimiento facial según el GDPR.

Se trata de una escuela que utilizaba la tecnología para monitorizar las ausencias de los alumnos. Como consecuencia de la violación de la privacidad de los estudiantes el colegio deberá abonar un total de 18.670 euros.

Leer más: Europa quiere establecer las líneas rojas para la ética de la Inteligencia Artificial y está pidiendo ayuda a los ciudadanos

No es la primera vez que Bruselas se muestra reticente al uso masivo de tecnologías de reconocimiento y sobrevigilancia. 

La Comisión Europa quiere apostar por la inteligencia artificial — a la que considera "una herramienta muy sofisticada, que puede ayudar a mejorar la calidad de vida de todo"— pero desde una perspectiva ética y centrada en las personas.

Bajo esta premisa, el pasado mes de junio el grupo Expertos de Alto Nivel de la Inteligencia Artificial en Europa —creado por la Comisión Europea en 2018 para definir una estrategia europea en el terreno de la IA bajo una regulación ética — animaba a la UE a prohibir los sistemas de vigilancia a gran escala y la clasificación masiva de ciudadanos a través de sistemas basados en IA. 

Las nuevas medidas encaminadas a restringir el uso del reconocimiento facial se encontrarían por el momento en "una etapa temprana", según afirman las fuentes consultadas por Financial Times.

Aunque de acuerdo a este, Ursula von der Leyen, presidenta entrante de la comisión, ha afirmado que dará a conocer la legislación dentro de sus primeros 100 días en el cargo.

Y además