Varios fabricantes de coches estudian acumular semiconductores para protegerse contra la escasez que está frenando la producción en las factorías

Fabrica Porsche Taycan Zuffenhausen
  • Fabricantes de automóviles alemanes como Daimler y Porsche (Volkswagen) se han mostrado favorables a acumular existencias de semiconductores ante la escasez de estos componentes en el mercado.
  • La falta de semiconductores ya ha afectado a los principales fabricantes: Volkswagen reconoció que afectarían a su produccion del primer trimestre, Honda y Ford han tenido que reducir sus producciones por este motivo.
  • El incremento de demanda, por parte de los fabricantes de vehículos eléctricos y las empresas tecnológicas, están afectando a un sector muy dependiente de los fabricantes asiáticos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Varios fabricantes de vehículos, como los alemanes Daimler (matriz de las marcas Mercedes y Smart) y Porsche (propiedad de Volkswagen, el segundo fabricante mundial) están considerando acumular existencias de semiconductores para protegerse de la escasez de estos componentes, después de sufrir carencias durante los últimos meses por el frenazo de la producción de sus proveedores por la pandemia y ante la posibilidad de que los coches eléctricos aumenten su demanda.

"Tenemos que pensar en incrementar el inventario. Pero el inventario cuesta dinero, así que esta será la última opción", admitió el consejero delegado de Porsche, Oliver Blume, en declaraciones al Financial Times. Volkswagen ya anunció en diciembre que la escasez de estos componentes eléctricos le iba a obligar a adaptar su fabricación en sus fábricas de China, Norteamérica y Europa durante el primer trimestre de 2021.

"Si tiene sentido en el futuro tener un nivel más alto de existencias de seguridad, es algo que consideraríamos", agregó Ola Källenius, directivo de Daimler, que agregó que su compañía está trabajando en tener un sistema de alerta preventiva cuando se reduzcan sus existencias de este tipo de componentes.

No son los únicos que están viviendo problemas con esta situación. El fabricante japonés Honda arrancó el año 2021 teniendo que reducir la producción en 4.000 vehículos menos al mes, debido a un problema en la cadena de suministro de semiconductores, según informó la agencia Nikkei japonesa. La marca nipona calculaba que esta escasez irá a peor en febrero y afectará a "decenas de miles de vehículos en el primer trimestre", aseguraron fuentes cercanas a la compañía.

También en Estados Unidos, Ford anunció que frenaba la producción de su camioneta F-150 debido a la escasez global de semiconductores. "Estamos trabajando con los proveedores para afrontar los problemas globales de suministro derivados de la escasez global de semiconductores y priorizar las líneas estratégicas de producción", aseguró la portavoz de Ford Kelli Felker, en un comunicado recogido por la CNBC estadounidense.

Según la consultora IHS Markit, esta falta de semiconductores podría generar una reducción de la producción global de vehículos en 670.000 coches menos solo en el primer trimestre. Según Källenius, de Daimler, será "principalmente un problema del primer trimestre", aunque la consultora indica que podría ir más allá.

¿Por qué faltan semiconductores?

Un operario del fabricante chino Tsinghua diseña un semiconductor en Pekín (China)

REUTERS/Kim Kyung-Hoon

Hay dos elementos clave en la escasez de semiconductores para la industria automovilística. En primer lugar, la cadena de suministro está sufriendo los efectos del parón en la producción que se produjo en 2020 por la pandemia, y la reactivación masiva puede estar generando problemas a las compañías proveedoras, la mayoría de ellas asiáticas y dominadas por una empresa: la taiwanesa TSMC (Taiwan Semiconductor Manufacturing Company) que agrupa el 70% de la producción, según el FT.

Al mismo tiempo, el crecimiento de la producción de vehículos eléctricos demanda aún más existencias de estos componentes. Un estudio de la consultora Semicast Research de octubre de 2020 llegó a anticipar un crecimiento de más del 12% de los ingresos de los semiconductores para automoción, y estimaba que el conjunto de este segmento mantendría un aumento de la demanda a doble dígito durante los próximos años. 

El otro lado del boom de los coches eléctricos: 13 proveedores de los grandes fabricantes que pueden dispararse en bolsa

De forma paralela, la industria tecnológica también demanda este tipo de componentes. "Los teléfonos inteligentes, las estaciones base de 5G, los videojuegos y otras tecnologías tienen una demanda robusta, y la capacidad de producción es limitada", aseguraba el analista de la consultora británica Omdia, Kazuhiro Siguyaba, a la agencia Nikkei.

La Unión Europea ya decidió a finales del año pasado ponerse en serio con este tema. En diciembre, 19 Estados miembros de la UE, entre ellos España, Francia y Alemania, firmaron una declaración conjunta en la que se comprometían a "reforzar las capacidades de Europa para diseñar y eventualmente fabricar" componentes electrónicos como semiconductores. En el documento, los mandatarios europeos admitieron que el Viejo Continente apenas fabrica un 10% de los semiconductores del planeta, por lo que sus empresas se han convertido en "cada vez más dependientes de los chips producidos en otras regiones del mundo".

Otros artículos interesantes:

El otro lado del boom de los coches eléctricos: 13 proveedores de los grandes fabricantes que pueden dispararse en bolsa

Más allá de Huawei: las empresas chinas que se perfilan como las grandes ganadoras en bolsa del despliegue del 5G

Los cuatro gigantes chinos de la telefonía coparon la demanda mundial de semiconductores en 2018

Te recomendamos

Y además