Están de vuelta: los vendedores en corto regresan al tablero de juego tras el ataque de Reddit

La locura de las 'acciones memes' de Reddit perjudicó a los vendedores en corto, pero algunos están renaciendo con más fuerza que nunca.
La locura de las 'acciones memes' de Reddit perjudicó a los vendedores en corto, pero algunos están renaciendo con más fuerza que nunca.

Insider

A principios de año, los vendedores en corto se enfrentaron a un ataque inédito. 

En enero, el ruidoso foro WallStreetBets de Reddit acaparó la atención mediática al poner toda su atención en GameStop y otras acciones memes.

También puso el foco en un claro enemigo: hedge fund como Melvin Capital y Citron Research, inversores de Wall Street que apuestan a la baja contra estas compañías.

Su objetivo era aniquilarles. En su mente, una camarilla de hedge fund estaba conspirando para arruinar a los traders y la turba de Reddit quería ponerles freno.

Tenía poco sentido, pero las cifras eran demasiado grandes como para ignorarlas. GameStop, una cadena minorista de videojuegos que perdía dinero y cuyo capitalización bursátil cayó por debajo de los 250 millones de dólares el año pasado, se revalorizó hasta superar los 20.000 millones de dólares (unos 17.700 millones de euros), superando a empresas como Lyft y Domino's Pizza. Casi 900.000 cuentas de inversores minoristas estuvieron negociando títulos durante el pico de enero, frente a los menos de 10.000 usuarios que operaban a principios de mes, según la Comisión de la Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés, el equivalente a la CNMV española).

Todo podría haber sido un espectáculo inofensivo si no fuera por su inmensa repercusión. Los fondos de Marquee perdieron cantidades ingentes de capital; en el caso de Melvin Capital, lo sucedido abrió un cráter tan profundo en su balance que el fundador, Gabe Plotkin, aceptó una inversión de 2.750 millones de dólares (alrededor de los 2.437 millones de euros) de los miembros del salón de la fama de los hedge fund Steve Cohen y Ken Griffin, fundadores de Point72 y Citadel, respectivamente.

Otros especuladores bajistas intentaron protegerse. Muddy Waters, de Carson Block, intentó cubrir de manera apresurada sus posiciones cortas. Andrew Left, de Citron, uno de los fondos más conocidos, conmocionó a Wall Street al tirar la toalla y abandonar las ventas en corto tras 2 décadas.

"Los vendedores en corto se enfrentan al fin de una era mientras los novatos gobiernan Wall Street", rezaba un titular en Bloomberg. "Los inversores más vilipendiados de Wall Street se preocupan por su destino", decía otro de The New York Times.

Sin embargo, el final anticipado de los vendedores en corto fue una exageración. La verdadera historia de 2021 arroja una imagen más compleja.

Efectivamente, el furor por las acciones memes provocó un escalofrío innegable en la industria a principios de este ejercicio, especialmente para las posiciones cortas (pasivas) de Melvin Capital, que generalmente implican vender en corto un amplio paquete de acciones sin revelar necesariamente sus posiciones. No obstante, muchos vendedores en corto, en concreto los inversores que realizan campañas públicas para reducir el valor de sus objetivos, están prosperando.

En total, las posiciones cortas abiertas por los inversores activistas han disminuido este año, pero el precio de sus objetivos ha menguado un 25% de media durante los primeros 9 meses de 2021, según un análisis de la empresa de datos Breakout Point.

Activistas bajistas con al menos 3 posiciones durante los primeros 9 primeros meses del año que sobresalen 

ACTIVISTA# PORCENTAJE DE POSICIONES CORTASRENTABILIDAD MEDIA
White Diamond3-40%
Scorpion Capital3-37%
Kerrisdale Capital3-32%
Night Market Research4-58%
Wolfpack Research4-50%
J Capital Research4-26%
Mariner Research5-29%
Culper Research5-26%
Hindenburg Research8-40%

Fuente: Breakout Point

"Para sus estándares, eso es muy, muy bueno", opina el fundador de Breakout Point, Ivan Ćosović, cuya firma con sede en Düsseldorf (Alemania), hace un seguimiento del análisis de las ventas en corto.

Entre las victorias recientes están la caída del 34% del gigante inmobiliario alemán, Adler Group, a principios de octubre, después de un informe del destacado vendedor en corto Viceroy Research, que calificó a la compañía como un "caldo de cultivo para el fraude, el engaño y la tergiversación financiera", acusaciones que la empresa ha negado.

Casi al mismo tiempo, el veterano activista, Kerrisdale Capital, se enfrentó cara a cara con una de las acciones meme favoritas en los últimos tiempos: Camber Energy. La empresa se hundió un 70%.

¿Cuál ha sido la consecuencia del embrollo de GameStop-Reddit para los vendedores en corto? La conclusión es que los principales escépticos de Wall Street no han muerto, incluso aunque algunos hayan tirado la toalla, rediseñado su estrategia o se hayan escondido temporalmente.

"Es un gran momento para ser activista en corto porque hay un número infinito de empresas", opina Kir Kahlon, de Scorpion Capital.

El repliegue de las ventas en corto

Gabriel Grego, un ex paracaidista de las Fuerzas de Defensa de Israel nacido en Italia, es conocido por sus informes breves y detallados que le hacen saltar de un país lejano a otro para investigar de primera mano posibles objetivos. Se centra en los fraudes graves y las irregularidades: estar sobrevalorado o mal gestionado no es suficiente para captar su interés.

Sus informes incluyen docenas de páginas y combinan presentaciones con evidencias clínicas y signos de exclamación, de interrogación y, en algunos casos, el emoji de que muestra una cara con lágrimas de alegría para destacar sus hallazgos más atroces. Grego y su firma, Quintessential Capital Management, recibieron cierta validación a finales de octubre cuando la SEC anunció una sentencia de 39 millones de dólares contra Akazoo, una empresa de música en streaming acusada de defraudar a los inversores y falsear sus cuentas e incluso mentir sobre sus oficinas.

Quintessential descubrió por primera vez señales de engaño en abril de 2020 y, un mes después, la compañía europea fue excluida del Nasdaq.

Sin embargo, durante la mayor parte de 2021, esa parte del negocio de Grego ha estado en standby en parte por las restricciones por la pandemia de COVID-19 y por las secuelas del caso Reddit-GameStop.

Cuando la ola de acciones memes hizo que decenas de compañías se disparasen en bolsa perjudicando gravemente a los vendedores en corto, su reacción inmediata fue de alivio: ninguna de sus empresas se vio afectada. Luego llegó la curiosidad: ¿qué estaba pasando y cuánto duraría?

"Mi suposición era que se trataba de algo transitorio, como resultado de una confluencia de factores", afirma Grego a Business Insider, citando las restricciones por el COVID-19, menos opciones de entretenimiento, software fácil y gratuito, y millones de personas con dinero en efectivo para gastar debido a un mayor ahorro y a las ayudas del gobierno para estimular la economía.

"La gente estaba aburrida en casa, con dinero y la posibilidad de probar gratis", aclara.

Al igual que muchos de estos especuladores, Grego decidió dejar de vender en corto durante unos meses, mientras la situación se enfriaba, centrándose en cambio en sus posiciones a largo plazo, una decisión fácil dadas las restricciones de viajes internacionales.

"Se apreciaba cierta reticencia a sacar a la luz nuevas investigaciones públicas", afirma Ćosović. En la Unión Europea, donde la regulación exige una mayor transparencia en relación a las posiciones cortas, los inversores redujeron significativamente su exposición en las semanas próximas al pico de finales de enero, según datos de Breakout Point.

Hasta finales de noviembre, el número total de campañas en corto de activistas se situó en 113, un 33% menos que la media de los 5 años anteriores, según datos de Activist Insight Shorts.

Pero, incluso con ese sentimiento anti-inversores en corto aflorando con fuerza, algunos continuaron su actividad.

Número de campañas en corto de activistas hasta la fecha, por año

AÑONÚMERO DE CAMPAÑAS
2016237
2017175
2018136
2019158
2020141
2021113

Datos al 23 de noviembre de 2021.

Fuente: Activist Insight Shorts

A principios de febrero, Nate Anderson, de Hindenburg Research, dio el raro paso de publicar un informe mordaz sin tomar posiciones, aludiendo a "tiempos sin precedentes" y a la ira de los inversores.

El objetivo era la startup de seguros de salud Clover Health, que cayó tras conocerse el informe y acumula un retroceso del 66% en lo que va de año, una señal de que el análisis corto de calidad aún puede sobreponerse al ruido.

Recuperando impulso

A medida que se fueron publicando más informes, las aguas poco a poco volvieron a su cauce.

Hindenburg, que ganó notoriedad el año pasado por hacer estallar la burbuja de la empresa de camiones eléctricos Nikola, continuó su actividad, con análisis críticos de Lordstown Motors, la empresa china de criptomonedas Ebang o la compañía de tecnología verde PureCyle, que entraron en caída libre.

En abril, Scorpion Capital se centró en Quantumscape, la conocida empresa de baterías eléctricas que cuenta con Bill Gates y Volkswagen como como inversores. También cayó, aunque desde entonces ha reducido el deterioro y ha recuperado parte de su valor en el último mes.

La mayoría de los activistas con los que ha hablado Business Insider indican que la perspectiva de un nuevo enfrentamiento no parece factible ahora ahora mismo. 

Kahlon afirma que la gente se mostraba cautelosa inmediatamente después de GameStop, pero realmente no cree que haya cambiado nada. Cree más bien que aquello fue una tormenta perfecta.

"Hay una gran cantidad de oportunidades en corto ahí fuera", añade.

Sahm Adrangi, por su parte, admitió que Kerrisdale Capital, de la que es fundador y responsable de inversiones, se tomó un paréntesis de varios meses después de GameStop. Pero ha vuelto al negocio como de costumbre y, en todo caso, cree que la explosión del trading minorista genera más oportunidades porque hay mucha más gente que no ha analizado lo que tiene en su cartera.

No le preocupa la otra cara de esa moneda: una multitud de aficionados que unida para levantar la cotización de sus objetivos.

"Es muy difícil organizar una mafia en Reddit y forzar que una acción a suba. Sucede en muy contadas ocasiones", afirma Adrangi.

No todo el mundo está de acuerdo. Marc Cohodes, vendedor en corto desde la década de 1980, siente respeto por la multitud de traders aficionados de Reddit y otros foros.

"Si estoy viendo un partido de béisbol y veo a un tipo que hace un home run de 160 metros, nunca apostaría a que no pueda volver a hacerlo. Tienes que respetar los mercados; cuando una acción pasa de 20 a 450 dólares... Si sucedió una vez, podría volver a pasar", sentencia Cohodes.

La peor parte del daño no se ha repartido entre bajistas como Anderson, Kahlon y Adrangi, sino que más bien la han asumido los vendedores en corto pasivos.

A diferencia de los activistas dedicados a este negocio, que generalmente se dirigen únicamente a un puñado de empresas al año considerando los recursos, la investigación y el esfuerzo que exige la tarea, muchos hedge fund apuestan por una cartera más diversificada, con docenas de posiciones cortas,  sin creer necesariamente que son fraudes o promover la presión pública. Por lo general, su apuesta va de la mano con una cartera de apuestas a largo plazo.

En teoría, un enfoque diversificado reduce el riesgo. Pero en este mercado al revés, donde las monedas digitales pueden acumular rápidamente miles de millones y las acciones con pequeña capitalización pueden pega un acelerón casi por capricho,  crecen las probabilidades de que un vendedor en corto sufra un golpe fatal. Si una tienda de delicatessen de Nueva Jersey con menos de 15.000 dólares en ingresos puede alcanzar una valoración de 115 millones de dólares, ¿qué no podría pasar?

Cuando Scott Wapner, de CNBC, preguntó a finales de octubre al fundador de Greenlight Capital, David Einhorn, sobre Tesla, una apuesta corta que ha provocado una sangría en la cartera del famoso inversor a lo largo de los años, a medida que ha ido avanzando hacia los 1,2 billones de dólares de capitalización bursátil, Einhorn respondió que ya no habla de las posiciones cortas de Greenlight.

Einhorn explicó que los riesgos han cambiado en los últimos 2 años. Anteriormente, una apuesta en corto podía llegar a costarle entre un 25% y un 35% de su apuesta en el peor de los casos.

"Lo que ha sucedido en los últimos años es que a veces las acciones pueden subir un 200% en un día o un 500%. Y eso cambia tu percepción sobre qué pasa si cometes un error. Así que tuvimos que ajustar las características de nuestra cartera en corto y la forma en que la estructuramos para tener en cuenta esa realidad", explicó Einhorn a CNBC.

A principios de noviembre, las acciones de la empresa de alquiler de coches Avis se dispararon hasta un 200% después de publicar sus resultados, haciendo morder el polvo a algunos vendedores en corto en el camino.

Bronte Capital, un hedge fund australiano con una cartera corta diversificada, también ha cambiado su estrategia, según su fundador, John Hempton.

Bronte ha realizado ajustes tácticos para evitar la destrucción de su cartera, incluida una cobertura más agresiva con derivados y un proceso de revisión más sólido para gestionar el riesgo.

Otro destacado vendedor en corto, que ha pedido no ser identificado, cree que la manía minorista viene de lejos, mucho antes del episodio de GameStop, y que ha provocado un giro estratégico. En su caso, Redujo e intensificaron el enfoque de la empresa, con menos posiciones y apuestas más pequeñas, a menos que esas acciones estén en su radar. También son más ágiles para reducir su exposición.

"Este es un mercado en el que es muy difícil que estés convencido. Cuando te enfrentas a un comportamiento irracional, no puedes simplemente asumir que pronto se acabará", señala.

Otros simplemente lo han dejado. El veterano vendedor en corto, Russell Clark, cerró su fondoa principios de noviembre después de perder un 2,5% hasta octubre y ver cómo los activos se redujeron hasta los 200 millones de dólares, frente a los 1.700 millones de 2015, informó Bloomberg.

La mayoría odia a los vendedores en corto... pero tienen razón

La venta en corto dexiste desde hace siglos y sus devotos han sido objeto de odio exactamente el mismo tiempo.

No es difícil entender por qué, según Frank Partnoy, profesor de Derecho y Finanzas de la Universidad de California, que ha estudiado el de los inversores activistas.

Lo compara con la mesa de dados de un casino, un juego en el que la mayoría de los que apuestan están en el mismo equipo y ganan cuando los dados no favorecen a la banca.

"Si alguien apuesta contra la mesa, lo odiamos instintivamente", explica Partnoy.

Investigaciones previas de Partnoy y el profesor Peter Molk, de la Universidad de Florida, concluyeron que las acciones objetivo de los activistas en corto sufren caídas del 7% de media frente al mercado inmediatamente después de una campaña. Los escépticos decir que es por el miedo a estos inversores.

Sin embargo, el último estudio de los profesores descubrió que la rentabilidad de las acciones también empeoró con el tiempo y las empresas que fueron objetivo de los inversores en corto, se depreciaron más de un 20% de media frente al mercado en los 4 años posteriores a una campaña negativa. La evolución operativa también se deterioró significativamente, lo que sugiere que estos especuladores identificaron correctamente a las empresas con perspectivas débiles.

Además, las campañas negativas comúnmente acaban en demandas colectivas y acciones regulatorias, como la exclusión bursátil, según el estudio.

"Aún puedes odiarlos si lo deseas, pero hay una razón por la que caen un 7% frente al mercado cuando entran en juego", dijo Partnoy.

Por supuesto, hay excepciones y malos actores que alimentan el desdén del público. En un caso inusual de 2018, un pequeño activista de Dallas llamado Quinton Mathews se vio obligado a retractarse de un informe plagado de errores contra Farmland Partners que provocó una liquidación del 39% del capital del fondo de inversión inmobiliaria. Este año acordó pagar daños y perjuicios a la empresa para evitar una demanda, un resultado poco común.

Los vendedores en corto también han sido acusados de realizar scalping: atacar a una empresa viable a mala fe y luego salir rápidamente de la posición generando beneficios después de que la acción baje.

"Le di demasiado crédito a esos chicos de Reddit"

No es probable que haya enfrentamientos entre minoristas y bajistas a corto plazo.

Incluso aunque nunca se vuelva a producir otro caso como el de GameStop, es probable que la influencia de los minoristas persista, creando una montaña rusa para los inversores que intentan vender acciones en corto.

Después de una larga pausa, Grego lanzó su primera campaña del año a principios de noviembre.

El objetivo fue Cassava Sciences, que desarrolla medicamentos para alzhéimer y uno de los favoritos de los minoristas —este verano alcanzó una valoración de más de 5.000 millones de dólares—. Según Grego, la biotecnológica, que ha recibido millones en subvenciones, contrató a criminales convictos y manipuló datos para sus estudios, además de falsificar investigaciones científicas.

La compañía no respondió a las afirmaciones de Grego, pero los inversores sí. Las acciones de Cassava Sciences se dispararon durante los siguientes 3 días, llegando a subir hasta 100 dólares por título, una avance del 92% desde la mañana en que Grego reveló su posición corta.

"Pensé que era cosa del pasado, pero por supuesto que estaba equivocado", dijo Grego a Business Insider.

Lo siguiente fue una "completa locura", monitorizando el precio de las acciones y las redes sociales y recibiendo llamadas telefónicas, según explicó Grego 3 días después de publicar el informe.

Se había preparado para este escenario.

"Sabíamos que se trataba de una acción meme. Sabíamos que tenía una amplia base de accionistas. Nos aseguramos de estar protegidos a nivel de gestión de riesgos", afirmó.

No perdió mucho tiempo lamentando el revés. Tal como él lo ve, el futuro de Cassava es binario: o tiene un fármaco exitoso para el alzhéimer, el santo grial de la medicina, como él dice, o no lo tiene y no vale nada. Cualquiera de las 2 opciones le hará feliz.

"Si me equivoco, significa que el mundo tiene un nuevo medicamento para el alzhéimer", reflexiona.

¿Y si tiene razón? Es otra victoria para los vendedores en corto.

Aún así, se siente decepcionado. Entendió el ataque contra los vendedores en corto que eligieron un negocio en declive pero consolidado, como el de GameStop. Pero el historial de su empresa se basa en erradicar con éxito los fraudes.

Había esperado, como mínimo, que los partidarios de Cassava analizaran los méritos y los puntos sustanciales del informe, en lugar de recibir los habituales ataques a los vendedores en corto.

"Les di demasiado crédito a estos chicos de Reddit", lamentó.

Esta pelea entre los vendedores en corto y las acciones memes, al igual que la industria en general, continuará. Cassava reveló la semana pasada en una presentación que la compañía está siendo investigada por el gobierno y The Wall Street Journal publicó que la SEC y los institutos de salud del país están investigando si la empresa manipuló sus investigaciones. Un ejecutivo aseguró a The Wall Streeet Journal que está cooperando y negó las acusaciones.

La acción se hundió. Desde sus máximos de noviembre, se ha hundido un 47%. 

Otros artículos interesantes:

De 'fichar' a Alec Baldwin para captar clientes a apostar por la formación: la responsable de eToro en España explica el nuevo rumbo de la compañía

La variante ómicron altera a los inversores, que se están refugiando en Amazon y Walmart ante el miedo a que se produzca el peor de los escenarios

Cuánto dinero habrías ganado al invertir 1.000 euros en Gala desde su lanzamiento

Te recomendamos