Las cifras y datos que demuestran por qué vivir en una casa prefabricada tiene ventajas, pero no todo es perfecto

Una casa prefabricada con jardín.
Una casa prefabricada con jardín.

Pixabay

  • El precio o el tiempo de construcción son las principales ventajas para los que opten por vivir en una casa prefabricada.
  • Los defensores aseguran que las casas prefabricadas son menos perjudiciales con el medioambiente, aunque hay mucho debate al respecto.
  • Descubre más historias en Business Insider España

El argumento alegre y alejado de lo pecuniario es que la gente quiere vivir en contacto con la naturaleza y poder trasladarse con facilidad. El razonamiento económico y social empuja a pensar que, para muchas personas, será la única manera de tener una vivienda en propiedad. Cada uno que se quede con el suyo. La realidad es cada vez hay más interés por vivir en una casa prefabricada

Se multiplican las empresas que las fabrican, Amazon y AliExpress te las venden baratas y para hacerlas tú mismo. Algunos millonarios, como Warren Buffet, entran en el negocio con ganas de virar el rumbo y las grandes tecnológicas también quieren su trozo del pastel. ¿Tú también estás pensando en hacerte o comprar una casa prefabricada? Estas son, según informes de Eroski Consumer y de el blog de Santa Lucía, las ventajas y desventajas de vivir en una casa prefabricada.

Ventajas de las casas prefabricadas

Si quieres saber cuáles son las ventajas de vivir en una casa prefabricada, sigue leyendo:

Más baratas que las casas tradicionales

Los precios de las casas prefabricadas varían mucho dependiendo del material de construcción, las dimensiones o el modelo. Sin embargo, por regla general, son más baratas que las casas tradicionales. Suelen estar en una horquilla entre 50.000 y 100.00 euros por cada 100 metros cuadrados.

Se tardan menos en construir y en instalar

También dependerá de si la casa se construye por módulos o no; o de si se hace directamente en el sitio en el que será instalada o después hay que trasladarla. En cualquier caso, su tiempo de creación (tanto construcción como instalación) es menor al de las casas tradicionales. En una semana, como apuntan en Consumer, la casa puede estar montada. 

Más respetuosas con el medioambiente

Hay opiniones en contra al respecto. Quienes defienden las casas prefabricadas argumentan que, al construirse dentro de un proceso industrial, hay mayor optimización de energía y materiales, además de menos residuos. A ello habría que sumar que los materiales utilizados son reciclables. 

Materiales

Antes de que llegara este boom de las casas prefabricadas, ya se había mejorado mucho en los materiales utilizados. Esta tendencia se ha acelerado en los últimos tiempos, hasta el punto de que muchos expertos opinan que las casas prefabricadas duran lo mismo (o más) que las tradicionales.

Inconvenientes de las casas prefabricadas

Si estás pensando en vivir en una casa prefabricada, también has de conocer los inconvenientes. Que los hay. 

Los diseños a la carta son más caros

Cuando se opta por una casa prefabricada creada por una empresa, y se acepta la forma y la distribución de esta, el precio será menor que el de una casa normal. Pero si se quiere un diseño a medida, los costes crecen exponencialmente. 

Mantenimiento

Aunque varíe según el material utilizado, el mantenimiento de las casas prefabricadas será mayor que el que exige otro tipo de vivienda. Este es un aspecto, no obstante, que mejora día a día de manera directamente proporcional al aumento en la calidad de los materiales: varias empresas especializadas, por ejemplo, aseguran que las casas de madera de pino o abeto sólo precisan que se les aplique barniz o lasur cada 4 o 5 años.

Fenómenos meteorológicos extremos

Una tormenta no va a tirar una casa prefabricada, pero un fenómeno meteorológico extremo sí puede causar muchos daños, sobre todo, en los casos en los que estas no están cimentadas. 

Poco uso de los recursos de iluminación y calefacciones naturales

Se considera, como ya se ha comentado en este artículo, que las casas prefabricadas son menos perjudiciales para el medioambiente. En Eroski Consumer, empero, incluyen un aspecto muy interesante entre los inconvenientes de vivir en una casa prefabricada. Afirman que, a diferencia de “muchos edificios que reducen el consumo de energía por medio del emplazamiento”, estas casas se construyen en un lugar, sin saber dónde se van a instalar posteriormente, por lo que se hace un uso menos eficiente de estos recursos. 

Legislación escasa

Aún falta mucho por legislar en cuanto a licencias, emplazamientos y consideración de las casas prefabricadas. Es de esperar que el tremendo crecimiento que el sector está teniendo provoque la articulación de normativas a muy corto plazo.

LEER TAMBIÉN: Las mejores casas prefabricadas por 60.000 euros o menos

LEER TAMBIÉN: Las casas prefabricadas más baratas y mejores de AliExpress

LEER TAMBIÉN: Así son las casas prefabricadas de Joaquín Torres, el arquitecto de los famosos

VER AHORA: Desde personas en paro desesperadas hasta multinacionales del crimen: los perfiles de ciberdelincuente más comunes, según el CEO de Buguroo