La anunciada debacle de la moda: desplome de las ventas del 41% en 2020, 14.800 tiendas menos y destrucción de 26.700 empleos

Tienda de ropa

Reuters

  • Las tiendas de ropa han facturado en 2020, unos 7.400 millones menos, lo que supone una estrepitosa caída del 41%
  • En 2020, el sector ha perdido 26.700 empleos y ha supuesto el cierre de 14.800 tiendas.
  • Por su parte, el comercio online sigue constatando su fortaleza y representa el 18% de la facturación frente al 10% de años anteriores 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El sector textil en España facturó un total de 10.619 millones de euros en el año de la pandemia, lo que supone una caída del 41,26% respecto al periodo anterior, como consecuencia del fuerte impacto del COVID-19. Así se desprende del informe anual que ha presentado hoy la patronal del sector Acotex, y quien añade también que el gasto medio de los ciudadanos ha bajado un 40%, hasta 275 euros.

A esta incontestable realidad, le sigue necesariamente otra: en 2020, el número de tiendas se ha reducido un 23,90%. Así, de las 61.891 que existían en 2019 sólo han resistido a la pandemia 47.101. Esto supone hablar del cierre de 14.800 puntos. 

Esta debacle de cifras ha supuesto la pérdida de 26.700 empleaos. El sector ha pasado de emplear a 199.112 personas en 2019 a hacerlo con 172.432 al cierre de 2020.

"Los datos son catastróficos, estamos en modo supervivencia", ha confesado el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, quien considera que habrá un mayor ajuste de plantilla, puesto que el dato de empleos destruidos está "anestesiado", en parte por el efecto de los ERTE.

La asociación detalla que han sido los vascos, seguidos de los madrileños y los cántabros los que más han gastado en vestirse. Las cifras son de aproximadamente 359, 341 y 308 euros por persona, respectivamente. En el lado opuesto del ranking se sitúan los residentes de Baleares –que un año atrás encabezaba la clasificación–, extremeños y canarios. 

El esperado auge del canal online y el inesperado de la división de hogar

Si el comercio online ya era una necesidad para muchas compañías, la llegada del confinamiento convirtió el canal digital en un auténtico salvavidas para amortiguar el impacto económico del COVID-19. Tal es así, que en 2020 el ecommerce en el comercio textil representó el 18% de la facturación total frente al 8 y el 10% de años anteriores. 

Pese a que el canal online se ha comportado mejor que las tiendas físicas, Zamácola ha hecho hincapié que en los 2 primeros trimestres del año ha habido por primera vez un descenso en las ventas digitales, lo que no deja de ser "un motivo más de preocupación para el sector".

Las rebajas no salvan a la moda: las ventas caen hasta el 53% en enero por la pandemia y Filomena

En cuanto a la distribución de las compras, estas han descendido tanto en mujer, que pasa al 35% frente al 37% de un año antes, hombre (32,3% respecto al 31,6% de 2019) y niño que supone el 13,1% y cae 3 puntos porcentuales. 

El relevo, en este sentido, lo ha cogido hogar que ha pasado del 17,2 % al 19,6%. El directivo explica este repunte ante la obligada necesidad de pasar más tiempo en casa, lo que ha empujado al usuario a fomentar esta división de producto, en detrimento de la vestimenta.

Si hace unos años la facturación se repartía de forma similar entre los diferentes formatos comerciales, 2020 ha cambiado el escenario. Así, las tiendas multimarca han perdido cuota de mercado y, de la facturación global del sector, han pasado de tener el 17 % en 2019 a a tan sólo alcanzar un discreto 10,2 %. 

Por contra, han aumentado el porcentaje de compras realizadas en tiendas especializadas ( 37,4% en 2020 frente al 34,1% en 2019) y los hipermercados hicieron lo propio, pasando del 25% al 28,8%. En cuanto a los grandes almacenes han registrado un 9,3% frente al 8,3% de un año antes. 

La estrepitosa caída del turismo y la única clave positiva

Las restricciones de movilidad impuestas durante el año anterior se ha saldado con un desplome en el volumen de ventas. Así, las compras de turistas en el territorio se redujeron un 79% en el último año, pasando de los 92 millones de euros de 2019 a tan sólo 19,7. Todo ello se explica en el 77% de la pérdida de turistas. 

En cuanto a nacionalidades, el gasto de compras de los estadounidense se redujo en un 85%, un 75% lo hicieron los procedentes de Sudamerica y Canadá. Aún mayor es la caída de los rusos (90%) y de la destacable baza que juega los asiáticos (-70%).

Respecto a todo lo que está aún por venir, Zamácola se mantiene confiado en el buen ritmo de la vacunación, pero no pasa por alto que aunque la situación sanitaria mejore, las consecuencias económicas que ha provocado vienen para quedarse.

"Habrá que ver qué capacidad de consumo tienen los ciudadanos cuando todo pase", ha añadido. Eso sí, la clave positiva –y prácticamente la única– viene de la mano de la mejora que se está produciendo mes a mes en el sector. Si la caída de las ventas en enero fue del 53%, en el mes de mayo se sitúa en un 15,5%. 

Otros artículos interesantes:

Inditex continúa con el cierre de tiendas en España: clausurará 56 establecimientos en verano, la mayoría en Andalucía y Madrid

El sector de la moda se une para trazar un plan con el que optar a los 11.000 millones de los fondos de la Unión Europea

10 startups españolas del sector retail que los fondos tienen en su punto de mira en 2021