Pasar al contenido principal

El veto de Trump a Huawei en Estados Unidos podría poner en peligro el negocio de Apple en China

El veto de Trump a Huawei en Estados Unidos podría poner en peligro el negocio de Apple en China
Damir Sagolj/Reuters

Según los analistas, si Trump sigue adelante con su idea de prohibir a las empresas estadounidenses trabajar con Huawei, China podría tomar represalias y hacer lo mismo con las organizaciones norteamericanas, lo que haría que Apple fuera la más perjudicada.

Uno de los expertos ha destacado que las consecuencias de esta decisión para algunas organizaciones estadounidenses podrían ser "desastrosas".

Leer más: Donald Trump declara una emergencia nacional que puede suponer suponer un duro golpe para Huawei

La prohibición viene a raíz de una orden ejecutiva firmada el pasado miércoles en la que se declara una emergencia nacional por "amenazas contra la tecnología y los servicios de información y comunicaciones" en los Estados Unidos. De acuerdo con este escrito, a partir de ahora las empresas estadounidenses tendrán prohibido comprar cualquier componente de Huawei sin el consentimiento de la Administración Trump.

La compañía china ha sido acusada en repetidas ocasiones por el ejecutivo de EE. UU. de espiar a través de sus equipos a los ciudadanos y empresas de todo el mundo. La organización ha negado todos los hechos de los que se les acusa, hasta el punto de que han denunciado la situación ante las autoridades correspondientes.

Acusaciones de espionaje contra Huawei

"Esta orden ejecutiva está dirigida claramente contra Huawei, ya que han sido acusados en varias ocasiones de espionaje por parte de Estados Unidos, algo que no ha sido probado todavía. Sin embargo, esto puede tener otras ramificaciones", explica Tim Bajarin, de Creative Strategies Inc. a Business Insider.

Las acusaciones de espionaje "puede que sean reales". Pero habrá que ver la "reacción de China" ante esta prohibición

Leer más: "Mi ser interior nunca se ha sentido tan lleno de color ni tan enorme": la directora financiera de Huawei escribe un emotivo email a sus trabajadores que desafía a EEUU

"China podría tomar represalias y hacer lo mismo con las compañías estadounidenses utilizando el mismo argumento, aunque sean acusaciones falsas. Esto podría ser desastroso para las organizaciones que tengan negocios en el país asiático, especialmente para aquellas que vendan productos de tecnología", destaca el analista.

Y tendiendo en cuenta las últimas tasas que se han aplicado entre los bienes de Estados Unidos y China, esta prohibición podría volverse en su contra y causar grandes problemas a muchas compañías estadounidenses.

Dan Ives, un analista de Wedbush, afirma que esta orden ejecutiva podría ser solo una muestra de poder y "fanfarroneo" de cara a la cumbre del G-20 en Japón.

"Creemos que esto es un simple ladrido, pero hace mucho ruido en la industria tecnológica porque los inversores están nerviosos", destaca.

Guerra fría escalable

Tal y como destaca el analista, China podría devolverle el golpe, algo que afectaría a grandes firmas tecnológicas, incluidos los fabricantes de chips como Nvidia, Qualcomm e Intel.

Stacy Rasgon, un analista de Bernstein, ya destacó en diciembre (a raíz de la detención de la CFO de Huawei Meng Wanzhou) que la compañía compra semiconductores a varias organizaciones estadounidenses, pero el impacto en las mismas sería mínimo en caso de que se prohibiera seguir haciendo negocios con la multinacional.

El experto asegura que "la cadena de suministros podría evolucionar", ayudando a disminuir el impacto que produciría la prohibición de venta de equipamiento de Huawei a compañías estadounidenses.

Huawei Rotating Chairman Guo Ping, center, speaks in front of other executives during a press conference in Shenzhen, China's Guangdong province.
Huawei Rotating Chairman Guo Ping, center, speaks in front of other executives during a press conference in Shenzhen, China's Guangdong province. AP/Kin Cheung

"Si las compañías de semiconductores no pueden vender a Huawei y Huawei no puede vender sus equipos, otras compañías podrían ocupar ese hueco para que la organización pudiera continuar con sus negocios. En otras palabras, otras organizaciones chinas podrían ocupar el hueco de las empresas de chips estadounidenses con productos similares, asumiendo que la demanda de esos productos se mantengan", explica.

"Aún así, la transición no sería fácil", destaca. 

En el peor escenario, Bajarin dice que si China le paga con su misma moneda, esto hará daño a muchas de las grandes tecnológicas estadounidenses, especialmente a aquellas que venden productos en el país asiático.

Todo el mundo mira a Apple

"Afectaría a compañías que venden ordenadores, servidores y equipos de telecomunicaciones, pero a quien más daño haría sería a grandes empresas de EE. UU. que tuvieran una marca ya consolidada", explica. 

Ives cree que la organización a la que más impactarían las posibles represalias a Estados Unidos por parte de China sería Apple, ya que es la marca estadounidense más conocida. 

"¿Hay un objetivo más allá de Apple? Porque tiene todas las papeletas", destaca.

Por su parte, Crawford Del Prete, presidente de IDC, no cree que la reacción de China impactara de forma inmediata más allá de las tecnológicas.

Lee más: A Wall Street le preocupa que la guerra comercial entre Estados Unidos y China pueda subir los precios de los iPhone, que es lo último que Apple necesita ahora mismo

"No creo que se extienda en otras áreas, no creo que estemos en ese punto", explica a Business Insider.

Mientras tanto, Huawei debe enfrentarse a una situación difícil, ya que no puede hacer negocios con compañías estadounidenses.

"Deben centrarse en su mensaje de que no suponen ningún riesgo para la ciberseguridad de las empresas, y así podrán mantener su negocio fuera de EE. UU", afirma.

Y además