Virgin Galactic planea lanzar vuelos turísticos al espacio a diario tras el éxito de la misión de Richard Branson

Richard Branson durante su viaje al espacio

Virgin Galactic

Un vuelo turístico espacial al día. Ese la meta que tiene en mente Virgin Galactic, la compañía del multimillonario Richard Branson que este domingo ha acaparado los titulares de la prensa en todo el mundo con su histórico viaje a las puertas del espacio. Así lo ha desvelado al menos Michael Colglazier, CEO de la compañía, en una entrevista publicada en el Financial Times.

Colglazier, que tomó las riendas de la empresa aeroespacial hace solo un año, no ha desvelado ningún tipo de calendario ni plazos concretos para cumplir ese objetivo. "Creo que durante un tiempo este negocio va a ser muy limitado en cuanto a la oferta", ha explicado. 

El CEO de Virgin Galactic habla también en esa misma entrevista de los planes de futuro de la compañía y sus ambiciosos planes de expansión a otros territorios para los lanzamientos de las aeronaves al espacio. "En todos los aeropuertos espaciales vamos a intentar realizar unos 400 vuelos al año", afirma Colglazier. "Espero que el número de naves espaciales [en cada emplazamiento] sea de un solo dígito o de dos, para poder alcanzar esas cifras".

Virgin Galactic tiene la intención de ampliar sus operaciones en su base principal, situada actualmente en Nuevo México, y "detectar otros aeropuertos espaciales por todo el mundo para empezar a llevar esto a más sitios", añade el CEO. 

La primera mujer española en volar al espacio con Virgin Galactic es una emprendedora que compró su billete hace 13 años: "Habrá precios más asequibles cuando se democraticen los viajes espaciales"

La nave 'Unity' de la compañía Virgin Galactic, con Richard Branson a bordo, ascendió este domingo a más de 80 kilómetros de altura en un vuelo que representa un paso más en la carrera por el turismo espacial.

Una de sus competidoras, la compañía Blue Origin fundada por Jeff Bezos, despegará en poco más de una semana en otro viaje que llevará al fundador de Amazon a las puertas del espacio. Aunque desde Virgin Galactic aseguran que no existe una carrera como tal por hacerse con el pastel espacial, en Twitter ha habido polémica por el mensaje de la cuenta oficial de Blue Origin que cuestionaba que se hablara de la misión de Branson como "espacial".

Michael Colglazier subraya en la entrevista publicada en el Financial Times que no existe  competitividad alguna entre Branson y Bezos y asegura que el fundador de Virgin decidió adelantar la misión espacial porque ya no era necesario un segundo vuelo para probar la experiencia de la compañía con los clientes. 

Colglazier comenta además que la empresa tiene previsto sustituir el año que viene su actual prototipo de nave espacial por dos nuevas aeronaves con un mantenimiento más sencillo para agilizar los tiempos entre vuelos. 

El principal inconveniente de Virgin Galactic es, paradójicamente, el espacio. 

Solo cuenta con cuatro asientos a bordo de su nave espacial. Por el momento, más de 600 personas han pagado una media de 130.000 dólares (casi 110.000 euros) por la oportunidad de volar en una de sus naves espaciales, mientras que otras 1.000 han pagado depósitos de 1.000 dólares (840 euros). 

Otros artículos interesantes:

Jeff Bezos quiere ir al espacio, pero no es el único magnate interesado en las experiencias extremas: estos son algunos de los pasatiempos más salvajes de la élite mundial

Estos son los 9 astronautas de la NASA que estrenarán las naves comerciales de SpaceX y Boeing

¿Se convertirá Jeff Bezos en astronauta cuando viaje con Blue Origin? Académicos y expertos debaten sobre a qué altura comienza el espacio