Vivienda en herencia entre varios hermanos, ¿qué hacer si no hay acuerdo?

'Hermanos por pelotas'.
'Hermanos por pelotas'.
Netflix
  • Recibir en herencia una vivienda en propiedad entre hermanos puede suponer más problemas de lo que pudiera parecer.
  • A continuación, puedes ver qué se puede hacer en el caso de que no consigas llegar a un acuerdo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

No siempre acometer determinadas decisiones en el plano de las finanzas personales es una tarea fácil. 

A veces surgen problemas que generan determinadas fricciones a las que hay que hacer frente. Es el caso de la herencia entre hermanos. Especialmente, cuando hay una vivienda de por medio. 

En muchas ocasiones no hay buena voluntad de las 2 partes. Cuando se mete el dinero de por medio y la disputa de intereses pueden surgir problemas que se pueden terminar por enquistar. Por eso, una de las preguntas más habituales en estos casos es qué hacer si no hay un acuerdo cuando se hereda una casa entre hermanos. ¿Qué se puede hacer?

En este espectro hay muchas preguntas colaterales que surgen y que necesitan de respuesta. Primeramente, es importante tener en cuenta que la partición de la herencia (el reparto de los bienes hereditarios), es un acto completamente distinto a la aceptación.

Cabe recordar que dar el visto bueno a una herencia es el acto voluntario y libre por el cual una persona llamada a una herencia manifiesta su voluntad de aceptación. Ese es el contexto que has de tener en cuenta.

Mientras, la partición de herencia es el acto por el que los herederos que han aceptado la herencia se reparten los bienes del caudal hereditario, adquiriendo su propiedad. Y es aquí, teniendo en cuenta estos dos conceptos, donde pueden surgir los principales interrogantes a nivel individual.

¿Puede uno de los hermanos vender su participación indivisa en el inmueble?

La respuesta es que sí. Cualquiera de ellos puede vender su parte de la vivienda. Eso sí, los otros hermanos tendrán derecho preferente para adquirir esta participación indivisa abonando el precio de venta.

Dicho con otras palabras, si uno de los herederos vende su parte en la herencia a un extraño, antes de la partición, podrán todos o algunos de los coherederos subrogarse en el lugar del comprador, reembolsando el precio de compra.

Así, los coherederos disponen de un plazo de un mes para subrogarse, a contar desde que se les haga saber la venta a un extraño.

Qué hacer en el caso de que no exista acuerdo en la venta de una vivienda heredada

La primera cuestión que cabe plantearse es si tiene uno de los hermanos la potestad de vender la totalidad del inmueble. La realidad es que no. Necesita contar con el consentimiento de todos para que la venta sea válida.

Lo que sí puede hacer uno de los hermanos es vender su participación indivisa en la vivienda. Y aquí hay varias opciones:

  • Los hermanos, en primer lugar, tendrán derecho preferente para adquirir esta participación indivisa abonando el precio de venta. Dicho de otro modo, si uno de los herederos vende su parte en la herencia a un extraño, antes de la partición, podrán todos o algunos de los coherederos subrogarse en el lugar del comprador, reembolsando el precio de compra. En tal caso, los coherederos disponen de un plazo de un mes para subrogarse, a contar desde que se les haga saber la venta a un extraño.
  •  Realizar una subasta judicial en caso de que ninguno de los hermanos quiera adquirir esa participación. Así, se entraría en un proceso que puede durar más tiempo y que acabaría con una parte de esa vivienda comprada por un tercero.

Por tanto, las soluciones más razonables, menos conflictivas y costosas serían que el hermano que quiere conservar la vivienda compre a los otros su participación en la misma. En el caso de que no disponga de capital o simplemente no quiere comprar la parte de los otros hermanos, que la propiedad se venda y repartan el dinero.

Como última instancia, antes de la vía judicial, acudir a un mediador para tratar de buscar una solución adecuada para los intereses de todos.

Hay que insistir en que, si uno de los hermanos se niega a vender y no llega a un acuerdo con los otros tres hermanos, la solución al problema sería, efectivamente, la división judicial de la cosa común o extinción de condominio.

Otros artículos interesantes:

5 estrategias de marketing que puedes aplicar si estás pensando en abrir una franquicia

Cómo ahorrar 2.000 euros al año sin asumir grandes esfuerzos

Cuánto dinero cuesta poner césped en tu casa en la actualidad

Te recomendamos

Y además