Windows 11 tiene un papel clave en el plan maestro de Satya Nadella para impulsar la nube, a pesar de que las ventas de ordenadores se están ralentizando

CEO de Microsoft

Drew Angerer/Getty Images

  • Los analistas apuntan que Windows no tiene el mismo peso en el balance de la empresa ahora que los ingresos de la nube están creciendo constantemente. 
  • Los expertos señalan la importancia de medir el impacto del sistema operativo en Microsoft, ya que Windows 11 está programado para lanzarse en octubre. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La reputación de Microsoft se construyó sobre Windows, pero, a medida que el CEO de la compañía, Satya Nadella, impulsa el foco de la tecnológica hacia la computación en la nube, el sistema operativo parece una parte cada vez más pequeña de su futuro. 

La apuesta de Nadella en esta área ha quedado ampliamente demostrada durante sus 7 años al frente de la empresa. 

Recientemente, incluso bromeó diciendo que debería estar refiriéndose a Windows como "Azure Edge", insinuando que el sistema operativo de 36 años es una extensión del servicio de computación en la nube. 

Calibrar el impacto de Windows en el negocio de la nube de la empresa, y lo que aporta a Microsoft en general, es cada vez más urgente, ya que el nuevo sistema operativo Windows 11 se lanzará en octubre.

El lanzamiento se produce justo cuando el auge de los ordenadores personales, impulsado por la pandemia, está llegando a su fin, y la escasez de chips ha provocado un descenso en los ingresos de la división de consumo de la compañía tecnológica.

Los analistas subrayan que Windows no tiene el mismo peso en el balance de la empresa ahora que los ingresos de la nube están creciendo constantemente. 

El sistema operativo se engloba en el segmento "More Personal Computing", que también incluye a la videoconsola Xbox, los dispositivos de la familia Surface o incluso el buscador Bing. Este apartado supuso 14.000 millones de dólares de los 46.000 millones de dólares totales que la compañía registró en el último trimestre

"Windows es cada vez menos relevante para el éxito financiero de Microsoft", afirma Brad Reback, analista en Stifel que sigue los pasos de la tecnológica. 

Según explica, el impacto cada vez menor en los resultados financieros se produce por 2 motivos. Por un lado, el porcentaje de los ingresos de la compañía que proviene de la nube es cada vez mayor, a lo que se añade la decisión de Microsoft  de ofrecer Windows 11 como una actualización gratuita.

"La realidad es que la gente ya no paga por los sistemas operativos", apunta Reback.

Hasta Windows 10, Microsoft requería que los usuarios comprasen las nuevas versiones, pero, a partir de esta actualización, siguió el ejemplo de Apple de ofrecerla de forma gratuita. 

Como solucionar los problemas cuando tu ordenador no es capaz de ejecutar Windows 11

Además, la tecnológica está adoptando cada vez más el modelo de ciclo de actualización anual de Apple, en lugar de mejorar iterativamente el software durante todo el año en versiones más pequeñas.

Sin embargo, eso no significa que Windows no tenga valor para Microsoft. Dan Ives, analista de Wedbush, señala que sigue siendo importante porque fomenta un ecosistema de desarrolladores de Microsoft.

"Lo veo como una vía de acceso a la autopista de la nube. La compañía ha reducido significativamente la brecha en la carrera armamentística en la nube en comparación con Amazon debido a su base de instalación integrada con Windows, así como a la suite familiar Office", explica Ives. 

Una parte clave de Windows 11 son las herramientas destinadas a los desarrolladores, señala; por ejemplo, Microsoft está añadiendo una mejor gestión de las ventanas con sus "Snap Layouts", que permite a los usuarios avanzados enviar rápidamente las aplicaciones a posiciones preestablecidas en la pantalla.

Por ejemplo, Microsoft está renovando su tienda de aplicaciones en Windows, ofreciendo a los desarrolladores condiciones favorables para compartir los ingresos y, por último, utilizando la plataforma para distribuir sus propias aplicaciones originales, como el entorno de desarrollo Visual Studio. 

Esto le da a la empresa la oportunidad de generar ingresos en torno a una plataforma de aplicaciones como ha hecho Apple en iOS, aunque la capacidad de instalarlas desde cualquier lugar significa que Microsoft Store siempre se quedará por detrás de la AppStore.

Asimismo, una nueva versión de Windows repleta de nuevas funciones y promesas de aumento de la productividad, mantiene a la gente en el mundo de Microsoft.  

"Windows y sus actualizaciones son importantes para mantener a la comunidad de desarrolladores, empresas y consumidores como parte del cambio a medida que Microsoft lleva sus cimientos a la nube", afirma Ives.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime. 

Otros artículos interesantes:

Amazon, Google y Microsoft muestran interés en ayudar a desarrollar una herramienta para localizar a trabajadores no autorizados en EEUU

Microsoft subirá los precios hasta un 20% en alguno de sus productos estrella

Microsoft avisa a miles de clientes de su nube de que sus bases de datos están expuestas por un grave fallo de seguridad

Te recomendamos

Y además