Pasar al contenido principal

Las 5 claves de Inditex en los mercados antes de presentar sus resultados

Una tienda de Zara, del grupo Inditex.
Getty Images
  • La moderación en su crecimiento se ha llevado la confianza de los inversores y ha hecho que el valor descienda en torno al 30% desde sus máximos históricos.
  • La devaluación de las divisas emergentes pueden marcar un importante impacto en su balance, dada la diversificación de su negocio y su modelo exportador.
  • La mayoría de las casas de análisis, entre las que destaca Morgan Stanley, han rebajado el precio objetivo de la firma textil en bolsa.

Las cuentas de Inditex, el grupo bajo el que se agrupan marcas como Zara o Pull and Bear, se esperan siempre con gran expectación. El valor con mayor ponderación dentro de la bolsa española, aproximadamente con una capitalización bursátil de 78.400 millones de euros, puede marcar la direccionalidad del Ibex 35 según las cifras que presente. El miércoles 12 de septiembre, el gigante textil presenta las cuentas del primer semestre bajo la atenta mirada del mercado. 

Los expertos están estudiando muy de cerca los factores que le han hecho perder más de un 13% en el parqué madrileño en lo que transcurre de ejercicio y si se puede revertir esa tendencia o, por el contrario, las irregularidades se van a sostener en el medio plazo. Por eso, destacan diferentes claves que son vitales para su devenir en los meses más inmediatos.

Moderación del crecimiento

Algunos analistas observan una desaceleración en el crecimiento de las ventas en los últimos trimestres. Según Antonio Castelo, analista de mercados de iBroker, esto se debe a dos motivos: “la penalización de un euro fuerte y las dudas respecto al desarrollo de su negocio online”

Con todo, con un mercado europeo muy saturado, el departamento de análisis de Self Bank considera que la empresa tiene margen de mejora "especialmente en Estados Unidos y China". Aunque sería impensable que llegara a tener en otros países la cuota de mercado de ropa que atesora en España (del 19% aproximadamente), en estos dos países esta cuota “todavía es inferior al 1%”. 

El otro gran reto, apunta la entidad, es el de “elevar los ingresos”. En sus últimos resultados vimos cómo las ventas aumentaron tan solo un 2%, lo que representa el menor ritmo de crecimiento de los últimos 20 años. Muy determinante para saber en qué niveles va a cotizar próximamente.

En los últimos años, Inditex ha sido capaz de mantener un crecimiento de las ventas muy elevado aprovechando el lanzamiento de su plataforma global online y su capacidad de apertura de nuevas tiendas (espacio en tienda). Por eso, Renta 4 sostiene que, con el despliegue del negocio de internet muy avanzado y los planes de apertura de tiendas de la compañía, el crecimiento de ingresos, y por tanto del grupo, “debería tender hacia niveles claramente más moderados a partir de ahora”. 

Efecto divisa en sus cuentas

La subida del euro ha sido especialmente pronunciada en relación a divisas de países emergentes como China, Rusia, México, Turquía o Brasil, que representan más del 22% de la facturación de Inditex, por lo que puede ver un importante impacto en su balance.

El caso de Turquía tiene varias lecturas. Para los analistas de Self Bank, aunque se pudiera pensar que el hecho de fabricar en ese país le favorece, "tan solo el 15% se produce allí". La devaluación de la lira turca no le va a beneficiar por el momento ya que el grupo “negocia con sus proveedores en euros”. 

Con todo, Castelo señala que en los siguientes meses, con un euro mucho más débil, “la situación habrá mejorado”.

Modelo de negocio consolidado

El modelo de negocio de Inditex se sigue demostrando como muy eficaz, permitiéndole reaccionar durante la temporada con producciones cortas y renovación constante.  Respecto al crecimiento de los gastos de explotación, esta magnitud comenzó a incluir los costes de arrendamiento de los quince establecimientos vendidos en 2017 y alquilados desde 2018. En opinión de Castelo esto es algo a lo que “nos tendremos que acostumbrar”.

Leer Más: 3 farmacéuticas españolas que arrasan en bolsa y aún pueden tener potencial

Se trata de una empresa con una gestión óptima de la logística y la política de precios y una capacidad de adaptarse a los gustos de la clientela. Cuenta con varias marcas que se ajustan a los diferentes segmentos de la población. Zara sigue siendo la marca estrella y además de representar un 66% de los ingresos totales, es la que mayor margen de beneficio genera, lo cual sigue siendo apetecible para muchos inversores.

Cotización irregular y cambios de recomendación

El valor se ha dejado en los mercados más de un 13% en los últimos doce meses y más de un 30% desde los máximos históricos, lo cual describe una tendencia bajista desde principios de junio del 2017. 

Sobre su cotización, destacan en Self Bank, ha pasado de ser “una empresa que acostumbraba a subir de una manera prácticamente uniforme a empezar a dar sustos”. Hemos pasado por un periodo entre junio de 2017 y marzo de 2018 en el que la acción se desplomó un 34% a un sólido rebote del 25% entre marzo y junio de este año

Así, varias casas de análisis revisaron su recomendación sobre las acciones de la compañía que preside Amancio Ortega.  A comienzos de año el precio objetivo medio del consenso era de 35 euros y ahora han descendido a 31,10 euros

La que más ha pesado fue la de Morgan Stanley desde los 26 euros a los 21 euros y la recomendación de infraponderar. La firma estadounidense rebajaba hasta el 4% su previsión de crecimiento anual de ingresos para el próximo quinquenio. 

Inversión en Inditex

Sus acciones cotizan a un PER estimado de 21 veces las ganancias, algo habitual en el sector de consumo, analizan desde Self Bank. Aunque se ha dicho que es una empresa que ha pasado de ser Growth a ser Value, dadas sus perspectivas de futuro, añaden que “sería injusto no meterlas en el primer saco”.

Así las cosas, Castelo afirma que, si nos ceñimos al aspecto técnico de Inditex, puede apreciarse que “su cotización viene bajando con fuerza desde el segundo trimestre de 2017”, perdiendo a comienzos de este año el soporte de la directriz alcista que “hasta ahora había respetado”.

El analista concreta que, en el entorno de los 22,50 y 23,50 euros, se observa “un fuerte soporte”. Más abajo otro, también consistente, en el entorno de los 19,50 y 20,50 euros. Si lo respeta, será clave para tomar o no posiciones.  

Para Renta 4 el principal riesgo de invertir en los títulos de la textil es el deterioro en las condiciones de consumo y sus principales catalizadores, la recuperación de divisas con respecto al euro y una mejora significativa de la remuneración al accionista.

Te puede interesar