Pasar al contenido principal

Estos son algunos de los recortes que ha tenido que hacer el PP para evitar despedir a muchos de sus trabajadores tras su batacazo electoral

Comité de Dirección del PP.
Comité de Dirección del PP. PP
  • El PP está apretándose el cinturón para evitar que los despidos provoquen un ERE en el partido.
  • Está recortando gastos desde la máquina de café hasta en el número de colaboradores y asesores.
  • Todo se debe a la pérdida de representación en las Cortes y parlamentos regionales.
  • Las subvenciones de Interior y las comunidades autónomas dependen del número de escaños.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los resultados electorales del pasado 28 de abril fueron especialmente traumáticos para el Partido Popular. La formación de centro-derecha que dirige Pablo Casado se derrumbó en nada menos que 71 escaños, y su grupo parlamentario en el Congreso ahora solo reúne a 66 diputados.

Además de la pérdida de peso político en la Cámara Baja, esta caída en el número de representantes también tiene una traducción económica. Las subvenciones que los partidos reciben en España dependen del número de escaños: por cada escaño conseguido en el Congreso, las formaciones obtienen 21.000 euros.

En números: tras estas generales, el PP ha perdido más de 1,6 millones de euros en ayudas con respecto a la anterior legislatura.

Leer más: Este es el dineral que reciben los partidos políticos en forma de subvenciones del Estado

Pero es que además, de esta representación en las Cortes y parlamentos regionales también depende la asignación de otras subvenciones que las comunidades autónomas e Interior dan a los partidos.

Según los informes de la Cámara de Cuentas de los que se hace eco El Mundo, el PP perdería hasta quince millones de euros al año al enfrentarse a su nueva realidad política.

Ante esta situación, la organización no ha tenido más remedio que comenzar una serie de recortes que también recoge el diario El Mundo.

El objetivo inicialmente es evitar un Expediente de Regulación de Empleo. El partido asume que habrá despidos, pero la idea es que sean menos del umbral con el que la ley exigiría a la formación de Casado que iniciara un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Por ello, el PP, que siempre ha defendido las políticas de austeridad, está haciendo lo propio apretándose el cinturón: desde retirar el vado de su sede o subir el precio del café, a recolocar a asesores y prescindir de colaboradores.

Estos son los principales recortes que el PP está efectuando.

Recortes en demoscopia: el partido ahora solo contrata a Sigma Dos y GAD3 para sondeos internos

Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo.
PP

Antes había trabajado con más privadas, como Metroscopia.

Fuera colaboradores y recolocación de asesores

Pablo Casado recibe un abrazo tras las elecciones
Reuters

Algunos están siendo destinados a aquellas autonomías en las que el PP sigue ostentando poder.

Se reducen los viajes de partido

Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado.
Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado. PP

La organización trata de ahorrar también en la partida de desplazamientos.

Leer más: Cada día sin Gobierno nos cuesta a todos 144.000 euros en sueldos y subvenciones: la factura podría subir a 23 millones de euros

Para ahorrar, han quitado el vado que impedía aparcar junto a la sede central de calle Genova

Sede del PP en calle Génova, Madrid.
Sede del PP en calle Génova, Madrid. PP

Según El Mundo, el partido entendía que su coste suponía un sueldo.

El café de máquina ya no es gratis en la sede: ahora cuesta 45 céntimos

Máquina de café.
Si tomas mucho café o té, puedes obligarte a beber un vaso de agua por cada taza.

Getty Images

Quizá, uno de los recortes más ilustrativos.

Y además