6 cosas que se descubrió que estaban relacionadas con el cáncer en 2020

Técnico de laboratorio en el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle.
Técnico de laboratorio en el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle.

Elaine Thompson/AP

  • Las razones por las que una persona contrae cáncer no se conocen completamente, pero parece estar influenciado por la genética, el medio ambiente, los hábitos alimenticios, los antecedentes familiares e incluso nuestro trabajo.
  • Los científicos vincularon varias cosas con el riesgo de cáncer en 2020, incluidas la aspirina, el tinte para el cabello y las píldoras para bajar de peso.
  • Descubre más historias Business Insider España.
Primero en Upday CintilloPrimero en Upday Cintillo

El cáncer es, por desgracia, una de las causas de muerte más comunes alrededor del mundo. En Estados Unidos, por ejemplo, es la segunda. En 2020, varias investigaciones han hallado diversas causas que parecen estar relacionadas con el desarrollo de esta enfermedad.

13 signos de cáncer en niños que no deberías ignorar

Sigue leyendo para descubrir estas 6 cosas que, según parece, están relacionadas con el cáncer.

1. El consumo de aspirinas en personas mayores

Los investigadores se sorprendieron al descubrir que la aspirina estaba relacionada con muertes por cáncer en personas mayores.Los investigadores se sorprendieron al descubrir que la aspirina estaba relacionada con muertes por cáncer en personas mayores.
Los investigadores se sorprendieron al descubrir que la aspirina estaba relacionada con muertes por cáncer en personas mayores.

Eternity in an Instant/Getty Images

Hasta ahora, la aspirina ha sido uno de los medicamentos que se recomendaba a las personas mayores para reducir dolencias crónicas como los ataques al corazón o el cancer debido a sus propiedades antiinflamatorias.

Sin embargo, el National Cancer Institute publicó este año un nuevo gran estudio en el que se vinculaba tomar este analgésico con un mayor riesgo de morir por etapas avanzadas del cáncer en personas mayores de 70 años.

Los participantes en el estudio que tomaban 100 miligramos de aspirina al día tenían casi un 20% más de probabilidades de recibir un diagnóstico de cáncer avanzado y un 30% más de probabilidades de morir a causa de él frente a sus compañeros que tomaron un placebo.

El uso de aspirina en general no se relacionó con mayores posibilidades de desarrollar cáncer.

Los investigadores se han mostrado sorprendieron con los resultados, ya que estudios anteriores habían sugerido que la aspirina tenía un efecto protector contra el cáncer colorrectal.

Ahora se sospecha, aunque no se confirma, que la aspirina puede tener un efecto previamente desconocido sobre el sistema inmunológico de las personas mayores.

En última instancia, la noticia podría hacer que los médicos dejen de recomendar la aspirina como medida preventiva y, al mismo tiempo, permitirla en casos específicos, aunque se necesita más investigación.

2. El tinte permanente para el cabello puede causar alteraciones hormonales relacionadas con el cáncer

El tinte permanente para el cabello se ha relacionado con el riesgo de cáncer, aunque principalmente en mujeres.El tinte permanente para el cabello se ha relacionado con el riesgo de cáncer, aunque principalmente en mujeres.
El tinte permanente para el cabello se ha relacionado con el riesgo de cáncer, aunque principalmente en mujeres.

AP

Un estudio publicado a finales de 2019 descubrió que el tinte para el cabello y los alisadores podrían tener un efecto disruptivo sobre las hormonas femeninas, según publicó Business Insider.

Específicamente, esos productos se asociaron con pequeños aumentos en el riesgo de cáncer de mama. El mayor riesgo, según el estudio, se producía en las mujeres negras, que son mucho más propensas que las mujeres blancas a alterar su cabello con fórmulas cargadas de químicos, que a veces incluyen carcinógenos conocidos como formaldehído y alquitrán de hulla.

Más recientemente, un estudio de 2020 publicado en The BMJ estableció que los tintes permanentes para el cabello estaban relacionados con el cáncer de mama, el cáncer de ovario y el carcinoma basal.

Sin embargo, los tintes temporales para el cabello no se asociaron con el riesgo de cáncer, y los tintes permanentes no parecieron aumentar el riesgo de otros tipos de cáncer.

Una limitación de este estudio es que incluyó principalmente a mujeres blancas, todas ellas profesionales de la salud, por lo que no está claro si los resultados se aplican a otros datos demográficos.

También hay muchas cosas que todavía no sabemos sobre cómo la frecuencia de exposición podría marcar la diferencia en los riesgos para la salud de los tintes para el cabello, o incluso qué tipos podrían ser los culpables.

Los investigadores concluyeron que se necesitaba más investigación para comprender quiénes podrían estar en riesgo y cuán preocupados deberíamos estar.

3. Un elevado número de parejas sexuales e infecciones de transmisión sexual

El mayor riesgo de ciertos cánceres es una razón para evitar las relaciones sexuales sin protección.El mayor riesgo de ciertos cánceres es una razón para evitar las relaciones sexuales sin protección.
El mayor riesgo de ciertos cánceres es una razón para evitar las relaciones sexuales sin protección.

Crystal Cox/Business Insider

Un estudio de 2020 ha establecido que tener un mayor número de parejas sexuales puede, en algunos casos, estar relacionado con un mayor riesgo de cáncer.

En concreto, las personas con 10 o más parejas sexuales en su vida tienen más probabilidades de desarrollar cáncer, según los investigadores.

Lo más probable es que esto se explique en parte por el hecho de que más parejas aumentan las posibilidades de estar expuesto a una infección de transmisión sexual. Ciertos tipos, como el virus del papiloma humano o VPH, están asociados con cánceres de genitales o garganta.

Las mujeres en particular tienen un mayor riesgo de cáncer si tienen más parejas, probablemente porque el VPH es una de las principales causas de cáncer de cuello uterino.

Sin embargo, el estudio concluyó que el mayor riesgo no se limitaba a estos tipos de cánceres. Las personas con 10 o más parejas tenían un mayor riesgo de cáncer de cualquier tipo, lo que sugiere que otros factores pueden influir. Los factores del estilo de vida, como la dieta, el ejercicio, el alcohol y el tabaco, también están relacionados con el riesgo de cáncer.

Sin embargo, los investigadores observaron solo a los británicos mayores de 50 años, utilizando datos de 1999 a 2001, por lo que no está claro si estos resultados se pueden extrapolar a una población más amplia.

4. Algunas pastillas para bajar de peso

Un fármaco supresor del apetito para bajar de peso se ha relacionado con los tumores.Un fármaco supresor del apetito para bajar de peso se ha relacionado con los tumores.
Un fármaco supresor del apetito para bajar de peso se ha relacionado con los tumores.

Crystal Cox/Business Insider

En enero, la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (conocida en sus siglas en inglés como FDA) advirtió a los consumidores sobre el popular medicamento para bajar de peso Belviq después de que un ensayo de seguridad descubriera que estaba asociado con un mayor riesgo de cáncer.

El fabricante del medicamento, Eisai, retiró voluntariamente el producto en febrero. Sin embargo, señaló en la página web de Belviq, que su interpretación del ensayo de seguridad era diferente de la de la FDA y que la compañía creía que el producto aún tenía más beneficios que riesgos.

El medicamento, que fue aprobado en 2012, fue diseñado para reducir el apetito al dirigirse a un área específica del cerebro.

No está claro si el medicamento era la causa directa del cáncer, por lo que la FDA señaló en su declaración inicial que continuaría evaluando los resultados del ensayo de seguridad y actualizando la información a los consumidores según sea necesario.

El retiro del mercado del medicamento puso bajo el foco las preocupaciones que existen alrededor de los medicamentos para bajar de peso, que históricamente han incluido sustancias con riesgos de adicción, incluidas las anfetaminas. Desde entonces, se han aprobado medicamentos con más precaución para tratar la obesidad; actualmente, la FDA solo ha dado el visto bueno a 4 medicamentos para ese uso. 

5. El sedentarismo

Pasar muchas horas sentado o tumbado no es bueno para la salud a largo plazo.Pasar muchas horas sentado o tumbado no es bueno para la salud a largo plazo.
Pasar muchas horas sentado o tumbado no es bueno para la salud a largo plazo.

AleksandarNakic/Getty Images

La Asociación Estadounidense del Cáncer ya recomienda el ejercicio regular para reducir el riesgo de cáncer, pero una nueva investigación de este año indica que es aún más importante de lo que pensábamos.

Una nueva investigación en 2020 proporciona la evidencia más convincente hasta la fecha de que incluso los cambios menores en la rutina diaria pueden marcar una diferencia significativa en el riesgo de cáncer.

Un estudio de 8.000 personas estableció que los participantes que eran los menos activos tenían el mayor riesgo de contraer cáncer durante 5 años de seguimiento.

Estudios anteriores han descubierto resultados similares utilizando datos autoinformados, que pueden ser notoriamente poco fiables. Esta última investigación fue única porque utilizó un rastreador de actividad para medir cómo de sedentarios eran los participantes durante el período de estudio. Como resultado, los investigadores tenían más confianza en su conclusión de que un estilo de vida sedentario estaba relacionado con el riesgo de cáncer.

Incluso una pequeña cantidad de deporte, como caminar, reduce levemente el riesgo cáncer, según el estudio. Si hablamos de 30 minutos al día, la reducción del riesgo puede ser de un 30%.

Sin embargo, el estudio no proporcionó información sobre el tipo de cáncer con el que se asocia un estilo de vida sedentario, por lo que se necesita más investigación sobre ese y otros posibles riesgos para la salud de la inactividad.

6. El racismo

Manifestantes contra el racismo con la Marcha por la justicia y la comunidad de Burlington-Alamance en Graham, Carolina del Norte, el 11 de julio.Manifestantes contra el racismo con la Marcha por la justicia y la comunidad de Burlington-Alamance en Graham, Carolina del Norte, el 11 de julio.
Manifestantes contra el racismo con la Marcha por la justicia y la comunidad de Burlington-Alamance en Graham, Carolina del Norte, el 11 de julio.

LOGAN CYRUS/AFP via Getty Images

Ya sea protestando por la brutalidad policial o reconociendo que el COVID-19 ha afectado de manera desproporcionada a las comunidades de color, enfrentar el racismo ha sido un tema importante en 2020.

Sin embargo, también aparece en formas más sutiles. El racismo ambiental, por ejemplo, se refiere a la tendencia de las personas negras a verse afectadas de manera desproporcionada por los contaminantes en el aire, el agua, e incluso en sus hogares. La exposición a sustancias químicas tóxicas en la vida diaria está relacionada con múltiples tipos de cáncer, además de otros problemas de salud.

Quizás lo más insidioso es que el racismo también se observa en el sistema de salud de EEUU. Las personas de color tienen menos probabilidades de tener acceso a una atención de calidad y más probabilidades de desconfiar de la industria médica como resultado de injusticias pasadas.

Si bien esta no es información nueva, una investigación específica en 2020 arrojó datos concretos que examinan estas consecuencias del racismo médico. El hallazgo final es que los afroamericanos tienen más probabilidades de morir de formas tratables de cáncer. Por otro lado, si un paciente negro tiene acceso al tratamiento adecuado, sus posibilidades de supervivencia son las mismas que las de un paciente blanco.

LEER TAMBIÉN: 11 tipos de cáncer que están aumentando en niños, adolescentes y jóvenes

LEER TAMBIÉN: 12 cosas potencialmente cancerígenas que consumes a diario

LEER TAMBIÉN: 17 signos que indican que podrías tener cáncer, según expertos

VER AHORA: Ángel Sáenz de Cenzano, CEO de LinkedIn España: “El mayor reto del mercado laboral será la capacitación de las personas para dar respuesta a las necesidades del futuro”