Pasar al contenido principal

7 ETF en los que invertir si se produce un aumento de la incertidumbre en los mercados

Antes de la apertura del mercado en Wall Street
Cristina Gálvez / Héctor Chamizo
  • Aunque los mercados avanzan con más fuerzas, a algunos les preocupa que 2019 se parezca mucho a la "exuberancia irracional"
  • Desde multitud de firmas de análisis, como Goldman Sachs o RBC, señalan que hay razones para permanecer invertido en la renta variable y puesto que los datos económicos indican que las acciones estadounidenses pueden seguir subiendo, al menos, en el corto plazo. 
  • Sin embargo, en el caso de que haya otra posibilidad de que pueda entrar en nuestras carteras más obstáculos, hay 7 fondos cotizados (ETF), que pueden resultarte de interés, tal y como exponen estas casas de análisis. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aunque los mercados avanzan con más fuerzas, a algunos les preocupa que 2019 se parezca mucho a la "exuberancia irracional" citada por Alan Greenspan durante el apogeo de la década de 1990, según exponen muchos expertos en las últimas fechas.

Desde multitud de firmas de análisis, como Goldman Sachs o RBC, señalan que hay razones para permanecer invertido en la renta variable y puesto que los datos económicos indican que las acciones estadounidenses pueden seguir subiendo, al menos, en el corto plazo. 

Sin embargo, en el caso de que haya otra posibilidad de que pueda entrar en nuestras carteras más obstáculos, hay siete fondos cotizados (ETF), que pueden resultarte de interés, tal y como exponen estas casas de análisis. 

Leer más: Me he 'colado' en Wall Street para ver cómo es realmente por dentro la bolsa más importante del mundo

SPDR Gold Shares (GLD)

Lingote de oro.
Reuters

El oro es la inversión para aquellos que buscan un activo no con los mercados. Y con unos 42.000 millones en activos bajo gestión, GLD es el producto negociado en bolsa para inversores individuales que buscan tener metal dorado en sus carteras

Los activos de GLD son 100% de lingotes físicos. Este ETF es una alternativa mucho más simple para los inversores que buscan un activo sólido como cobertura.
 

iShares Core U.S. Aggregate Bond ETF (AGG)

Una pareja viendo las opciones de inversión.
Getty Images

Otra clase de activo importante a considerar si deseas reducir tu perfil de riesgo es la renta fija. ¿Pero qué tipo de bonos? Estos instrumentos de deuda vienen en distintas formas y tamaños, incluidos los bonos corporativos, la deuda soberana y los bonos basura que generan grandes tipos de interés como cobertura

En lugar de intentar navegar por este espacio complicado por tu cuenta, este fondo iShares ofrece una ventanilla única eficaz para la totalidad del mercado de bonos. Con más de 65.000 millones en activos y un rendimiento de alrededor del 2,7%.
 

iShares Edge MSCI Min Vol USA ETF (USMV)

Cómo medir la volatilidad en el Ibex
rawpixel / unsplash

Si aún deseas invertir en gran medida en acciones, pero estás interesado en reducir tu perfil de riesgo ante un mercado incierto, este fondo iShares es una buena opción. Se trata de un vehículo de baja volatilidad, con más de 36.000 millones de dólares en activos bajo gestión. 

Está compuesto por más de 200 de las acciones más grandes de Estados Unidos, entre las que se encuentran Verizon Communications o Coca-Cola Co. Además, tiene un sesgo hacia valores de gran capitalización que históricamente han caído menos que la media del mercado durante las recesiones.
 

Invesco S&P MidCap ETF low volatility (XMLV)

Volatilidad como una montaña rusa
Getty Images

Adoptando un enfoque similar, este fondo de baja volatilidad de Invesco permite una aproximación ligeramente "más productiva", centrándose en compañías de mediana capitalización. Si bien es cierto que las empresas más grandes a veces ofrecen más estabilidad, ese no es siempre el caso, como lo demostró la crisis financiera de 2008. 

Entre otros activos tiene en cartera Liberty Property Trust o la empresa regional de servicios públicos OGE Energy Corp. Sin embargo, estos se seleccionan gracias a un perfil de riesgo más bajo que sus homólogos, lo que significa que puedes protegerte sin renunciar al potencial de crecimiento.
 

Vanguard Megacap ETF (MGC)

Traders en Wall Street operando
Reuters

En cambio, si deseas centrarte únicamente en los grandes nombres, Vanguard ofrece un fondo de mega capitalización con las acciones más grandes estadounidenses. Después de todo, es muy poco probable que una empresa como Apple, con casi 300.000 millones en caja, quiebre. 

Con alrededor de 260 valores, este fondo toma aproximadamente la mitad de las acciones que cotizan en el S&P 500 y cuenta con una capitalización de mercado media de cerca de 130.000 millones. Con todo, hay que tener en cuenta que estos títulos suelen pertenecer a sectores como el financiero o el tecnológico, representando un poco más del 41% de la cartera.
 

Legg Mason Low-Volatility High-Dividend ETF (LVHD)

Cuál es la rentabilidad real y nominal en una inversión
Antonio Guillem / GettyImages

Otra forma de invertir en acciones con un perfil de riesgo más bajo es enfocarse en valores de dividendos orientados a los ingresos. En términos generales, una compañía que paga un dividendo constante es una apuesta más segura que una que no lo hace

Este fondo de Legg Mason se concentra en valores con generosos pagos de dividendos, pero también despliega una metodología de detección similar a los fondos de baja volatilidad, creando una cartera que debería resistir a una recesión pero que aún ofrece algún tipo de recuperación
 

Cambria Tail Risk ETF (TAIL)

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal
Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal. REUTERS/Sarah Silbiger

Aunque quizás sea el fondo más sofisticado de esta lista, el ETF TAIL de Cambria es quizás la forma más pura defender tu cartera que existe para los inversores individuales. Al poner parte de su dinero en bonos del Tesoro de Estados Unidos y el resto en instrumentos relativamente baratos que suben a lo grande cuando el mercado baja, el fondo está diseñado para caer lentamente en los buenos tiempos y pagar grandes cantidades ante una recesión

Y además