Donald Trump, Djokovic, Bolsonaro o Bolt: 10 personajes públicos que no se tomaron en serio el coronavirus y acabaron infectados

Brazil's President Jair Bolsonaro adjusts his protective face mask at a press statement during the coronavirus disease (COVID-19) outbreak in Brasilia, Brazil, March 20, 2020. Picture taken March 20, 2020.
Ueslei Marcelino/Reuters
  • Algunas figuras políticas, atletas y celebridades no se tomaron en serio la amenaza de la pandemia de COVID-19, negándose a usar mascarillas o bromeando públicamente sobre ella.
  • A pesar de rechazar las afirmaciones sobre la amenaza del virus, terminaron contrayéndolo ellos mismos.
  • A continuación, puedes ver a 10 personajes públicos de distintos ámbitos que subestimaron el coronavirus y acabaron enfermando, entre los que se encuentran Donald Trump, Djokovic o Bolsonaro. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde el comienzo de la crisis del coronavirus, algunos políticos, atletas y celebridades no se tomaron COVID-19 en serio, lo subestimaron o incluso culparon a los homosexuales.

Se negaron a usar mascarillas, bromearon sobre el virus o hicieron grandes fiestas a pesar de las restricciones de seguridad sanitaria. Pero fue la infección la que rió la última y varios de los dudosos, negacionistas y activistas del movimiento antimascarilla terminaron por enfermar.

Aquí tienes 10 figuras públicas que dieron positivo en el test de COVID-19 después de no tomar en serio su amenaza o incluso negarla.

1. El tenista Novak Djokovic dio positivo en COVID-19 después de organizar un controvertido torneo de tenis en junio.

Novak Djokovic y su esposa anunciaron que habían dado positivo en el test de COVID-19 el 23 de junio, poco después de haber organizado un polémico torneo de tenis en Europa del Este. El evento, que Djokovic organizó y en el que involucró a otros jugadores profesionales, fue en su mayoría sin restricciones anti-pandemia.

No se impuso el distanciamiento social en las tribunas, las mascarillas eran escasas y los jugadores se mezclaban libremente, intercambiando regularmente abrazos y apretones de manos.

Además de Djokovic y su esposa, dos entrenadores y al menos tres jugadores destacados también dieron positivo en las pruebas del virus.

Leer más: Motivos por los que España tiene peores datos de coronavirus que otros

De hecho, Djokovic reveló que no cree en las vacunas y que sería reacio a recurrir a una para el COVID-19. "Personalmente, me opongo a la vacunación y no me gustaría que alguien me obligara a tomar o ponerme una vacuna para poder viajar", indicó.

"Tengo mis propios pensamientos sobre el asunto y no sé si esos pensamientos cambiarán en algún momento", añadió. En su libro de cocina autobiográfico Serve To Win, Djokovic expresó previamente su fe en la forma de medicina alternativa conocida como kinesiología aplicada.

2. El ex candidato presidencial republicano Herman Cain, que había sido escéptico sobre el uso de mascarillas, murió después de contraer el virus.

El ex candidato presidencial republicano Herman Cain murió el 30 de julio después de ser hospitalizado con COVID-19. Tenía 74 años.

El día antes de que Cain fuera hospitalizado, tuiteó en apoyo de la decisión de la campaña de Trump de no exigir mascarillas en la celebración del Día de la Independencia en el Monte Rushmore. La publicación, ahora borrada, indicaba que "las mascarillas no serán obligatorias para el evento, al que asistirá el Presidente Trump. LA GENTE ESTÁ HARTA!" 

Cain sugirió que el escepticismo sobre la vacuna se justificaba en otro tuit porque el Gobierno y los medios de comunicación habían "incinerado su credibilidad". 

No está claro cómo contrajo el virus. 

3. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que repetidamente menospreció la amenaza del coronavirus, dio positivo el 8 de julio.

Desde el comienzo de la pandemia, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, minimizó los riesgos de lo que llamó "la pequeña gripe", según la BBC.

Bolsonaro se opuso a los cierres locales, acusó a los medios de comunicación de propagar el pánico, y se quejó continuamente de las medidas "dictatoriales", como el uso de cubiertas para la cara.  

Antes de dar positivo el 8 de julio, el presidente brasileño asistió a varios eventos públicos sin mascarilla y estrechaba la mano y abrazaba a sus seguidores.

Bolsonaro dijo que estaba tomando hidroxicloroquina, un medicamento contra la malaria que también fue promovido por el presidente Donald Trump. No se ha demostrado que el medicamento sea eficaz contra el virus.

Brasil tiene el tercer número más alto de casos de COVID-19 y el segundo más alto de muertes en el mundo, según un rastreador de la Universidad John Hopkins (EEUU).

4. El líder de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana, el Patriarca Filaret, dio positivo para COVID-19 después de decir que el virus era el castigo de Dios por el matrimonio gay.

El Patriarca Filaret, que dirige la Iglesia Ortodoxa Ucraniana, dio positivo para COVID-19 el 8 de septiembre.

El líder religioso desató la indignación en marzo después de afirmar que el coronavirus era el castigo de Dios por la "pecaminosidad de la humanidad; en primer lugar, el matrimonio entre personas del mismo sexo", según The Independent.

Leer más: 30 errores que han ayudado a propagar el coronavirus por todo el mundo

El hombre, de 91 años, descubrió que tenía COVID-19 al poco tiempo.

5. El parlamentario Louie Gohmert había estado caminando por los pasillos del Capitolio de EEUU sin mascarilla hasta que dio positivo.

El congresista Louie Gohmert dio positivo en el test de coronavirus el 29 de julio después de negarse a usar una mascarilla en el Capitolio.

"No puedo evitar pensar si la hubiera contraído si no hubiera usado tanto una mascarilla en los últimos 10 días", sospechó.

Después del resultado positivo de su prueba, el congresista no se aisló y regresó a su oficina porque quería informar a su personal sobre su diagnóstico en persona. También usó hidroxicloriquina para tratarse a sí mismo.

6. Del mismo modo, el representante del Partido Republicano Tom Rice también contrajo el virus después de negarse a usar mascarilla.

El diputado Tom Rice, que se negó a usar un mascarilla en la Cámara, se convirtió en el primer legislador en tener coronavirus.

Rice dijo más tarde que no se arrepentía de no haber llevado mascarilla en el Capitolio.

"Entiendo que no te protege tanto como a otras personas", mencionó. "No creo que hubiera hecho mucha diferencia. Es decir, si me hubiera contagiado en la Cámara... dudo que tuviera algo que ver con eso", añadió.

7. El Primer Ministro británico, Boris Johnson, aseguró en marzo que la gente "se alegraría de saber" que el virus no le impediría saludar a los pacientes del hospital con un apretón de manos. Dos semanas, después dio positivo.

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció que dio positivo en la prueba del coronavirus el 27 de marzo y fue ingresado posteriormente en el hospital.

Al principio de la pandemia, el mandatario celebró una conferencia de prensa en la que aseguró haber visitado a pacientes con coronavirus en un hospital y que la gente "se alegraría de saber" que el virus no le había impedido estrechar sus manos

Leer más: Boris Johnson amenaza a Angela Merkel con un Brexit sin acuerdo si la UE no cede a sus demandas

En abril, un ministro de su gabinete dijo que Johnson se había perdido cinco reuniones informativas de emergencia consecutivas en el período previo a la crisis del coronavirus, a pesar de las advertencias emitidas en enero y repetidas en febrero.

8. Usain Bolt dio positivo por el virus unos días después de dar una gran fiesta por su 34 cumpleaños

El hombre más rápido del mundo, Usain Bolt, dio positivo en COVID-19 el 25 de agosto, unos días después de dar una gran fiesta por su 34 cumpleaños.

Los videos e imágenes de la fiesta en redes sociales mostraron a Bolt bailando entre una gran multitud. La mayoría de los asistentes no llevaban mascarillas ni practicaban el distanciamiento social. 

9. El jugador de Utah Jazz Rudy Gobert bromeó sobre el virus en una rueda de prensa antes de convertirse en el primer jugador de la NBA en dar positivo.

Hace cuatro meses, la temporada de la NBA fue suspendida repentinamente después de que el pívot de los Utah Jazz, Rudy Gobert, se convirtiera en el primer jugador en dar positivo por COVID-19.

Días antes de su diagnóstico, Gobert había bromeado sobre el virus y, en una rueda de prensa, tocó cada micrófono y grabadora que los periodistas le pusieron delante.

Más tarde, el jugador de baloncesto francés se disculpó públicamente en Instagram: "He pasado por tantas emociones desde que me enteré de mi diagnóstico... sobre todo miedo, ansiedad y vergüenza".

"Lo primero y más importante es que me gustaría disculparme públicamente con las personas que pude haber puesto en peligro. En ese momento, no tenía ni idea de que estaba infectado. Fui descuidado y no tengo excusa", añadió. 

10. Donald Trump minimizó la amenaza del coronavirus, pero ahora está infectado y permanece en cuarentena con su mujer.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, junto a su esposa Melania.El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, junto a su esposa Melania.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, junto a su esposa Melania.
REUTERS/Carlos Barria

El pasado 2 de octubre se conocía la noticia de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, daba positivo por coronavirus, al igual que la primera dama, Melania Trump.

El médico de la Casa Blanca, Sean Conley, publicó en su momento un comunicado confirmando el diagnóstico, en el que asegura que están los dos bien "por el momento". En cuanto a la forma de contagiarse, todo apunta a que ambos contrajeron la enfermedad después de que su confidente y consejera de la Casa Blanca, Hope Hicks, diese positivo esta misma semana.

Desde el principio de la pandemia, el presidente ha estado minimizado su amenaza en más de una ocasión.

Tanto es así que, en el debate de las presidenciales, Trump se burló de Biden por estar pendiente de usar una mascarilla para evitar la propagación del coronavirus.

"Me pongo una mascarilla cuando creo que la necesito", dijo. "Cada vez que lo ves, tiene una mascarilla".

Ahora, tanto él como su mujer tenían pensado pasar la cuarentena en su residencia actual (la Casa Blanca), pero las últimas informaciones apuntan a que Trump ha sido trasladado a un hospital militar como medida de precaución.

 

Con información de Ana Muñoz de Frutos

LEER TAMBIÉN: La Universidad de Oxford reanuda las pruebas de la vacuna de AstraZeneca

LEER TAMBIÉN: La presencia de coronavirus infeccioso en heces vuelve a despertar preocupaciones sobre si son vía de contagio: esto es lo que se sabe

LEER TAMBIÉN: La peor noticia para las apps que rastrean contactos del coronavirus: no hay método infalible para calcular si son útiles

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Listas
  3. curiosidades
  4. Trending