Amancio Ortega orquestó 3 sociedades en Malta para pagar menos impuestos por su superyate 'Drizzle' de 95 millones de euros

Amancio Ortega, fundador de Inditex. Getty Images
Amancio Ortega, fundador de Inditex. Getty Images
Getty Images
  • El empresario gallego gozó de un ahorro fiscal de 24 millones de euros: la diferencia entre matricular su actual embarcación en Malta, y no en España.
  • La compañía principal se llama Crepusculum y el empresario la constituyó en 2008. Dicha firma creó 2 filiales, dueñas de los 2 barcos que Ortega abanderó sucesivamente en Malta.
  •  "Ni existe, ni ha existido nunca, nada irregular en esta operación”, ha explicado un portavoz de la familia. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El fundador y accionista mayoritario de Inditex, Amancio Ortega, decidió crear una estructura societaria en Malta para abanderar allí una embarcación de lujo, con lo que el ahorro fiscal de hacerlo allí y no en España ascendió a 24 millones de euros, de acuerdo a una investigación de Infolibre.

Este medio ha tenido acceso a diversa documentación de dicha estructura societaria creada por Ortega en Malta, incluidos recibos de transferencias bancarias realizadas por el empresario gallego a la compañía maltesa Crepusculum Holding.

La estructura habría sido la encargada de aportar el dinero para la compra de los 2 superyates que ha tenido sucesivamente matriculados en aquel país.

La embarcación que Ortega tiene ahora matriculada en Malta le costó 95 millones de euros. Le habría costado 24 millones de euros más de haberlo hecho en España en concepto de IVA y de impuesto de matriculación.

Otro ahorro fiscal, aunque de menor cuantía, sería la cotización empresarial por los 18 tripulantes contratados, mucho más alta en España que en Malta.

Un portavoz de Amancio Ortega ha asegurado que la decisión de abanderar los dos barcos en Malta no obedeció a motivaciones fiscales, sino al objetivo de “poder navegar por el Mediterráneo con la mayor discreción y privacidad posibles.

Además, ha destacado que las sociedades maltesas siempre han estado declaradas ante la Hacienda española: “Ni existe, ni ha existido nunca, nada irregular en esta operación”.

El primer movimiento: una primera embarcación

En abril de 2008 se constituyó Crespusculum Holding Company Limited y un día después esta sociedad creó una filial, Drizzle Yachts XXI Limited.

Como accionista de Crespusculum en el Registro Mercantil de Malta figura la firma TCV Management Trust Services Limited, parte del grupo Mamo TCV Advocates. Pero los malteses son meros testaferros, el dueño de Crepusculum desde su constitución es Amancio Ortega.

Crepusculum abrió una cuenta en el Bank of Valleta, en la capital de Malta, a la que Amancio Ortega empezó a enviar los fondos necesarios para la adquisición y posterior mantenimiento de su superyate.

De esta forma, el empresario transfería el dinero desde una cuenta personal en el Banco Pastor en A Coruña a la entidad financiera maltesa, los fondos se utilizaban para afrontar ampliaciones de capital en Crepusculum, que de forma inmediata aprobaba una ampliación de capital en su filial Drizzle Yachts XXI.

El segundo Drizzle

"Amancio Ortega tenía una embarcación en España para navegar por Galicia. En un momento determinado decidió que le gustaría también navegar por el Mediterráneo, pero hacerlo con la mayor discreción y privacidad posibles", explica un portavoz del empresario.

Hasta 2017, los medios de comunicación nunca informaron sobre la existencia de ese primer superyate abanderado por el empresario en Malta, el cual fue vendido en 2012 a un empresario japonés, que lo rebautizó como Issana.

Así, el segundo Drizzle —que esta vez ya salió de fábrica con este nombre— se inspiraba en el anterior, pero era más grande y lujoso.

Medios especializados en el sector calculan que los costes anuales de mantenimiento de una embarcación de recreo representan aproximadamente el 10% de su precio de adquisición, en cuyo caso el Drizlle saldría por más de nueve millones de euros al año.

La compañía encargada de adquirir inicialmente este segundo superyate de Ortega con bandera maltesa fue de nuevo Drizzle Yachts XXI, pero el empresario coruñés decidió constituir una nueva sociedad en Malta para transferirle la propiedad.

Posteriormente, en 20 de junio de 2013, Amancio Ortega constituyó una tercera sociedad en Malta, Claritas Company, creada también como una filial de Crepusculum Holding.

Esta sociedad fue una pieza imprescindible para acogerse al régimen fiscal especial de Malta para el abanderamiento de embarcaciones de recreo.

Los documentos confirman que las empresas maltesas de Amancio Ortega siguieron milimétricamente un esquema para gozar de este régimen fiscal en el abanderamiento de embarcaciones de recreo. 

En definitiva, en la operación de compra por leasing desarrollada en 2013 y 2014 participaron las 3 sociedades maltesas del dueño de Inditex: el barco lo adquirió inicialmente Drizzle Yachts XXI, que se lo alquiló primero y vendió después a Claritas, y estas 2 compañías obtenían sus fondos a través de Crespusculum.

El ahorro fiscal de matricular la embarcación en Malta

En España las embarcaciones abonan el impuesto de Matriculación, que es un 12% del valor del barco. En el caso del Drizzle ascendería a 11,4 millones de euros. En Malta no existe este tributo, pero sí una cuota de registro y una cuota anual.

Con las características del Drizzle, la cuota de registro sería de 317 euros y la tasa anual de algo más de 750 euros. Pero al tratarse de un barco de edad no superior a cinco años ambas disfrutan de una reducción.

Con todo ello, el importe total abonado no llega a 5.000 euros. El ahorro fiscal en el registro o matriculación del barco ha sido, por tanto, del 99,96%.

El régimen fiscal especial para la compra de embarcaciones de recreo mediante leasing vigente en Malta hace que el IVA se pueda reducir considerablemente, al abonar un 5,4% sobre el precio de alquiler y un 18% sobre el importe de venta tras el arrendamiento.

En España no existe ese régimen fiscal especial y la adquisición de un yate está sujeta al IVA general del 21% (17,1 millones). Así que por esta vía Ortega se ahorró 11,8 millones.

La otra residiría en los costes de la tripulación. Al tener bandera maltesa, los trabajadores están sometidos al régimen laboral de aquel país.

En España los trabajadores del mar cuentan con un régimen especial que sitúa en el 35% dicha cotización, mientras que en Malta está en el 9%. Es imposible fijar con precisión el ahorro fiscal en este capítulo sin conocer la nómina exacta de los 18 tripulantes del Drizzle.

Pero según las estimaciones que se hacen para este tipo de plantilla, un cálculo conservador sitúa en más de 50.000 euros la diferencia anual de cotizaciones empresariales entre Malta y España.

La comparación tributaria se completaría con el impuesto de Sociedades, aunque en este caso el dueño de Inditex no obtiene ningún beneficio por tener la empresa en Malta.

El único tributo relacionado con su superyate que el dueño de Inditex paga en España es el de Patrimonio.

"Todos los años Amancio Ortega paga el Impuesto de Patrimonio. Y también se declaran, lógicamente, las transacciones exteriores que se realizan por el envío de los fondos necesarios para cubrir los costes de mantenimiento de la embarcación”, confirma su portavoz.

Otros artículos interesantes:

La cartera inmobiliaria de Amancio Ortega llega a los 14.000 millones de euros de valoración y supera a las grandes socimis en España

Así vive y gasta su fortuna Marta Ortega, la nueva presidenta de Inditex: la hija de Amancio es una apasionada de la hípica y los yates y tiene su propio "búnker" de 500 metros cuadrados

El patrimonio de Amancio Ortega creció un 4% en 2020 hasta los 61.132 millones de euros

Te recomendamos