Pasar al contenido principal

Todo lo que según Amazon se perderá el Pentágono por adjudicarle el contrato JEDI a Microsoft: la compañía insiste en que su tecnología es "objetivamente superior"

El CEO de Amazon, Jeff Bezos
El CEO de Amazon, Jeff Bezos Reuters
  • En sus quejas tras perder el lucrativo contrato JEDI, Amazon insiste en que su tecnología en la nube es superior que la de Microsoft.
  • Siempre ha mantenido que la principal razón por la que han perdido este contrato es Trump, pero en su denuncia lista múltiples áreas en las que piensa que su tecnología en la nube y experiencia es superior a la de Microsoft.
  • El documento ofrece una extraña imagen de cómo Amazon ve sus propias fortalezas competitivas frente a su principal rival.
  • No obstante, Microsoft también presenta batalla en esas áreas y un analista de Wall Street cree que el Departamento de Defensa de los Estados Unidos no va a cambiar de idea.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando se les pregunta a los ejecutivos de Amazon por las fortalezas de sus productos frente a los de sus competidores, siempre esquivan la cuestión diciendo que la compañía se centra en los clientes, y no en sus rivales.

Pero en su queja formal después de que Microsoft ganara el contrato JEDI de 10.000 millones de dólares, Amazon se ha visto obligada a hacer exactamente eso: hablar de sus rivales.

En los documentos que se han hecho públicos este lunes, Amazon hace la siguiente afirmación: la tecnología en la nube de la firma es "objetivamente superior" a la de Microsoft, y por lo tanto, la única razón por la que el Departamento de Defensa de los Estados Unidos ha adjudicado finalmente este contrato a Microsoft es para contentar a Donald Trump.

Leer más: Proyecto JEDI: el acuerdo de 10.000 millones del Pentágono que tiene en jaque a las grandes tecnológicas

Así, Amazon ha generado mucho estupor, al defender con esta vehemencia sus productos. La compañía alega que su tecnología en la nube es mejor gracias a una herramienta llamada Nitro. Los documentos la mencionan repetidamente. Por ejemplo:

"Amazon Web Services ofrecía unas capacidades avanzadas de una tecnología en la nube que Microsoft no puede alcanzar. Estas capacidades incluyen el uso de la arquitectura Nitro, una herramienta de virtualización basada en hardware y que provee de una seguridad y rendimiento excepcionales para todos los usuarios del Departamento de Defensa".

Nitro es un chip, una tarjeta y un software personalizados, fruto de la compra de la discreta compañía israelí Annapurna Labs por 350 millones de dólares en 2015.

Es, fundamentalmente, un método basado en hardware que hace pensar a cada dispositivo que trabaja en el sistema en la nube de Amazon que cuenta con un servidor subyacente para él solo cuando, en realidad, lo está compartiendo con un buen puñado de otros programas. Este tipo de tecnología es la que se conoce como virtualización y no es nueva. Microsoft ha tenido su propio software de virtualización durante décadas. En el documento de Amazon se compara Nitro con el software de Microsoft. Y, como imaginabas, resalta las carencias del programa de Microsoft.

Aunque Amazon es la propietaria de Nitro, la industria considera esta tecnología como parte de una tendencia en el cloud computing conocida como tarjetas inteligentes. Microsoft también las usa, aunque de una forma diferente. La fórmula de Microsoft es conocida como la Microsoft Azure FPGA, detalla el Data Center Knowledge.

Amazon también siente que el personal del que dependía la adjudicación de este contrato también ha fallado al no darle a Amazon Web Services el suficiente reconocimiento por su trabajo con otra reservada agencia gubernamental. El nombre de este contrato y de esta organización están redactados, pero la industria ya sabía que Amazon es conocida por prestar su servicio de nube a la CIA. El contrato lo ganó en 2013.

Amazon quiere el reconocimiento de haber trabajado para la CIA

Vestíbulo de la CIA.
Thomson Reuters

"El Departamento de Defensa no puede razonar con éxito que Microsoft, sin experiencia operando o alojando documentación y archivos clasificados, propusiese un rendimiento más efectivo que el de Amazon Web Services", insiste la firma en su denuncia.

Sin embargo, en 2018, cuando ambas compañías redactaban sus ofertas para el contrato JEDI, Microsoft ganó un pequeño contrato de servicios en la nube para la CIA y otras agencias de inteligencia. Geekwire lo desgranó en ese momento: quizá esta adjudicación no fuera rival para el servicio de Amazon para la CIA, pero sí evidenció que Microsoft podía alcanzar los estándares de seguridad del gobierno estadounidense.

Amazon también argumenta que el Departamento de Defensa cometió errores evaluando los méritos técnicos de su tecnología en la nube y que cambió el listado original de requisitos de modo que disminuyó las posibilidades de Amazon pero aumentó las de Microsoft.

Este es un punto interesante, porque durante los dos años en los que se ha licitado el contrato JEDI los competidores de Amazon se han quejado de que la compañía había encontrado la forma de ponerlo todo a su favor.

Oracle incluso demandó y perdió: el juzgado dictaminó que no se había probado ningún conflicto de intereses del Departamento de Defensa durante el proceso de recepción de ofertas. Oracle ha recurrido.

Amazon menciona esta percepción que tuvieron sus competidores en la queja, y escribe:

"De hecho, la propia Amazon Web Services (...) fue una de las protagonistas en las preocupaciones de la industria sobre si el contrato JEDI se había redactado específicamente para Amazon, ya que la propia industria creía (sic) que Amazon Web Services estaba muy por delante del resto del sector a la hora de alojar documentos y datos clasificados".

La oferta de Microsoft en la fase inicial pudo haber sido más baja que la de Amazon

Donald Trump, Satya Nadella y Jeff Bezos.
El presidente Donald Trump; el CEO de Microsoft, Satya Nadella; y el CEO de Amazon, Jeff Bezos. Associated Press

Aunque Amazon se queja de que la adjudicación del contrato se ha hecho pensando en contentar a Trump, no está claro si su oferta fue la más baja en el periodo inicial de la licitación. La queja incluye la cantidad inicial de la oferta de Amazon, aunque admite que tuvo que subir el precio después de que el Departamento de Defensa redefiniera sus requisitos. La queja también revela que la primera oferta de evaluación de Microsoft se cifró en 678.517.417,38 dólares (cerca de 613 millones de euros).

En cualquier caso, es necesario apuntar que es habitual que los posibles contratistas del gobierno presenten quejas cuando pierden contratos de tanto valor. También merece la pena recordar que Microsoft ya tiene décadas de contratos federales con el Departamento de Defensa y otras agencias.

El tiempo dirá si los argumentos de Amazon funcionarán. Al menos un analista de Wall Street, el analista Dan Ives de Wedbush Securities, cree que la queja será inútil.

Mientras tanto, Microsoft contradice las críticas de Amazon acerca de que su tecnología en la nube es superior.

"Tenemos confianza en el cualificado personal del Departamento de Defensa, y creemos que los hechos demuestran cómo han llevado a cabo un minucioso, completo y limpio proceso de licitación, determinando que Microsoft satisface mejor sus necesidades", ha defendido un portavoz de Microsoft a Business Insider. "Hemos trabajado duro en los últimos dos años para innovar constantemente, diferenciando y mejorando nuestras ofertas para nuestros clientes".

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime

Y además